esperanza menaSobre mis muslos de nácar

montó tu negro caballo

y corrieron por mis venas

volcanes desesperados.

 

Tu negro vello y rizado

clavados en mis entrañas

como pétalos de rosas

que mi cuerpo acariciaban.

 

La pasión ciega mis ojos

y el corazón se me escapa

en busca de tu cariño

que sin remisión me atrapa.

 

Ese volcán de tu cuerpo

la belleza de tu alma

me tienen loca perdida

y tu mirada, ¡me mata!

 

Esperanza Mena

Print Friendly, PDF & Email