(Francisco Javier Zambrana Durán – Pabellón Blas Infante)

Diario Alhaurín conversa con la entrenadora del Club de Patinaje Artístico de Alhaurín de la Torre, Ayelen Morales, quien nos desvela todos los aspectos del patinaje propiamente dicho. Desde el nivel de los alumnos, la cantidad de ellos, la edad, el momento de iniciación o el tipo de patinaje que se practica.

En la escuela en la que entrenan dos adolescentes profesionales como Lucía Luque y Darío Doña, bronce en los europeos de este año, se respira un aire de deportividad en cada lección. Desde chicos y chicas de tres años hasta profesionales de mayor edad podemos encontrar en este club que recoge todos los valores del deporte en su plenitud.

¿Qué número de participantes posee actualmente el club? 

”A día de hoy son unos 120 niños”, comenta Ayelen. ”Contando con iniciación, precompetición y competición, y dividiendo este último en nivel nacional e internacional”, destaca en este punto. La escuela, que cuenta con una larga trayectoria, ha conseguido consolidarse en este aspecto y hacerse con un hueco en el deporte alhaurino, llegando a ser uno de los más demandados por los más pequeños que buscan nuevas experiencias.

La edad de estos puede variar dependiendo del grupo. ”Este año es el que más pequeños tenemos. Si se atreven a ir con una mano de apoyo con alguien, les dejamos que se inscriban”, comenta la entrenadora. Y es que, el club cuenta con una enorme variedad de niños de reducida edad que deciden probar con esta disciplina desde sus primeros pasos. ”Tenemos desde niños de tres años hasta adolescentes de 19”.

¿Qué nivel tienen los integrantes de la escuela? 

El club ha dado un salto de calidad en los últimos cinco años, en los que se ha implantado el nivel de competición. ”Si los animamos a competir, ya compiten”, comenta Ayelen. ”Hace 5 años el club era de nivel básico, y en estos últimos hay internacionales. De hecho, tenemos una pareja de categoría Cadete que ha conseguido grandes resultados”, destaca refiriéndose a Darío y Lucía. ”Ha evolucionado rápido y muy bien”.

Sin embargo, la base de una escuela está en poder tener un cierto equilibrio entre profesionales y amateurs, es decir, aquellos que están en proceso de aprendizaje aún. ”No hay mayoría de profesionales. Hay un grupo de 60 niños de iniciación”, aclara. ”Pero también hay filtro de precompetidor y competidor cuando alcance los objetivos básicos”, concluye. 

¿Qué tipo de patinaje se practica? 

Siempre cabe la duda al hablar de patinaje de si el tipo es uno en línea o de cuatro ruedas. Es por ello por lo que cada una de las escuelas se especializa en un tipo específico, siendo la de Alhaurín de la Torre una de patinaje de cuatro ruedas. ”Nosotros exigimos que se apunten con patines de cuatro ruedas, porque el patín en línea se acaba de oficializar y es una modalidad diferente al patinaje artístico”. 

En cualquier caso, este patinaje ofrece mayor soltura y una mejoría a la hora de realizar movimientos, tal y como destacaron Darío y Lucía en la entrevista con nuestro diario. Esto permite también un aprendizaje más rápido y una mejor disposición sobre el patín que les hará progresar a los menos habituados.

¿Qué aporta la escuela a sus alumnos? 

”A cada niño que desee apuntarse a la escuela le diría que es un deporte sano en el que van a hacer muchos amigos, va a aprender disciplina, respeto a los compañeros, trabajo en equipo… Aprendería muchas cosas que no solo les sirven para patinar sino luego para desenvolverse en la vida”, finaliza Ayelen, dedicada al patinaje y a la escuela desde hace años, y conocedora de la pasión que este deporte produce en sus practicantes. 


Entrevista y fotografías realizadas por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).