Según los expertos la contracción del PIB que se espera para este año será la más alta de la historia reciente del país. De hecho, lo mismo va a suceder para la tasa de paro, el déficit y la deuda pública.

Todo esto se debe en gran parte a la crisis sanitaria, la cual ha provocado catástrofes en la economía no solo de España, sino para toda la economía mundial del primer orden.

Incluso, se dice y se repite que se trata de uno de los peores escenarios desde la Gran Depresión de 1929. En el caso concreto de España esta no se escapa de tal escenario debido al cierre de todas las actividades económicas, salvo las esenciales, por ocho semanas de marzo, abril y mayo van a ocasionar una caída del PIB para este año.

Pero, esto no es lo único, sino que conforme el año avanza y se van obteniendo más datos del impacto de la situación, las previsiones empeoran. Por ejemplo, el pasado 1 de mayo el Gobierno español anunció una contracción del PIB en 2020 de un 9%, ahora las predicciones son mucho más pesimistas.

Según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) asegura una caída de la economía española de un 12.8%. Mientras que, la OCDE vaticina, prevé una caída del 11.1%, siempre que no haya un rebrote del virus y en caso de que si los haya puede llegar a un 14.4%. Por su lado, la comisión española, busca ser un poco más cauta y adelanta una contracción de 9.4%, calculando que la medida de la eurozona baje un 7.7% para este año.

Por otro lado, el Banco de España ha tenido que realizar unos pronósticos inéditos basados en tres escenarios. Esto en base al gran nivel de incertidumbre que existe, poniéndose en el peor de los casos, el PIB de España se contraerá un 15.1%, en un escenario de recuperación gradual se estima un 11.6% y en el de una recuperación temprana de un 9%.

Para entender la gravedad de la situación en la crisis del 2009, la economía, solo tuvo una caída del 2.6%, que comparado con lo que se espera para este año no es nada. De hecho, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) solo en el primer trimestre el desplome fue del 5.2%.

Como resultado de ello, los grandes indicadores económicos, vaticinan un panorama bastante sombrío y esto no es solo para España, sino para muchos países del mundo.

En cuanto a la tasa de paro esta no bajará del 18% en ninguna de las previsiones. Sin embargo, el Banco de España llega a situarla en el 23.6% en el peor de los escenarios o de riesgo. Mientras que, el gobierno, la coloca en 19% en la Encuesta de Población Activa (EPA), pero hay que mencionar que en esta no se incluyen a los trabajadores afectados por los expedientes de regular temporal de empleo (ERTE).

Si hablamos del déficit este se va a disparar por encima del 10% para todos los analistas oficiales. Por el otro lado, la deuda pública, se colocaría en el 115% del PIB en una situación poco pesimista. Hay que señalar que la subida de esta última ha hecho que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Caos, reclamara al Gobierno a emprender con rapidez reformas estructurales para contenerla y alejar de este modo la huida de los inversores.

Con todo esto en el parón obligado por el estado de Alarma provocó un derrumbe sin precedentes tanto en la demanda como en la oferta. De igual forma llevó a un desplome de la inversión y de la confianza de los agentes económicos. Afortunadamente, la aprobación en marzo de los ERTE, por fuerza mayor o extraordinarios ha logrado calmar, por el momento, la destrucción definitiva de cientos de miles de puestos de trabajo.

Sin embargo, en España la situación apunta a ser grave, de hecho, tanto el FMI como la OCDE afirman que este será el país más perjudicado del mundo desarrollado. A todo esto, no podemos irnos sin antes invitarte a darle un vistazo a este artículo sobre Cuenta Expansión. De igual forma, puedes encontrar información sobre Organización y Personas, Garment Printing y Promoesport.

Print Friendly, PDF & Email