Ayer por la tarde se clausuraron los actos organizados por el Ayuntamiento y varias asociaciones para conmemorar el Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia. La sala de conferencias del Centro Cultural Vicente Aleixandre fue escenario de una interesante jornada dedicada a la realidad ‘trans’, y abordó asuntos de plena actualidad, como las identidades trans en la infancia y la juventud y la problemática de las familias y menores trans, con idea de establecer un tránsito hacia la felicidad.

Además, la psicóloga del Colegio Oficial de Andalucía Oriental (COPAO), Lidia Guerrero, alma máter de estas jornadas junto con las áreas de Juventud, Mujer y Bienestar Social, ofreció una charla titulada ”¿Una realidad visible?’.

La realidad ‘trans’, a debate en Alhaurín de la Torre

Guerrero aprovechó para agradecer al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre su confianza en este proyecto desde hace varios años. Guerrero explicó con detenimiento las graves consecuencias que sufren las personas trans u homosexuales, como son el acoso o el bullying.

Además, hizo hincapié en que el plan educativo debería optar por una asignatura obligatoria como herramienta para combatir la violencia de género o la intolerancia hacia otra identidad sexual.

Uno de los aspectos claves que más se repitió en las charlas de ayer fue la cuestión de la diversidad. Lipe de Lima, de la Asociación Trans Huellas, asegura que vivimos en una sociedad donde priman los valores sexistas y se deben romper esas ideas y conseguir el respeto a la igualdad.

Por su parte, la vicepresidenta de la Asociación Chrysallis Andalucía, María José Márquez, trató de visibilizar sobre la realidad trans desde la óptica de las familias. También explicó la trayectoria de esta entidad, que empezó hace cinco años con seis familias pero, gracias a las redes sociales, actualmente forman parte de ella 800 familias. Andalucía es la comunidad más numerosa, con 250.

Los ponentes de la conferencia coincidieron en que el objetivo es buscar la igualdad de oportunidades y derechos, ya que las identidades trans aún están en la lucha de buscar los derechos que se les ha denegado