ppalhaurindelatorre(PP Alhaurín de la Torre) ¿Cómo se atreven a decir que en una democracia como España hay ”violencia de Estado” aquellos que practican y defienden la misma ideología de dictaduras como China, Cuba o Corea del Norte? 

El PP de Alhaurín de la Torre quiere denunciar públicamente el último comunicado de Izquierda Unida, un escrito lleno de violencia verbal, falsedades y manipulaciones, que no hace más que demostrar la ignorancia de la señora portavoz de IU, Brénea Chaves, y la peligrosa tendencia de esta formación, con unos planteamientos cada vez más cercanos al radicalismo político.

¿Cómo osa esta concejala a acusar de ”ignorancia” al edil Salvador Herrera cuando ellos mismos, a través de este comunicado, demuestran que ni siquiera saben el contenido de la moción que apoyaron en el último pleno? ¿Cómo se atreven a decir literalmente que para el PP todas las manifestaciones y concentraciones son ”violencia” cuando en la misma moción presentada por el grupo popular (y respaldada por todos los partidos, incluida IU) se hablaba de las ‘Marchas por la dignidad’ y de los ciudadanos que ”legítimamente ejercían su derecho a manifestarse”?

Es IU la que demuestra su ignorancia supina, con estos argumentos que parecen sacados de un anacrónico manual del comunismo más trasnochado. ¿Cómo se atreven a decir que en una democracia como la española hay ”violencia de Estado” aquellos que practican y defienden la misma ideología de dictaduras como Cuba, China o Corea del Norte? Seguramente, a IU le gustaría que España fuera un régimen similar al de esos países, antes de aceptar los resultados democráticos salidos de las urnas.

Esa es la verdadera violencia, la que defiende Izquierda Unida, que demuestra también su cara más hipócrita, falsa y desvergonzada cuando alude a los casos de corrupción de otros partidos pero calla con los ejemplos propios, obviando que es cómplice junto con el PSOE de uno de los gobiernos más nefastos de la historia de Andalucía. Y hace solo unos días ya dieron muestras de ello, con el lamentable episodio de las viviendas protegidas de Sevilla, cuando la propia presidenta Susana Díaz tuvo que admitir que la Consejería de IU se había saltado a la torera los procedimientos de adjudicación.