24.5 C
alhaurin de la torre
domingo, 12 julio, 20

Artículo Periodístico 972º: “Fracaso cultural”

(Jmm Caminero) La obra-título, Enciclopedia o Cuadernos o Pensamientos, está formada, por una dimensión plástica de unos cien mil dibujos y pinturas y hojas de libros de artista, casi todas en papel, y otros géneros artísticos, que en la inmensa mayoría están o deben estar en colecciones públicas y privadas. También formada por una perspectiva escrita, de unas cuarenta y siete mil páginas, veintidós millones de palabras, de escritos literarios, filosóficos, metafísicos, religiosos,  estéticos, etc. Y unas cuarenta mil fotografías de tema artístico y documental. Y algunas otras partes-dimensiones como grabaciones en video y en audio…

Toda esta obra forma una unidad. Un único título, una única obra, por voluntad de un único recopilador-escribano-redactor-pintor-autor.

Ciertamente, cada página escrita tiene su autonomía, cada pintura la suya, cada fotografía lo mismo, etc.

Pero todo conforma una “unidad”, como un único libro-templo-monasterio-castillo-catedral-palacio-museo-cuevas-mural-instalación…

Esta es la realidad que se ha ido acumulando, y que está dispersa por el mundo. Y que ni siquiera como autor, ni siquiera sé cuánto aún quedará del arte plástico. Y que diríamos no tiene apenas recepción cultural, casi en ningún nivel y en ningún territorio.

Quizás hoy, “acumular imágenes de cientos de dibujos o pinturas”, imágenes en Internet, serían los “nuevos templos-cuevas-cavernas-grutas”, que en vez de estar instalados en un museo o en un templo o en una cueva, podrían diríamos hacer o cumplir las mismas funciones.

Si además, tienen textos escritos, o en otras páginas de Internet, existen textos escritos, también en equivalente a cientos o miles de hojas escritas. Tendríamos los dos elementos, diríamos de una “obra cultural mental espiritual-religiosa-artística-literaria-filosófica-metafísica”.

Pero ahora, no sería o estaría materializada en un templo-cueva-palacio-monasterio-museo-fundación material, sino “una realidad virtual”.

En el caso de la obra Enciclopedia o Cuadernos, ya he indicado hasta la saciedad, que todo, todo forma una única obra, mental, porque no puede ser de otro modo, porque todos los materiales de escritos o de pinturas o de fotografías, están diríamos dispersos por multitud de sitios o lugares, si es que todavía permanecen. Pero todos forman o conforman una única obra. Y ese ha sido mi intención y objetivo y meta desde siempre.

Pero es cierto que parte, quizás una parte pequeña, pero suficiente, está mostrado de forma virtual, es decir, en internet, por lo cual, “todo ello forma una parte de esa unidad”. Y creo que hace las veces, de “obra total y obra única”, aunque solo sea una parte de ese todo…

En cierto modo, lo que permanece en internet, se puede ver-percibir-sentir-pensar como una “especie de libro-monasterio-gruta-cueva-palacio-catedral virtual mental, dónde se recogen cientos de páginas escritas, en distintas plataformas de internet, y cientos de fotografías de dibujos y pinturas, y suponemos que en el futuro cientos de fotografías artísticas y documentales”. Todo ello, conforma una “unidad”, ciertamente junto con lo que no está, pero todo forma una unidad. Pero solo con lo que ya está en realidad virtual, ya “conforma como si fuese ahora ya una especie de Nueva Catedral Virtual, donde hay pinturas, dibujos, textos escritos de literatura, textos de filosofía, textos de religiosidad y espiritualidad, etc.”.

Lo que hay expuesto ahora en la realidad virtual, son unas miles de páginas escritas, unos miles de dibujos y pinturas y hojas de libros de artista, y unas mil fotografías documentales y artísticas. En total, en tamaño o extensión, en la realidad, equivaldría la parte plástica, no digo la calidad, pero en extensión más que la “Capilla Sixtina”.

Y esto solo sería un tanto por ciento de la obra Cuadernos o Enciclopedia, que “tiene como intención, todo lo realizado, todo construye solo una única obra, de un único título, pero formada de arte plástico, literatura, filosofía, etc.”.

Que esta obra Enciclopedia o Cuadernos, en su unidad, en sus diferentes perspectivas o dimensiones, que no tenga ninguna o casi ninguna recepción en el mundo de la cultura, ni local, ni regional, ni provincial, ni nacional, aunque sea pequeña, aunque sea la de menor valor, parece una paradoja-perplejidad-contradicción, es para mi ininteligible… Incluso admitiendo que sea la peor obra cultural de todos los tiempos y épocas y culturas y lenguas y sociedades y Estados.

Para terminar, esta obra, ni en su totalidad, ni en algunas de sus vertientes o dimensiones o perspectivas, hasta ahora, apenas tiene un “lugar en la cultura actual”, ni siquiera en el último lugar, o apenas lo tiene.

