Mañana, Pleno Extraordinario para debatir las cuentas anuales, que repuntan ligeramente, hasta los 37,5 millones de €, tras cuatro años de descensos. Se conserva el gasto social, baja el endeudamiento financiero y disminuye el pago a proveedores a 30 días.

“Estamos especialmente orgullosos de este Presupuesto, hecho con austeridad, rigor e imaginación, porque mantiene el tipo en el peor año de crisis y permite sostener la inversión, la cobertura social y los servicios públicos esenciales”. Con estas palabras se ha referido el alcalde, Joaquín Villanova, a las cuentas anuales del Ayuntamiento para 2013, cuyo debate plenario tendrá lugar mañana viernes a las ocho de la mañana. El borrador del texto que se somete a dictamen plenario arroja unas cifras muy significativas y que rompen la dinámica general en la provincia de Málaga: mientras el resto de instituciones locales bajan sus cifras entre un cinco y un diez por ciento, el Presupuesto de Alhaurín de la Torre experimenta una ligera subida respecto a 2012, al situarse en casi 37,5 millones de euros, esto es, casi 400.000 euros más -el 1%-, tras cuatro ejercicios de caídas progresivas. El capítulo de inversiones repunta de igual forma: de 7,2 millones en las cuentas de este año, a 7,6 millones, más del 20% del total, aspecto que convierte al Ayuntamiento en el primer motor económico y estimulador de empleo del municipio.
El gran mérito de las finanzas del Consistorio para el año próximo reside en haber sabido combinar con enorme precisión varios elementos, que aparentemente resultan contradictorios: el gran esfuerzo de contención de gastos y el rigor de cada una de las delegaciones municipales, que ahorran de media un 12 por ciento, y ello pese a la subida de los costes de mantenimiento por la subida del IVA, carburantes o electricidad; el descenso del endeudamiento financiero; la disminución del plazo de cobro de los proveedores, que se sitúa ya en 30 días, para alivio de las empresas suministradoras y, sobre todo, la congelación de todos los tributos municipales, así como las medidas de amortiguación a causa de la subida del recibo del IBI, que suponen merma en los ingresos municipales.
Esta “ingeniería financiera”, según Villanova, es fruto de un arduo trabajo elaborado desde hace meses por la Alcaldía y la Concejalía de Economía y Hacienda, resumido en la máxima de “hacer lo mismo con menos dinero”, es decir, mezclando austeridad y rigor con imaginación.
El capítulo de inversiones también repunta ese 1% del presupuesto general y permite afrontar importantes proyectos para seguir haciendo crecer al municipio: la segunda anualidad del llamado ‘Edificio Inteligente’ como germen de la futura Ciudad Aeroportuaria, con 1.609.000 euros; tres cuartos de millón de euros para nueva infraestructura de agua y saneamiento; otros tres cuartos de millón de euros para la mejora y acondicionamiento de vías públicas, carreteras de la red local y accesos a barriadas y núcleos periféricos; 700.000 euros para la gran vía-parque de circunvalación de la variante norte, que también será desdoblada; un millón de euros para el Teatro Municipal, y otros 180.000 euros para construir una depuradora en barriadas.
El alcalde avanza que, por cuarto año consecutivo, ha sido posible aminorar el gasto corriente, aunque en esta ocasión un poco menos, en torno a 300.000 euros, debido sobre todo al fuerte alza de los precios de los suministros de energía por la subida del IVA y el coste de los materiales. Esto es algo que muy pocos ayuntamientos pueden permitirse en los tiempos que corren, al igual que el esfuerzo inversor, que supera el 20 por ciento del total, todo un récord en la provincia, o el pago puntual y sin retrasos a los proveedores, con quienes no existe deuda alguna.
Las cuentas que se presentan al Pleno, a juicio de Villanova, están perfectamente nivelada, cumplirán el objetivo de estabilidad presupuestaria requerido por la ley y no repercuten en la presión fiscal a los contribuyentes. Representa un presupuesto creíble, realista, saneado, con un carácter muy social y solidario, lo que nos vuelve a situar como ejemplo en Andalucía por su austeridad, rigor y equilibrio económico, fruto de un trabajo que se remonta años atrás, al haberse gastado siempre menos de lo que se ingresaba y sabiendo guardar para cuando no hubiera, concluye el mandatario.

Print Friendly, PDF & Email