image

La muestra se compone de una serie de cuadros del pintor Justo de la Rosa, que donará parte de las ventas a la Asociación Benéfica Cristiana. Reúne óleos que reflejan con gran realismo diversos paisajes de la provincia   06 de noviembre de 2013.-   El Centro Cultural ‘Vicente Aleixandre’ de Alhaurín de la Torre albergará desde mañana una nueva exposición artística, esta vez formada por cuadros del pintor Justo de la Rosa, afincado en el municipio y que ha organizado esta muestra para beneficio de la ONG Asociación Benéfica Cristiana (ABC). La inauguración tendrá lugar a las 20 horas, en un montaje que se encuadra dentro de la programación de noviembre de la Concejalía de Cultura, que dirige Isabel Durán. Los responsables de ABC han destacado el carácter benéfico de la iniciativa, y han agradecido el atruismo de Justo de la Rosa, que donará el valor de una de sus obras y parte de las ventas que consiga del resto de cuadros. La muestra, que podrá visitarse hasta el 22 de noviembre en la planta baja del Centro Cultural, se compone de una serie de óleos con predominio de los estilo realista e incluso hiperralista, y que reflejan con maestría diversos paisajes de la provincia de Málaga.   CURRÍCULUM DE JUAN DE LA ROSA Nace en Abadía de Retuerta (Valladolid). Allí se aficiona a las artes y comienza sus primeros trabajos: dibujos, acuarelas, ceras, barro, etcétera, además de canto y música. Estudia Bachillerato y Agricultura. Se traslada a Málaga con un tío suyo artista, e inicia su dedicación profesional , entablando contacto con otros artistas de la Costa del Sol. En esta época, trabaja las aguadas acrílicas y luego experimenta con diversos materiales. Se inicia en la abstracción, y pronto pasa al figurativismo surrealista, luego al simbolismo y, al final, tras un cambio trascendental en su vida comienza su gusto por el realismo, incluso el hiperrealismo. En los 80, además de en Málaga, ha expuesto en Alicante, Valladolid, Burgos, Zaragoza, Canarias y en otros países como Italia, Francia, Holanda y Reino Unido. Se da a conocer por sus pueblos blancos, patios andaluces y manchegos. Expone en Torremolinos (donde residía) permanentemente. Mas tarde envía su obra a Madrid y Nueva York. A principio de los 90 se traslada a Alhaurín de la Torre y cultiva los bodegones, pájaros, retratos, acuarelas, dibujos, paisajes, vistas de Málaga urbana, con las cuales adquiere reconocimiento en la capital de la Costa del Sol.

Print Friendly, PDF & Email