Quizás, me atreva a expresar y expresarme tan claramente, porque después de décadas de trabajo, todo o casi todo es silencio. Y porque al final, de continuar así, dentro de unas décadas, no quedará nada o casi nada de ella, porque todo se habrá ido destruyendo, y porque también, al final, no sé cuánta arena le queda al reloj del autor. Y porque quizás estoy hasta los “——-” de tanta irracionalidad y parcialidad… ¡Pero nadie se ofenda, porque a nadie se necesita-desea ofender!

http://soliloquios.blogia.com
© jmm caminero (18 octubre 2017 cr).

Fin artículo 972º: “Fracaso cultural”.

Artículo Periodístico 1.083º: “Sobre literatura-arte, VI”

(Jmm Caminero) Una, de las funciones del arte y de las artes y de la literatura es no solo la formal, ni solo la expresiva, ni la simbólica, sino intentar “vislumbrar caminos de futuro, posibilidades de significado-significante y contenido-continente, en aspectos del existir-existencia, que todavía las ciencias y su metodología no se ha embarcado”.

Para eso, los autores-escribidores-artistas en las diferentes artes, deben intentar, retomando todo lo que les ha llegado, más lo que ellos o ellas inventen-diseñen, ir hacia un paso más del existir-vivir humano. Al final, las palabras-colores-imágenes-sonidos-movimientos de las artes, son intentos de apresar en sus lenguajes, lo que somos y lo que  hemos sido y lo que deseamos ser. O al menos algo, y así de ese modo, caminar hacia el futuro, ayudar al ser humano y a la humanidad a entenderse-comprenderse más y mejor.

– Que mis coetáneos hayan tenido el valor-saber de aceptar la obra Cuadernos o Enciclopedia, esa mezcla de filosofía-literatura-arte plástico, ha resultado hasta el momento, casi imposible. Puede que la obra sea mediocre, en su conjunto y en todas sus partes y dimensiones y lenguajes y contenidos, pero puede ser, que es demasiado simple-compleja, en su multitud de temas y contenidos, de significantes y significados, de lenguajes y estéticas y combinación de saberes y artes.

Sea la razón o motivo que sea. Uno de los dos anteriores, como principal, o ambos. La realidad es que esta obra, que es un enorme esfuerzo de recogida de datos, de observación, de pensamiento, de reelaboración del entendimiento del mundo, incluso aceptando sus errores. Lo cierto es que esta obra, ni en su totalidad, ni en ninguna de sus partes, es aceptada o casi es aceptada por la comunidad cultural y educativa actual. Aunque hasta la saciedad he indicado, que el escritor-autor-pintor-pensador, solo ha puesto, si es que lo ha hecho, el uno por ciento de todo, el resto, es tomado de los siglos y de las tradiciones culturales e ideológicas que están en el ambiente o hemos heredado de siglos y decenas de milenios…

Lo cual, es, evidente, si es mediocre esta obra o si es muy buena o si es muy negativa o mala, el reautor-reescribidor-repensador, solo es responsable, es decir, yo, solo soy responsable del uno por ciento, del resto es de todas las tradiciones culturales que nos han llegado, y del ambiente social y cultural actual…

– No se puede caer en el error o en la tentación, de utilizar la cultura como control sociopolítico del pueblo y de los individuos, ni como un instrumento para el control cerebral y conductual y de la conciencia y de la consciencia de los individuos, colectivos y pueblos.

La cultura es el espacio de la libertad y de la creación, armonizada con el mayor grado posible de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia.

De este modo, no se puede, ni se debe, moralmente hablando, ni dentro del campo de la eficiencia y de la excelencia, no se puede, ni se debe seleccionar a personas o autores, en las distintas ramas, desde los niveles bajos, en una determinada orientación y perspectiva o ideología, sino dejar libertad de creación y de búsqueda de la verdad-bondad-etc.

Igual que no se puede que la cultura solo sea una estructura de organización de empresas privadas, sino que debe armonizarse con un lugar de la empresa pública en la cultura.

He escrito y dicho hasta la saciedad, desde hace décadas, que este problema de la censura, incluso en la democracia, o de errores en la selección de autores y de personas, y la “acepción de personas”, en parte se solventaría con Centros Documentales, a y en todos los niveles territoriales, a y en todas las disciplinas. Hoy con Internet sería fácil, y podrían realizarlo distintas entidades, públicas y privadas. Es decir, bibliotecas, museos, entidades privadas, centros educativos, universidades…

En tal territorio, una localidad o una provincia o una región, un centro documental o archivo, de los poetas que existen, en ese territorio, tengan mucha calidad o poca, mucha fama o poca, mucha bibliografía o ninguna. De tal modo, que estuviese su nombre y algo de su currículum. Por ejemplo, libros registrados oficialmente, aunque no estén publicados. Ese sería, diríamos la condición suficiente y mínima…

Lo mismo aplicado a cada una de las artes, de las ciencias, de la filosofía, etc.

