La exposición itinerante sobre la cantaora Pastora Pavón comienza en Pizarra, con motivo de la III Bienal de Arte Flamenco de Málaga.

La Diputación de Málaga, en colaboración con la Junta de Andalucía, ofrece hasta el 24 de junio esta muestra formada por 20 fotografías que recorren la vida de la artista

El edificio del antiguo ayuntamiento de Pizarra (Plaza del Ayuntamiento), acogerá desde hoy la exposición itinerante ‘Pastora Pavón’, organizada por la Diputación de Málaga, con la colaboración del Centro Andaluz del Flamenco, con motivo de la III Bienal de Arte Flamenco de Málaga.

Esta mañana la diputada de Cultura y Deportes, Marina Bravo,junto al alcalde del municipio, Francisco Vargas, ha inaugurado la muestra que podrá visitarse hasta el próximo 24 de junio. Posteriormente recorrerá los municipios de Campillos, Ojén, Estepona y Frigiliana.

“Este magnífico espacio, como es el antiguo edificio del Ayuntamiento, acogerá una exposición durante 15 días sobre una de las artistas más geniales que ha dado el flamenco: Pastora Pavón, ‘La niña de los peines’, cuya voz fue declarada en 1996, ‘Bien de Interés Cultural’”, ha señalado Bravo.

La diputada ha recordado, además, que en esta edición de la Bienal “se ha querido cuidar al máximo la autenticidad del cante jondo en su programación, por lo que le rendimos homenaje a Pastora Pavón, merced al convenio que hemos suscrito con la Junta de Andalucía”.

La exposición, que podrá visitarse de lunes a viernes de 10:00 horas a 13:00 horas y de 18:00 horas a 20:00 horas, está compuesta por veinte fotografías de 51 x 41 centímetros que realizan un recorrido por la vida de la artista desde su juventud hasta sus últimos días. “En suma, la exhibición recoge la imagen de todas las edades de una voz sin igual elogiada por Federico García Lorca”, ha añadido la diputada.

La Niña de los Peines, hija de Francisco Pavón Cruz, conocido como ‘El Paiti’, y de Pastora Cruz, nació en Sevilla en 1890. A los ocho años hizo su primera actuación pública en una caseta de la feria de Sevilla y en 1901 debutó en Madrid en el Café Brillante, donde conoció a Ignacio Zuloaga, que la convenció para actuar en Bilbao en el Café de las Columnas.

A partir de este momento se le empieza a conocer como ‘La Niña de los Peines’, por unos tangos que interpretaba frecuentemente y que sin embargo, nunca llegó a grabar.

Fue amiga de Julio Romero de Torres, que la pintó en sus lienzos, de Manuel de Falla, y de Federico García Lorca, el cual la citó en alguna obra.
Pavón viajó por toda España compartiendo escenario con los artistas flamencos más importantes del momento como Manolo Caracol, Pepe Marchena y Antonio Chacón, o los guitarristas Ramón Montoya y Melchor de Marchena entre otros muchos.

Tras el paréntesis de la Guerra Civil continuó su actividad con diversos espectáculos como ‘Las calles de Cádiz’ de Concha Piquer o ‘España y su cantaora’ que se estrenó en Sevilla con gran éxito. En 1968 en la Alameda de Hércules, Sevilla, se inauguró un monumento en su honor, obra del escultor Antonio Illanes. Posteriormente, en Arahal, Sevilla, localidad a la que estuvo vinculada por su madre, le realizaron otro.

Pastora Pavón falleció en Sevilla el 26 de noviembre de 1969, poco después que su marido el también cantaor Pepe Pinto. Esta cantaora destacó por sus seguiriyas, tangos, peteneras, bulerías y soleás, dominando todos los palos del flamenco e incluso creando nuevos estilos como la bambera

Print Friendly, PDF & Email