El alcalde firma un nuevo decreto para frenar los contagios por el que los parques infantiles y las pistas polivalentes se clausuran de diez de la noche a ocho de la mañana. El cierre de las sedes vecinales se compensará con actividades en instalaciones al aire libre

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha firmado un nuevo decreto de medidas para “priorizar la salvaguarda de la vida y la salud” ante la situación de emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus. El decreto afecta en concreto a los parques, pistas deportivas y centros sociales, que van a limitar considerablemente su actividad con el objetivo de frenar en todo los posible los contagios de Covid-19.

Así, todos los parques, incluidos los infantiles y aquellos que se encuentran en espacios abiertos, quedarán cerrados por las noches, de diez de la noche a ocho de la mañana. Esta limitación, que afecta a todos los equipamientos de esos recintos, ya estaba en práctica de hecho en aquellos parques que cuentan con vallado y horario, como los de El Algarrobal, Jardín Oriental Bienquerido o La Zambrana.

También se cierran en la misma franja todas las pistas polivalentes de las barriadas, “dando lugar el incumplimiento de esta limitación a la adopción de las medidas legales procedentes contra los infractores”, señala el decreto. En cuanto a los centros sociales, se ha optado por cerrarlos, “sin perjuicio de que se puedan desarrollar actividades en instalaciones alternativas al aire libre, y sin perjuicio de que se pueda hacer uso, para necesidades puntuales, de espacios o equipamientos municipales”.

El alcalde justifica estas medidas “dada la situación de especial riesgo derivada del incremento de casos postivos por Covid-19 que se está produciendo, en los momentos actuales”. En el decreto se hace referencia a la Orden del 16 de agosto de la Junta de Andalucía que alerta de que, si bien la situación no es comparable a la sufrida los meses de marzo y abril, “se observa un incremento constante de casos en todo el territorio, que va progresivamente generando un número creciente de casos graves que requieren hospitalización e ingreso en UCI”.

También se ha observado que una parte de los jóvenes, en horas nocturnas, se están reuniendo, en gran número, en los bancos de parques públicos y en pistas polivalentes, sin guardar las debidas condiciones de seguridad, de ahí que se haya optado por esta limitación. En el caso de los centros sociales, su clausura está relacionada con la asistencia de grupos de edades vulnerables o de riesgo a las actividades que allí se desarrollan habitualmente.

“En ambos casos, se concluye en la necesidad de tener que adoptar medidas de prevención al respecto, pues, en una crisis sanitaria de esta envergadura, es preferible el exceso de celo, que el exceso de confianza”, añade el texto de la Alcaldía.

Print Friendly, PDF & Email