(Francisco Javier Zambrana Durán – Diario Alhaurín)

Finales de 2016. Algunas tablas con 4 ruedas danzan por Alhaurín de la Torre. Buscan barandillas a las que subirse para grindar, y tablas de madera sobre las que apoyarse. Estefanía Pérez y José María Rodríguez, en cambio, maquinan una idea que con el paso de los meses tomará forma: el primer club de monopatín del municipio. ‘‘La presión de este grupo terminó con la concesión del Ayuntamiento, y allí comenzó la historia’’.

Después de más de dos años y dos competiciones destacadas en el ámbito provincial, el Skate alhaurino puede sentirse consolidado. Su objetivo principal, desde sus inicios, fue hacerse grande paso a paso, rompiendo con lo establecido previamente y diseñando un plan de crecimiento que trascendía más allá del resto de disciplinas. ‘‘Había chicos que patinaban muy bien, y que eran auténticas promesas, pero tenían un Skate Park bastante malo’’, confirma Estefanía.

Pese a ser un deporte de la calle, los riesgos que presentó esta disciplina en el municipio fueron claros. ‘‘Las multas son un problema, pero también en ocasiones la seguridad. No se debería aprender en la calle en solitario, sino en zonas vigiladas. Por ejemplo, en Alhaurín hay algunos puntos en los que se reúnen para practicar, como Plaza España. Al final son chavales encima de un patín’’, destaca la componente del club. Desde la remodelación del parque de Skate, la seguridad se ha equilibrado, y los jóvenes pueden practicar su disciplina de manera controlada.

Sin embargo, todavía existen una serie de aspectos que deberían mejorarse para una práctica óptima del deporte. ‘‘Necesitaríamos unas normas, como por ejemplo que no se pueden llevar a niños pequeños que puedan tener un accidente al chocar con algunos de los que allí están entrenando. Esto es muy importante, porque hasta que no pase algo grave, no se le va a prestar demasiada atención’’, afirma. ‘‘No queremos que nuestro deporte se vea dañado por algo que se puede evitar previamente’’.

Algunos de los miembros del Club Skate Alhaurín. – Fuente: Club Skate Alhaurín.

La consolidación de este deporte ha traído consigo la imperiosa necesidad de hacerse con una zona de formación que convierta una simple afición en un trabajo para los chicos y chicas que lo practican. A largo plazo, sus planes pasan por estos puntos, como puede ser la creación de una escuela en la que los jóvenes encuentren una salida profesional. ‘‘La escuela es nuestro objetivo, para que así puedan trabajar en ella aquellos que practican este deporte’’, precisa Estefanía. ‘‘Nos gustaría que el Ayuntamiento fomentara la práctica de enseñar a los chavales a formarse deportivamente, que, debido a que no han accedido a la ESO, están fuera de los estudios y podrían reconducirse con este proyecto del Skate’’.

La ampliación del club y la participación en campeonatos internacionales como los Juegos Olímpicos se mantiene en su horizonte, pero sigue siendo factible. Sin embargo, para que todo esto tenga lugar, es necesario un empuje por parte de las instituciones que permita que el deporte trascienda más allá de los saltos en el half-pipe y se lance hacia el estrellato. ‘‘Queremos organizar competiciones a nivel nacional, y hacer del Skate un deporte importante, para que así Alhaurín se posicione como punto importante dentro del ranking de esta disciplina en España’’.

‘‘Podemos sustentarnos, pero nosotros lo que nos hace falta realmente para poder presentarnos a competiciones nacionales y organizarlas en Alhaurín es una parte de Bowl’’, añade. Esto requeriría la construcción de una nueva pista, similar a una piscina, en la que se practicaría esta segunda modalidad dentro del Skate.

La mejora de las instalaciones supondría un gran avance y permitiría que el municipio se posicionara como una meca en el mundo del monopatín, pudiendo incluso competir contra otros puntos consolidados en Málaga. ‘‘Para que todo funcionase nos gustaría tener una zona con bancos para que los chicos se puedan poner fuera del Skate Park a comer y una caseta para que el club pueda tener todo su material para las clases’’, comenta Estefanía.

Salgan o no adelante, las aspiraciones del club no defraudan a los amantes de este deporte que cada vez más se practica en el municipio. La inclusión en las Olimpiadas de Tokio 2020 permitirá que tenga un crecimiento exponencial, y aumentará la demanda de instalaciones. El objetivo del club alhaurino, como el de cualquier otro, será sacar partido de ello y satisfacer dicha petición de los jóvenes.


Entrevista realizada por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Estefanía Pérez (Club Skate Alhaurín). – Todos los derechos reservados.

Print Friendly, PDF & Email