Para mantener los dientes, la lengua y las encías saludables, es muy importante realizar un buen cuidado bucal. Los principales problemas bucales que suelen sufrir algunas personas son el mal aliento, aftas bucales, boca seca, herpes labial, caries o candidiasis bucal. Afortunadamente estos problemas son tratables con el diagnóstico y cuidado adecuado de un dentista.

Visita una clínica odontológica

Muchas personas están acostumbradas a ir al dentista cada seis meses, pero es posible que sea necesario visitarlo más a menudo, dependiendo del estado de la salud bucal y los dientes del cliente. Las principales clínicas dentales como PRODENTIS, proveen cuidado preventivo, restaurador, cosmético y de emergencia en un ambiente limpio, seguro, agradable y de cuidado.

Cuando se visita al dentista para una consulta, es necesario realizarse un examen o evaluación. Durante el proceso, el dentista examina la salud bucal actual, cualquier riesgo de enfermedad en el futuro y aconseja sobre el cuidado y tratamiento necesario para asegurar una buena salud bucal y mantener los dientes sanos y limpios.

Los servicios incluyen limpiezas, radiografías, restauraciones incluyendo empastes y coronas, tratamientos de conducto, desgaste/erosión dental, extracciones, fabricación de aparatos para apretar la articulación temporomandibular, fracturas dentales, decoloración y desmineralización intrínseca de los dientes, protectores bucales atléticos; blanqueamiento dental… Las referencias se dan según sea necesario.

Tipos de consulta y servicios que se ofrecen en una clínica dental

Ortodoncia

La ortodoncia es un tratamiento que se aplica cuando los dientes presentan una mala colocación. Se pueden utilizar aparatos fijos o funcionales, los cuales aplican una suave presión para mover los dientes a la posición adecuada. Los beneficios de este tratamiento son el enderezamiento de dientes y alineación de la mordida y el tratamiento puede alargarse desde varios meses hasta un par de años para arreglar el problema.

Endodoncia

La endodoncia o tratamiento de conducto, permite conservar los dientes durante toda la vida. Cuando un diente se daña por caries o lesiones, los conductos dentro de la raíz del diente pueden infectarse.  Si la infección no se trata, puede causar dolor intenso, abscesos y pérdida. Afortunadamente, la infección puede ser removida del diente y la pieza puede ser restaurada a su función normal.

Coronas y puentes

Las coronas y los puentes fortalecen y protegen los dientes y mejoran la sonrisa, generalmente están hechos de porcelana o metal y se colocan sobre el diente dañado tras reducirse su tamaño. Las coronas son extremadamente duraderas y solo requieren el mismo cuidado que los dientes naturales.

Dentaduras

Las dentaduras postizas parciales y completas son exclusivas para pacientes que han perdido todas las piezas o le faltan la gran mayoría de ellas. Generalmente esto sucede por alguna enfermedad o por la edad. En la mayoría de los casos, si un paciente tiene que extraer sus dientes restantes, se pueden colocar dentaduras postizas completas en la misma cita a la clínica dental para que no tenga que quedarse sin dientes.

Tratamiento periodontal

La enfermedad de las encías (también conocida como enfermedad periodontal) ataca el hueso, los ligamentos y las encías que sostienen los dientes. Sin tratamiento, la enfermedad periodontal conduce a la pérdida de dientes. Afortunadamente, con un diagnóstico temprano, la terapia periodontal trata las infecciones de las encías causadas por las bacterias de la placa.

Blanqueamiento

El blanqueamiento dental requiere de productos que contengan decolorantes dentales, como el peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno. Se aplica por medio de distintos mecanismos como el láser, LED o ultravioleta. Es un proceso muy simple que logra que los dientes sean más brillantes, porque rompe las manchas en partes pequeñas y hace que el color sea menos concentrado.

Los implantes dentales

Un implante dental es una raíz artificial hecha de un metal noble como el titanio. Los implantes dentales son cómodos y parecen dientes reales, tienen como objetivo sustituir las raíces que faltan y dar soporte a los dientes de reemplazo artificial. El diente de reemplazo artificial se adhiere al implante, este a su vez actúa como un ancla para mantenerlo en su lugar.

Los implantes dentales en Málaga se colocan quirúrgicamente en el hueso maxilar, donde sirven como las raíces de los dientes perdidos. Debido a que el titanio de los implantes se fusiona con el hueso maxilar, los implantes no resbalan, no hacen ruido, ni causan daño óseo de la misma manera que los puentes fijos o las dentaduras postizas. Los materiales no se pueden deteriorar como los dientes que soportan los puentes regulares.

La forma en que se realiza la cirugía de implantes dentales depende del tipo de implante y de la condición del maxilar del paciente. El mayor beneficio de los implantes es el apoyo sólido para los nuevos dientes, un proceso que requiere el saneamiento del hueso alrededor del implante y que puede durar varios meses. La clínica Prodentis cuenta con dentistas profesionales y con una larga experiencia, además de lo último en equipos de tecnología para ofrecer el mejor servicio a los clientes.

Print Friendly, PDF & Email