(Oficina de Comunicación Ayto. Alhaurín de la Torre) La celebración de la festividad de Nuestra Señora de la Merced se localizó en Sol Andalusí en 2011 y 2012. La prisión provincial recibirá tres millones de inversión para mejoras. Las autoridades se suman al dolor por la muerte de una madre y su hijo en el barrio de La Luz

 El templete de la Finca Municipal El Portón, de Alhaurín de la Torre, ha vuelto a ser protagonista hoy del acto central que organiza la Prisión de Málaga con motivo de la festividad de Nuestra Señora de la Merced, Patrona de Instituciones Penitenciarias. El evento, al que han asistido autoridades civiles, militares, policiales, judiciales y consulares de la provincia, así como cofradías y colectivos sociales, culturales y de cooperación, ha reunido a un buen número de miembros de la plantilla del cuerpo penitenciario, que han sido objeto de homenajes y colaboraciones especiales, todo ello, en el hermoso entorno ajardinado de El Portón, tras dos llevándose a cabo en el teatro del complejo Sol Andalusí.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, como anfitrión de este acto, ha estado representado por el teniente de alcalde, Gerardo Velasco, en sustitución del regidor, Joaquín Villanova, que se encontraba en el Congreso de los Diputados en su calidad de parlamentario. También ha acudido el resto de la Corporación Municipal.

En el capítulo de discursos, todas las autoridades se han sumado al dolor por la muerte de Estefanía y su hijo Aarón, ayer en el barrio de la luz, supuestamente a manos del compañero sentimental, posteriormente detenido. También han condenado esta “repugnante” acción y han felicitado a las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE) por el inmediato arresto del individuo.

En primer lugar, ha intervenido el director de la prisión, Ángel Herbella, quien ha subrayado que la población reclusa del centro penitenciario está en “mínimos históricos”, con algo menos de 1.300 internos y que el recinto va a obtener una inversión del Gobierno central de tres millones de euros para mejoras en general, especialmente en los sistemas de depuración de aguas -gestión personalmente promovida por Joaquín Villanova-.

Herbella insiste en el papel reinsertador que persigue la actividad penitenciaria con vistas a evitar la reincidencia y ha reflexionado las numerosas medidas alternativas y programas específicos para un mejor tratamiento penitenciario y sanitario como garantía del éxito para la recuperación de las personas privadas de libertad. Hizo también hincapié en el excelente trabajo que realizan los profesionales de instituciones penitenciarias, sobre todo, a nivel educativo, con más de 4.500 internos matriculados en distintos niveles y 450 en cursos de formación.

El alcalde accidental, Gerardo Velasco, ha vuelto a destacar las excelentes relaciones entre el centro penitenciario y el Ayuntamiento, fruto de las cuales han fraguado numerosos proyectos deportivos, culturales -a través del Colectivo Moraga, que acaba de obtener un importante premio del movimiento internacional  ‘Cien ciudades para la paz’- y sociales. “Podemos asegurar que la política penitenciaria hoy en españa es un modelo de buen funcionamiento, que apuesta por la inserción social de las personas privadas de su libertad, y que es fruto del gran trabajo que los diferentes gobiernos han venido realizando desde la transición.

Print Friendly, PDF & Email