El alcalde, Joaquín Villanova, presenta el proyecto definitivo de esta actuación, que se adjudicará en breve y que tiene un plazo de 6 meses. La obra, en la que se invertirán 1,3 millones, dará salida a tres calles y consiste en plataformas en diferentes alturas con zonas ajardinadas  

 

Las obras para la construcción de una plaza escalonada con mirador y un ascensor entre las Palmillas y la Huertecilla se adjudicarán en breve, tras concluir el plazo de presentación de ofertas dentro del periodo de licitación pública que se abrió el pasado 8 de marzo. El alcalde, Joaquín Villanova, junto con el concejal de Obras e Infraestructuras, Gerardo Velasco, han presentado esta mañana el proyecto definitivo de esta primera fase, dentro del plan de transformación integral de este entorno, para dar continuidad a la trama del sector noroeste del casco urbano.

El regidor ha explicado la “complejidad” de esta actuación, que ha requerido de mucho trabajo en cuanto a la obtención del suelo, el diseño definitivo y la obtención de la financiación necesaria. Finalmente, la inversión ascenderá a unos 1,3 millones de euros (IVA incluido), aunque en cuestión de días se anunciará la oferta final ganadora entre las empresas que se han presentado al concurso. Una vez iniciadas las obras, el plazo de ejecución es de 6 meses, por lo que se prevé que la ciudadanía pueda disfrutar de la plaza este mismo año

La estructura se basa en tres grandes muros de contención que soportarán las plataformas en diferentes alturas que ocuparán lo que ahora es un barranco, entre las calles Goya, Muñoz Seca y Jacinto Benavente (parte superior) y las calles de la urbanización de la Huertecilla (parte inferior). Son 16 metros de desnivel que se salvarán a través de una serie de escaleras y un ascensor público, junto con una serie de zonas de descanso y áreas ajardinadas donde se plantarán fundamentalmente especies autóctonas de bajo consumo de agua.

Habrá en concreto dos plataformas intermedias, además de la inferior y la superior. Esta última, al nivel de las viviendas, contará con miradores hacia el valle y el arroyo de la Zorrera, un sector este último que precisamente ha sido objeto hace poco de otra gran transformación con el encauzamiento del mismo arroyo y la apertura de la nueva circunvalación del centro urbano, bautizada como Camino de El Portón. El proyecto también persigue dar una solución de aparcamiento a los residentes en las calles de las Palmillas, ahora sin salida hacia el barranco, para que puedan estacionar en las calles de la Huertecilla.

No obstante, el regidor ha indicado que en futuras fases se prevé la creación de más aparcamientos públicos, pero que se ha descartado la construcción de un ‘parking’ subterráneo, que figuraba en un diseño inicial, debido a su elevado coste, su complejidad y la tipología del terreno. “Prácticamente salían a 75.000 euros cada plaza de aparcamiento, era inviable. Hemos ido modelando el proyecto para que sea sostenible y amable y pronto será una realidad”, ha declarado Villanova.

De hecho, la Diputación de Málaga aprobó una subvención de 513.000 euros para co-financiar la obra dentro de su Plan de Inversiones Financiaramente Sostenibles. Buena parte del coste se destinará a potenciar la cimentación de las estructuras, de acuerdo con los estudios geotécnicos realizados. El primer edil ha agregado que se reforzará la seguridad, con la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia para detectar cualquier acto vandálico, principalmente en lo que respecta al ascensor. Los muros de contención se ejecutarán en hormigón blanco, mientras que los pavimentos serán en hormigón impreso. Toda la construcción ocupará un área de más de 2.600 metros cuadrados.

El Ayuntamiento tiene por objetivo otorgar una nueva dimensión a la zona, en especial, gracias a su integración en la trama urbana, así como cubrir una antigua demanda ciudadana, ya que se dará salida a tres calles que actualmente están inconexas y que lindan con un espacio degradado y abandonado. Villanova ha comentado que, tras la plaza, las siguientes fases incluirán; la reurbanización y peatonalización de la calles Goya, Muñoz Seca y Jacinto Benavente; la mencionada creación de más aparcamientos en la zona inferior; y la construcción de un nuevo vial para dar salida a los vehículos entre la calle Granada (a la altura del colegio San Juan) y la Huertecilla.

Más a largo plazo se prevé una segunda plaza para abarcar todo el ancho del barranco, a la altura de otras calles de las Palmillas: Murillo y Pablo Picasso. En total, el plan contemplará una inversión superior a los 2 millones de euros entre todas sus fases.

 

Print Friendly, PDF & Email