Conforme mejoran las tecnologías modernas, han ido apareciendo un buen número de tecnologías de asistencia para el conductor en los vehículos actuales. Algunas de ellas tienen como objetivo ayudar a mejorar la seguridad aparcando.

Así, en la primera categoría encontramos los sensores de aparcamiento. Su funcionamiento es muy sencillo, emiten ultrasonidos y miden la distancia a los obstáculos estimando la velocidad de retorno de la señal. Normalmente, van instalados en el parachoques trasero, en el delantero y en los guardabarros. Los sensores electromagnéticos representan otro tipo de sensores de aparcamiento, detectan los objetos empleando frecuencias electromagnéticas. La información de esos sensores puede ser representada en una pantalla o como señales auditivas o visuales.

Otro tipo de ayuda de aparcamiento, se es de ayuda para evitar provocar daños al coche durante el aparcamiento es la cámara de visión trasera. Puede ser delantera, trasera o incluso con capacidad de visión de 360 grados. Esta última te ayuda a ver toda la situación
alrededor del coche. La imagen de estas cámaras se muestra en la pantalla del sistema de infoentretenimiento.

Estos dos tipos de ayuda de aparcamiento pueden ser instaladas por el fabricante o por el propietario después de la compra. El sistema de aparcamiento automático es otro tipo de asistente de aparcamiento, aunque más complicado técnicamente. Al activarlo, el sistema permite realizar aparcamientos en línea o en batería, en angulo recto o agudo, con la ayuda de la dirección asistida electrónica, el acelerador electrónico, los pedales de freno y los sensores de aparcamiento.

Cuando utilice cualquiera de estos sistemas, debe recordar no confiar plenamente en ellos, ya que es su responsabilidad plena evitar provocar daños al coche de otra persona cuando aparque. Los asistentes de aparcamiento se pueden encontrar en el sitio web Repuestosauto.es.

Print Friendly, PDF & Email