Los fotógrafos de boda son muy importantes para reflejar la espontaneidad del amor y para ello, los novios deben de sentirse relajados, como relajados deben estar en el momento de querer tener un hijo e iniciar la aventura de un embarazo.

Nada menos forzado que el amor. En las demostraciones de cariño, lo que cuenta es la espontaneidad y esto es lo que saben captar los Fotógrafos de boda que saben ir un paso más allá y no se contentan con hacer meros reportajes, sino que además quieren captar el alma de estas celebraciones. Las fotografías salen mejor y más genuinas si se evita posar y es el fotógrafo el que hace su trabajo mientras los novios se centran en vivir al máximo la ceremonia y los demás asistentes también.

De hecho la fotografía de boda ha ultrapasado su mero sector y ya se clasifica como fotografía artística. Es el autor de cada foto de boda el que hace posible esto, y es por motivos como este que los novios escogen con esmero a su fotógrafo.

Las mejores fotografías de boda son aquellas que captan los aspectos más reales

Llama la atención una agencia de fotógrafos de boda en Valencia que hace los reportajes anunciando que no se preocupen por ellos, que se irán moviendo y ni advertirá que están ahí, o si lo advierten, pasarán a ser otro actor de la ceremonia que se dedicará a captar los mejores momentos de la misma.

Los portafolios de los fotógrafos de boda hablan por sí mismos, y son estos los que hacen que los novios se puedan decantar por elegir unos sobre otros. Y, por supuesto, las mejores fotografías de boda son aquellas que captan los aspectos más tiernos y sugerentes mucho más allá de los meros posados, que se siguen haciendo.

Los posados en las bodas son un modo de dejar testimonio gráfico de los asistentes que suelen fotografiarse junto a los novios. Esta es una forma de consideración a los invitados y una fórmula que se repite tanto en las bodas de las personas normales como las de las celebrities y hasta de la realeza.

El uso de los teléfonos móviles ha cambiado muchos los hábitos en la fotografía de bodas, ya que los asistentes la pueden sacar con su terminal, pero esto no es posible en las celebraciones VIP, en cuyo caso, los propios invitados deben dejar sus móviles, para salvaguardar las exclusivas de la prensa.


Nervios, el peor aliado de las mujeres a la hora de concebir y vivir el embarazo

Tras una boda es usual que los novios se decidan a tener un hijo y aquí se pone encima de la mesa el problema de infertilidad de alguno de los dos, si lo hay y cuando no lo hay, simplemente se pone en evidencia el ansia de algunas mujeres por quedarse embarazadas.

Para lograr un embarazo, los nervios y el estrés son los peores aliados, ya que pueden lograr que  no se lleve a buen término la fecundación, de modo que es mejor aparcar las expectativas y dejar que la naturaleza haga su curso, siempre y cuando se haya descartado que existe algún problema estructural en el hombre o en la mujer.

Es de sobras conocido el caso de muchas mujeres que después de descartar un embarazo propio, optan por la adopción o la fecundación in vitro y cuando ya tienen su primer hijo se quedan embarazadas de un modo natural. Tener en cuenta los días de la fecundación es muy importante para quedarse encinta, pero no se puede tener una vida sexual en función de esto a menos que se quiera acabar con la buena salud de la misma vida sexual.

Los hombres que se cuidan en la alimentación, hacen deporte y mantienen una mente sana también tienen unos espermatozoides más sanos, así que lo mejor para quedarse embarazada es mantener esta actitud vital abierta que no solo consigue que las mujeres nos quedemos embarazadas, sino que también funciona para bien en todos los ámbitos de la vida.

Print Friendly, PDF & Email