(Jesús López) Estimados compañeros del Círculo de Alhaurín de la Torre.

Éstos días hemos visto como IU, fuerza política hermana, ha llevado a cabo un llamamiento a la Confluencia dirigido a partidos políticos, sindicatos, organizaciones y personas a título individual. Teniendo en cuenta los acontecimientos en nuestra organización a nivel regional que marchan en la misma línea, y los procesos internos abiertos para la elección de órganos rectores de la política en nuestro municipio os invito a tener en cuenta los siguientes aspectos:

Vistalegre 2 y sus documentos organizativos nos dicen que “Los Círculos Podemos son nuestra unidad básica de organización y la primera instancia de participación política en Podemos, una herramienta pensada para la acción política directa de Podemos desde la cercanía a sus respectivos ámbitos, territoriales o sectoriales, que favorezca la organización por encima de criterios partidistas o ideológicos”  (art. 49 y siguientes). Pero también dice el documento en su artículo 50 que: “Los Círculos Podemos son soberanos para tomar decisiones en su ámbito territorial, sectorial o temático, siempre que no contravengan expresamente los aspectos esenciales de la posición política de la organización expresada a través de sus diferentes órganos electos.”

El proceso o llamamiento abierto por IU a nivel local es un punto de inflexión en la carrera hacia las elecciones municipales de 2019. Creo firmemente que el Círculo de Alhaurín de la Torre, y teniendo en cuenta los documentos organizativos, ni puede ni debe pronunciarse como PODEMOS en la localidad al llamamiento. En primer lugar por lo expuesto en los documentos en los que NO tiene voz como PARTIDO. En segundo lugar, como organización descabezada a nivel local y con las elecciones internas a varios meses vista, sería incongruente la participación como ente (Círculo), ya que el nuevo SG (salga quien salga) deberá contar con su propio proyecto político-organizativo presentado a las bases y votado por las mismas, con lo que lo recogido en ellas, deberá ser “exigido” por la militancia.

Me gustaría que quedase claro que no estoy diciendo No a la confluencia, si no que ésta no puede quedar condicionada previamente a la elección de los órganos rectores de la política local que están por elegir.

Os invito pues, a un debate interno, provechoso y sosegado sobre la participación individual y colectiva en el llamamiento a la confluencia de IU, en la que debemos ponderar muchísimos aspectos, entre los cuales se encuentra la conformación de listas municipales, un programa, etc por una asamblea “abierta” y presencial, tal y como proponen. Tal extremo, teniendo en cuenta la baja participación presencial de nuestra organización pero con un gran número de inscritos que sí participan de manera telemática, sería una vía que no pondría en valor el verdadero potencial de nuestra organización,nuestro peso real.

Lo que planteo, en resumen, es que la confluencia es muy positiva pero debe ser consensuado el procedimiento de cómo se elabora, quién participa, cómo lo ponemos en marcha y no aceptar lo primero que se nos ofrece. No concebiría un proceso de tal calado sin el concurso de los más de 500 militantes de manera telemática de manera previa. Creo que necesitamos, primero una reunión de trabajo (o varias mejor dicho), y después una Asamblea propia con MAYÚSCULAS para ratificar las conclusiones de esa reunión o reuniones, para después, como digo, someterlas al voto de nuestra militancia. Todo ello teniendo en cuenta que no debemos hipotecar al próximo SG y su llegada a la organización, repito, sea el que sea.

Un saludo.

Jesús David López Jimena.

Militante de Podemos en Alhaurín de la Torre.