Varios docentes y profesionales del ámbito académico y de las ciencias realizaron pequeñas disertaciones para seguir potenciando on line el espacio museístico.

Ayer por la tarde se reunieron en el Museo Andaluz de la Educación (MAE) el pedagogo y director gerente de Ciencia Divertida en España, Germán Bernal, el profesor de la Universidad de Málaga, Enrique Viguera, el profesor del colegio El Pinar, Antonio Santiago, y el profesor del IES La Rosaleda, Carlos Durán, junto con el gerente y concejal responsable del servicio, Manuel López, y el propietario de la colección, José Antonio Mañas. Los distintos profesionales de las ciencias se encargaron de preparar distintos vídeos para continuar con la iniciativa “El MAE a través de sus amigos”. Los vídeos serán publicados en sus distintas redes sociales como Youtube, en lo que es la segunda jornada de este interesante proyecto de puesta en valor del recinto.

En primer lugar, Germán Bernal, se centró en hablar de la educación formal y la no formal, y afirmó que la ciencia es cultura: “No se puede enseñar de la manera que hemos estado haciendo hasta ahora, si queremos programar la cultura de las siguientes generaciones es necesario entender que diversos temas como la fotosíntesis son cultura general y primordial”. Además, el pedagogo destacó que se ha caído en el error durante estos años de separar las letras de las ciencias, e hizo hincapié en que el MAE era un buen lugar para aprender, puesto que en este museo está presente tanto las ciencias como las letras.

Por otro lado, el profesor de la UMA y coordinador de ‘Encuentros con la Ciencia’, Enrique Viguera, subrayó que era un privilegio poder colaborar con el museo y habló sobre el microscopio y quiso destacar la labor de un investigador holandés que creó un particular microscopio que permitía observar microorganismos y protozoos.

Los profesores Carlos Durán y Antonio Santiago disertaron sobre una serie de mapas y aparatos que habían sido reestructurados. Además, Santiago resaltó que a día de hoy tenemos muchas más facilidades que años atrás, donde no existía Internet. Por último, Durán quiso recalcar en la importancia de este museo y subrayó que era un orgullo poder colaborar.

 

Print Friendly, PDF & Email