Alhaurín de la Torre sigue en la cuenta atrás para la llegada de su Semana Santa. La Real Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Paso, popularmente conocida como Los Moraos, celebró en la noche del sábado el tradicional Vía Crucis por las calles del centro histórico del municipio, que ya se ha convertido en un acontecimiento clásico e irrenunciable de la Cuaresma. Pasadas las 10 de la noche, la corporación nazarena, con su guion a la cabeza y seguido por los hermanos de vela, se disponía a cruzar el dintel de la iglesia de San Sebastián e iniciar un recorrido que se extendió hasta la medianoche.

En el itinerario se realizaron las correspondientes 14 estaciones que recogen la historia de Jesús desde que es condenado a muerte hasta que descansa en el sepulcro antes de su resurrección. Las oraciones y los rezos protagonizaron un vía crucis que fue arropado por centenares de vecinos y fieles, como ya es habitual con la llegada de esta cita. Además del tejido asociativo de Alhaurín de la Torre, también estuvieron presentes el alcalde Joaquín Villanova, junto a otros miembros de la Corporación Municipal.

Las estrechas calles del casco histórico, la decoración de los balcones y el recogimiento propio de estos actos dejaron estampas muy singulares en una noche en la que la devoción y el fervor fueron protagonistas. Decenas de mujeres, un año más, portaron la imagen de Nuestro Padre Jesús y dieron muestra de la importancia que están adquiriendo en el mundo cofrade.

Joaquín Villanova destacó la excelente organización por parte de la Cofradía de los Moraos y adelantó que espera que en Semana Santa acompañe el buen tiempo, y todos los vecinos puedan disfrutarla como se merece. Además, hizo hincapié en el esfuerzo y devoción de todas las portadoras.

El hermano mayor de Los Moraos, José Antonio Bernal, quiso agradecer al pueblo alhaurino la gran respuesta que tuvo acompañando al sagrado titular, lo que por otra parte reconforta puesto que hay mucho trabajo detrás de cada evento que organiza la hermandad. Asimismo, reconoció la labor y la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre con la Semana Santa en general y la cofradía del Jueves Santo en particular.

Por otro lado, Bernal quiso hacer especial mención a la marcha nueva que compusieron la capilla musical Carmen Doloroso, a quienes se les hizo entrega de unas medallas como agradecimiento.

De este modo, la hermandad afronta el último previo a la llegada de la Semana Santa, en el que la actividad cofrade se intensifica paralelamente a la programación con la sucesión de cultos, pregones y preparativos.

Print Friendly, PDF & Email