María Donaire, entrevistada por el teniente de alcalde y gestor cultural Manuel López, rompió moldes a mediados de la pasada década por dirigir un colectivo con escasa presencia femenina. Asegura que existen muchos más ejemplos en otros ámbitos

 

La que fuera primera presidenta de la Peña Flamenca Torre del Cante, consiguiendo que la mujer accediera a un mundo dominado hasta ese momento por hombres, María Donaire Martínez, fue ayer la encargada de dar inicio al Ciclo ‘Encuentros en Alhaurín. Una tarde de charla desde la Perspectiva de Género’, organizado por el Área de Igualdad del Ayuntamiento y que tuvo como sede el Salón de Actos del Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM).

Donaire compartió protagonismo con Manuel López, primer teniente alcalde y gestor cultural, que fue el encargado de entrevistarla ante el público, en un formato muy atractivo, diseñado para el novedoso ciclo, ‘Encuentros en Alhaurín con perspectiva de género’. María Donaire, a mediados de la pasada década, rompió moldes y abrió nuevos caminos, ya que su mandato (2006-2008) permitió que se visibilizara el potencial que una mujer podía imprimir a un colectivo con tan poco presencia femenina, históricamente, como una peña flamenca. La alhaurina, psicóloga de profesión, relató numerosas anécdotas que acaecieron durante su estancia en la presidencia y afirmó sentirse especialmente orgullosa de su proyecto más personal: llevar el flamenco a las aulas de los institutos de Secundaria.

Pero como ella misma quiso destacar, en nuestro municipio hay numerosas mujeres que han “traspasado techos de cristal” en distintos ámbitos sociales y empresariales.

Ejemplo de ello son Montserrat Torres y Rocío Garrido. La primera de ellas marcó un antes y un después no solo en la sociedad alhaurina sino en la sociedad española al ser la primera mujer que se convertía en hermana mayor de una cofradía, la de los Verdes.

Por su parte, Garrido es un emprendedora de los pies a la cabeza que ha hecho más fuerte el tejido empresarial del municipio y ha fomentado la creación de empleo a través de su empresa Clínica Alhaurín. Y como ellas, son muchas las mujeres que están en el anonimato, y que “se merecen ser reconocidas por su labor”, añade Donaire. Un reconocimiento que ha de ser extendido a todas las mujeres que son madres y a todas aquellas que trabajan fuera de casa.

Las concejalas del Área de la Mujer y de Educación del Ayuntamiento, Remedios Cueto y María Teresa Álvarez, acompañadas de las asociaciones de mujeres y numerosos vecinos, no quisieron faltar a esta cita por la igualdad. El objetivo de la iniciativa es visibilizar el papel que han jugado y juegan mujeres en la historia de Alhaurín de la Torre rompiendo moldes y facilitando el acceso al género femenino en ciertos sectores donde antes no tenía cabida. Tras este primer encuentro, en junio, octubre y diciembre habrá nuevas entrevistas enmarcadas en el presente ciclo. Sus protagonistas serán mujeres que de una u otra forma han sido protagonistas de cambios.