Algunos países en Europa están dando pasos ejemplares en cuanto a avanzar hacia una industria del juego y regulación asociada que esté en sinergia con su economía y su cultura. Tal es el caso de Suecia, quien ha establecido una industria y regulación bastante flexible. Además de las múltiples alternativas web como PlayAmo Australia, también es notable la posibilidad de que Finlandia adopte el modelo de Suecia, analicemos por qué.

Ventajas y desafíos de adoptar el modelo sueco del juego

Salvando ciertas distancias, Noruega es similar a Finlandia en el sentido de que opera allí una gran agencia de apuestas que posee un control considerable en el mercado, tal es el caso de Veikkaus, con la cual el gobierno centraliza hasta dónde puede el flujo de capital de la actividad del juego como tal.

Aunque si bien es cierto que Veikkaus puede perder buena parte del dominio que tiene, las agencias de juego pequeñas y medianas podrían verse beneficiadas de la adopción del modelo sueco, pues podrían ofrecer gran cantidad de posibilidades a sus clientes bajo un marco regulatorio cónsono, y debemos considerar que en Suecia más de 100 casas de apuestas independientes han abierto sus puertas.

Casinos ilegales: gran obstáculo en Finlandia

Este es uno de los escollos más complicados a superar por parte de Finlandia, ya que al momento de redactar esta nota, aproximadamente el 30% de los ingresos por concepto de apuestas va para los bolsillos de los casinos no regulados, lo cual constituye un serio problema, tanto para la economía finlandesa como para los clientes.

Cada casa de apuesta tiene la obligación inherente de responder ante la ley, y con la adopción del modelo sueco, al menos con carácter provisional, se podrían realizar avances significativos no solo para ofrecer un marco legal sólido y eficiente a las partes de la industria del juego, también, los casinos ilegales podrían dar el paso para ajustarse a regulación consensuada.

¿Es suficiente la pura emulación de un modelo de industria de juego?

La imitación de un modelo de industria de juego no es suficiente. Existen diferencias sustanciales entre la dinámica cultural y económica de Suecia y Finlandia. Sin embargo, es posible que tal nación pueda realizar los ajustes necesarios de manera paulatina, para poder comenzar a resolver a mediano plazo el problema del gran flujo de capital hacia los casinos ilegales.

Sin duda que Finlandia en un futuro próximo, podría convertirse junto a Suecia en modelo a seguir para Europa, y ello a su vez puede abrir posibilidades muy interesantes respecto a crear modelos de industria de apuestas y de regulación que se adapten o se aproximen a la realidad de la industria del juego en cada país.

Paralelismos a destacar entre la industria y regulación suecas y australianas

A pesar de las grandes diferencias geográficas y culturales entre Finlandia y Australia, ambas naciones, como parte importante a nivel económico de la industria del juego de nivel mundial, presentan paralelismos que bien valen la pena destacar, sobre todo en cuanto al desafío que supone crear un marco regulatorio donde cada parte no perciba ni un beneficio ni perjuicio excesivo.

Como ya señalamos, en Finlandia 30% de los ingresos por apuestas va para el bolsillo de los casinos no regulados, en tanto que en Australia los apostadores gastaron unos 25 billones de dólares en casino no regulados, específicamente “casinos sociales”.

También, los casinos mencionados anteriormente intentan escudarse en que operan bajo la categoría de “entretenimiento”; pues sus jugadores no ganan “monedas”, en el sentido tradicional.

Sin embargo, cabe resaltar que tanto Finlandia como Australia, respecto a sus industrias de juegos y apuestas, presentan indeterminaciones en su marco regulatorio que deben subsanarse lo antes posible, especialmente para beneficio de sus jugadores, pues éstos podrán obtener una mayor protección legal y respuesta de los casinos, especialmente en cuanto a casos de ludopatía.

Respecto a las industrias de juego de Finlandia y Australia, se avizoran escenarios interesantes en los que el modelo sueco puede tener un impacto considerable, en aras de establecer una regulación equilibrada que permita el crecimiento sostenible de la industria del juego a nivel global.

Print Friendly, PDF & Email