El joven Vallecano ya está en libertad tras casi dos meses en prisión bajo un régimen carcelario criminal, ha sido víctima de la represión de un Gobierno que está empeñado en criminalizar la lucha social. Fue elegido con el objetivo de dar un escarmiento al Madrid rebelde y a la Vallekas obrera y resistente.

Todo ha sido gracias a la movilización de movimientos, partidos, sindicatos, colectivos,… no sólo en Madrid, ni en Andalucía, sino en todo el mundo. La solidaridad en este caso traspasó fronteras y ha sido porque la inocencia de Alfon y la perversión de su detención injustificada y posterior encarcelamiento no dejaban dudas. Había que luchar contra la injusticia, había que sacar de la prisión a Alfon, ya que el atropello antidemocrático del Gobierno fue descomunal.

Por eso su liberación ha sido una victoria de la izquierda social y política y desde Izquierda Unida nos alegramos enormemente porque el calvario para Elena, su madre, y su familia, ha acabado por fin.

Print Friendly, PDF & Email