El Plan de Choque para el Empleo, dotado con 200 millones de euros, va a dedicar la mitad de su presupuesto en combinar contrataciones para trabajadores en desempleo y sin subsidio, y, al mismo tiempo, reforzar las estructuras educativas en territorio andaluz, escuelas, institutos y colegios. Destacar que, como criterio político, hemos entendido como fundamental extender un mayor número de actuaciones en municipios pequeños, frente a la construcción de grandes proyectos. Ello va a permitir que pequeñas empresas puedan abordarlos y contratar personas de la localidad. El Plan OLA (Plan de Oportunidades Laborales en Andalucía) alcanzará así con casi 300 millones.

Este boletín se recibirá en todas las provincias, junto a otro, personalizado, en el que se detallan las inversiones y partidas destinadas a cada provincia en concreto. Se convierte la publicación, en un documento de consulta, útil y al servicio de los ayuntamientos que saben bien lo que cuesta abordar gastos de mantenimiento en sus centros educativos.

Se han determinado como principales criterios los de necesidades de escolarización y los de seguridad en los edificios, la eficiencia energética, eliminación de barreras arquitectónicas y modernización, así como espacios deportivos y demás requisitos de habitabilidad.
La presencia en la negociación de esta distribución, del Director General de Administración Local Antonio Maillo, entre otros interlocutores, ha incorporado una amplia visión territorial para que pequeñas empresas de pequeños municipios tengan nuevas oportunidades.

La apuesta por el empleo y por la educación, son dos de los principales ejes estratégicos de Izquierda Unida en el gobierno andaluz y a ello van dedicados los mayores esfuerzos. 754 actuaciones dotadas con algo más de 286 millones de euros así lo certifican. Este ejercicio de transparencia, forma parte también de otra manera de gobernar, comprometido con las andaluzas y los andaluces en las pasadas elecciones autonómicas del 25 de marzo.