juntaandaluciaEconomía publica las bases que regirán la nueva convocatoria de ayudas al B1, que serán gestionadas por las Universidades

El acuerdo, que establece un plazo de solicitud del 15 de junio al 15 de octubre, amplía los beneficiarios y establece un procedimiento que simplifica la tramitación

La Consejería de Economía y Conocimiento ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA-http://juntadeandalucia.es/boja/2016/104/2) el acuerdo alcanzado con las universidades públicas andaluzas en el marco del Consejo Andaluz de Universidades (CAU) que fija los criterios que regirán la nueva convocatoria de ayudas a la acreditación de idiomas, conocidas como becas B1.

El acuerdo, que amplía el arco de posibles beneficiarios y el plazo para la presentación de solicitudes, establece un nuevo procedimiento que simplificará la tramitación de las ayudas y que consiste en que las mismas serán solicitadas directamente por el alumnado ante las Universidades públicas andaluzas donde estudian el Grado, que disponen de información necesaria de los alumnos para dar cumplimiento a la convocatoria, como su condición de becario del Ministerio de Educación y, en muchos casos, la acreditación del idioma.

El estudiante, que podrá recibir una ayuda de hasta 300 euros, tan solo deberá presentar la factura y, caso de que no lo hubiera hecho antes, el certificado de acreditación. Cada universidad definirá el organismo a través del cual se hará la solicitud.

La convocatoria amplía también los posibles beneficiarios de las ayudas, ya que se
hace extensiva a estudiantes que en algún año de sus estudios hayan sido becarios del Ministerio de Educación y que en alguno de esos años consiguiera el certificado de acreditación del idioma, es decir, no se restringe esta condición al curso actual.

Junto a ello, se amplía la fecha de solicitud de la nueva convocatoria al periodo comprendido entre el 15 de junio y el 15 de octubre, tras el cual se producirá una resolución provisional, un plazo de reclamación y una resolución final. Las ayudas siguen siendo en régimen de concurrencia no competitiva, lo que implica que toda persona que cumpla los requisitos podrá recibirla.

Asimismo, las bases establecen que cualquier estudiante que haya solicitado la ayuda en la convocatoria anterior y esté pendiente de resolución, puede acogerse a la nueva presentando en su Universidad un escrito de renuncia a la solicitud del curso pasado y entregando la nueva, de manera que no pueda vulnerarse el requisito de la convocatoria de que no se podrá cobrar ninguna otra ayuda pública para el mismo fin.

Andalucía, pionera en la acreditación y ayudas
Andalucía fue pionera en la exigencia de un nivel de idioma para conseguir el Grado, decisión que se adoptó en el proceso de adaptación de licenciaturas, diplomaturas e ingenierías al Espacio Europeo de Educación Superior.

De este modo, las universidades públicas andaluzas acordaron que en la mayoría de las titulaciones el nivel exigido fuera intermedio, correspondiente al B1. También se estableció que dicho nivel se acreditaría exclusivamente a través de un examen, que debería ajustarse a las competencias descritas en el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (MCER).

Para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a esta acreditación, en julio del pasado año la Junta de Andalucía puso en marcha por primera vez las ayudas para financiar los gastos derivados de hacer el examen de acreditación lingüística, convirtiéndose en la única comunidad autónoma que está financiando la adquisición de la competencia lingüística. El objetivo es que las condiciones económicas no sean un freno para la adquisición de esta competencia.

Print Friendly, PDF & Email