CARTEL HADAS(Margarita Bokusu Mina) ¿Cómo estás? Vuelvo a darte la enhorabuena por lo que ya sabes pero no entro en detalles por lo que a continuación te cuento. 

Verás, es viernes 25 de octubre y me disponía a escribir mi artículo semanal, en Diario Alhaurín, cuando se me ha ocurrido hacer algo así como matar dos pájaros de un tiro: redactar dicho artículo a la vez que respondo a tu correo electrónico. Que los dos sean uno, que suena muy romántico. Total, Chico López, el editor, me da libertad y tú también, que ya son algunos años desde que nos conocemos, querida.

Imagino que voy a poner, en el asunto del “mail” que te envíe, algo parecido a: “Un pequeño homenaje a tu persona” y en la parte donde se escribe copiaré el enlace del artículo y un “emoticón” dando un besito. Espero que te guste la idea, ya me cuentas. Lo del homenaje es por nuestra larga amistad a distancia y por haber sido la primera persona en adquirir mi novela, nada más enterarte. Eso me llegó al alma, corazón.

Una de las últimas frases que me dedicas desde Australia dice: “Espero que todo te vaya bien y que goces de salud si es que el tema laboral sigue igual.”

Te cuento: el tema laboral no ha cambiado. Van a ser cinco años ya en casa de mis padres, sin ingresos, a pesar, como bien sabes, de estar licenciada en Filología Inglesa, tener cursos relacionados con la docencia, de operadora de cámara, jardinería… experiencia, poca, como acomodadora en un teatro londinense… recepcionista, teleoperadora, administrativa, profesora y bla, bla, bla.

            Ahora bien, ayer hice la segunda presentación de mi novela, en lo que va de mes, en el Hotel Vincci Selección Posada del Patio, un lujazo. Esta presentación estaba incluida en el acto de clausura de lo que ha sido la exposición de pintura de Jesús, que también actuó junto a su cuadro flamenco, como en la inauguración. Si quieres leer lo que escribí sobre la primera vez, ver las fotos y un vídeo, aquí tienes el enlace: https://www.alhaurindelatorre.com/de-como-fue-la-presentacion-de-mi-novela-en-el-hotel-vincci-y-mas/

            De la presentación de anoche voy a adjuntar cinco fotos propias y otras, más un vídeo, que tomó el tío de Antonio. Mis fotos son las de la entrada al lugar, acristalado hasta el suelo para que se puedan observar restos arqueológicos, al fondo de esta foto está el lugar donde se desarrolló el evento. Esta vez hubo aproximadamente el mismo número de personas que la anterior pero no exactamente las mismas. Tuvimos desde un precioso niño de nueve años, que no podía evitar mover el pie al ritmo de la música flamenca, a una señora de ochenta que adquirió mi novela. Personas elegantemente vestidas y otras ‘elegantemente’ jipis. “La elegancia es una cuestión interna, no externa” creo que dijo alguien ¿Chanel?

            Cuando estaba hablando sobre mi novela, lo cual no duró más de diez minutos, llegó una persona a quien apenas se veía tras su gran objetivo. Venga disparar. Así seguía mientras sonaban los primeros acordes, el rasgueo en la guitarra, el cante de Luís, las palmas de Alba y Rocío, el compás… Hasta que me di cuenta de que ella debía ser Azucena. Crucé la sala lo más invisible posible y confirmé que la fotógrafa era la mujer con la que había “chateado” por Facebook alguna vez y que me había prometido venir. Me dio una inmensa alegría encontrar a alguien de palabra. Así se lo dije. Había traído a su hijito, Javier, y a su señora madre, Carmen. Hablamos después del espectáculo. Quizá dentro de unas horas también reciba el enlace de su artículo con sus fotos sobre este encuentro. Entre otras cosas, me dijo que debería salirme un padrino, un/a mecenas o una madrina, alguien así… Por mi parte, con que quienes se vayan enterando de la existencia de mi novela la compren y recomienden a sus amistades me basta. Creo.

Con tanta emoción, tanto “feeling”, se nos olvidó hacernos una foto juntas con la novela, esta que solo se puede encontrar en http://bit.ly/10XMSJX para libro electrónico (ebook) o en papel y que llega a casi cualquier lugar del planeta.

            Hoy me ha tocado ir haciendo publicidad, por la red social ya mencionada, de mi próxima presentación, a la que está invitado todo el mundo. Será el próximo sábado, 2 de noviembre, a las 21:00, en El Bosque de las Hadas, una tetería-restaurante vegetariano, sita en C/ Brahms 4, barriada La Paz. En este caso, parece ser, la música de fondo será la de Tabletom, con Rockberto, porque los organizadores, de ArteSano, son admiradores de la banda y en particular de nuestro  querido maestro-guru-sultán al que no olvidaremos.

            A ver, yo me había prometido, por ser el número de ventas escuálido, el volver, a partir de esta quinta presentación, a mis estudios y dejarme de artículos semanales, si acaso compartir, en Diario Alhaurín, los mensuales que hago, desde julio, también por amor al arte, en Revista Guatiní, sobre Málaga, es decir, dejarme de tanta creatividad que no da para comer (creo que pega más “tanto cuento”). Llevo pensándolo casi desde el principio, cuando, allá por abril, por primera vez en mi vida, era consciente de que estaba desviándome de mi camino (oposiciones a secundaria, a falta de otra cosa)… El fin de semana próximo toca el artículo sobre “Mi Málaga en noviembre” y ya no sé si haré otro acerca de lo que haya acontecido en El Bosque de las Hadas, incluyendo el vídeo de mi entrevista con el gran Domi del Postigo, en 101.TV, prevista para este martes, a eso de las 21:30.

Lo de Domi fue que le envié una solicitud de amistad, por Facebook, la aceptó y rápidamente quiso que participara en su programa para hablar sobre literatura juvenil y de monstruos, pero al decirle que mi novela es para mayores de 18 y no es sobre monstruos de esos feos por fuera sino sobre los feos por dentro, aparte de sobre otras criaturas y aventuras extraordinarias, decidió que hablaríamos de ella. Luego se dio cuenta de mi relación con Rockberto durante los ocho últimos años de su vida…

            Esto es todo por hoy. Un fuerte abrazo, fuerte.

Ver vídeo evento

Print Friendly, PDF & Email