UPyD responde a las falsas acusaciones del Partido Popular de Alhaurín de la Torre, que manipulando las actuaciones de su concejal, Ramón Guanter, pretende acusarlo de ser cómplice en los casos ERES de la Junta de Andalucía.

UPyD ha demostrado su integridad en el ámbito nacional siendo el único partido que ha llevado a BANKIA a los Tribunales, por lo que no es un partido al que cargarle ese peso de ser cómplice de ningún caso de corrupción, mientras el Partido Popular acarrea ya algunos, recordemos caso Gurtel, o recientemente caso Bárcenas.

Unión Progreso y Democracia no se muestra cómplice de los ERES  de la Junta de Andalucía, así como tampoco considera que sus compañeros del PSOE en Alhaurín de la Torre estén implicados en dicha trama, mientras que el PP de Alhaurín así lo insinúa.

El grupo magenta no abandonó el salón plenario en un acto de complicidad con esos ERES, lo hizo en un acto de honradez con los ciudadanos, pues no se pueden consentir esos insultos a los concejales de oposición,

que solo cumplen con su trabajo bajo la presión continua de la injusticia que otorgan las mayorías absolutas. Precisamente por ser un partido puro y limpio se puede permitir el lujo de protestar abandonando el pleno por las calumnias, que el bloque de la oposición recibe de manera constante por parte de algunos miembros de la coorporación.

Tal y como se ha hecho en ámbito nacional denunciando a los políticos corruptos que estaban implicados en el tema de las preferentes, tal y como hemos manifestado nuestro interés en una regeneración democrática, nos sentimos en el deber de condenar los insultos contra nuestros compañeros de oposición y contra nuestro grupo municipal, que está ahí representando a una parte de esos ciudadanos que decidieron no depositar su confianza en el PP, a los cuales se les ignora y además se les insulta al insultar tan descaradamente a sus representantes, por ello UPyD abandonó la sesión plenaria, no por apoyo a los corruptos, sino por condena a los insultos vertidos por el PP, que generalizando los “metió a todos en el mismo saco” después de pedir que no se bromeara “sobre” los casos de corrupción que están azotando duramente al PP. Y recordamos que el insulto de manera pública es también un delito al honor de las personas.
Comunicación y prensa UPyD Alhaurín de la Torre


Print Friendly, PDF & Email