Y con esos centros documentales, pues ya los estudiosos, investigadores, antólogos, y demás personas interesadas, pueden saber, cuántas personas y obras existen de un campo en un determinado territorio. Y a partir de ahí, ya se hacen los estudios, análisis, investigaciones, antologías, etc., pertinentes, según los criterios personales de los seleccionadores, editoriales, críticos, etc.

– Bajo mi modesto entender, creo que igual que la imprenta de Gutemberg cambió no solo el modo de expresión y proclamación del conocimiento, sino de la literatura, por ejemplo, posiblemente sin la imprenta no hubiese surgido la novela moderna. Creo que actualmente las diversas tecnologías de información y documentación y de expresión, crean por si mismas, y además están en proceso de invención de nuevas tecnologías o aplicaciones, “nuevos géneros literarios o los clásicos interpretados de otras maneras”.

Lo diré, claramente, sin negar que puedan seguir existiendo y haciéndose obras, en ellos, en los géneros de siempre, se irá haciendo nuevos o nuevas versiones que serían “géneros híbridos”, o dicho de otro modo, la combinación de las artes, un texto escrito, no solo tendrá cien mil palabras, sino llevará incorporada música, y otras artes. Y lo mismo aplicado a una pintura y dibujo o escultura, que llevará incorporado textos escritos, música, etc. Es decir, un arte hipertextual, en el cual, “el género clásico sigue siendo el básico, pero se le añadirá otros”.

Ante esto tenemos dos posibilidades, que una obra de arte, sea novela o sea escultura, sea hecha por diversos autores o especialistas o artistas, o el autor, tendrá que saber de diversas artes e incorporar diversos lenguajes a esa obra…

Para terminar, en un futuro este artículo periodístico, tendrá palabras, pero tendrá también incorporada imágenes, cosa que ya se hace, pero cada artículo, llevará añadida una música, para este único artículo periodístico, también enlaces por Internet, a multitud de contenidos, cosa que se puede hacer con el sistema de almohadillas, se publique en papel o de forma virtual, y los demás artes y saberes… Lo mismo una escultura o un dibujo o una novela, etc. Ahí dejo el guante, esto es lo que llevo defendiendo hace ya lustros con los Manifiestos Artísticos.

http://twitter.com/jmmcaminero   © jmm caminero (13 noviembre  2017-12 enero 2018 cr).

Fin artículo 1.083º: “Sobre literatura-arte, VI”.

Descubre tu verdadero tesoro

(María Damiani) Cuando se descubre un gran tesoro, no es extraño ver la noticia en las portadas. El arqueólogo británico Howard Carter descubrió en 1922 en el Valle de los Reyes y después de una ardua búsqueda la tumba del faraón Tutankamón. Fue la tumba faraónica mejor conservada e intacta y contenía cerca de cinco mil objetos.

La mayoría de aquellos espectaculares objetos terminaron en museos o en colecciones privadas y tienen un gran valor histórico y artístico. Pero, además de estos tesoros culturales existen otros que realmente resultan más beneficiosos para nuestra vida diaria y son aquellos que se relacionan con el corazón, con el mundo interior. Son los tesoros espirituales que están dentro de cada uno.

El término tesoro también se relaciona a los sentimientos y emociones. Por eso, cuando te refieres a  alguien a quien aprecias tanto como las antiguas civilizaciones apreciaban a sus tesoros, dices “Eres un tesoro”.

Pero más que una persona, ¿cómo se pueden encontrar los tesoros espirituales?

Los valiosos tesoros espirituales están al alcance de quienes de verdad desean buscarlos. Se encuentran en el camino hacia lo espiritual, al despertar a la consciencia divina que está dentro de cada uno y al consagrar la vida a ideales más elevados. Los tesoros de la sabiduría, el conocimiento y el discernimiento que nos ofrece el Amor ayudan a superar las dificultades de la vida y promueven el bienestar emocional y mental, además de la salud en general.

Se puede pensar en el corazón como si fuera un tesoro interno, la entrada de todo nuestro ser. De modo que abrir o cerrar la puerta de nuestro tesoro, determina lo que dejamos entrar en nuestro ser interior. Cualidades como la gratitud, la alegría, el perdón y los buenos pensamientos son la mejor forma de preservarlo y ayudan también a combatir enfermedades del corazón.

¿Puede la espiritualidad sanar las enfermedades cardiovasculares?

El Dr. Jeff  Levin, un epidemiólogo y catedrático distinguido en la Universidad de Baylor de Estados Unidos y reconocido como uno de los principales investigadores en el campo de la espiritualidad y la salud, señala en su libro “Dios, Fe y  Salud” que existen más de 50 estudios en los que las prácticas religiosas se encontraron un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Su curiosidad lo llevó a una evaluación profunda y a la investigación pionera sobre la conexión de la espiritualidad con la curación.

Todo lo que hace la espiritualidad es abrir la Puerta de lo Divino y entrar en ella puede prevenir problemas de salud como los del corazón, así como promover una mejor calidad de vida y felicidad.

Al comprobar esta puerta de unión con lo Supremo fue lo que llevó a Cristina de Brasil a sanarse de su problema cardíaco y después de un período de profunda introspección y de confianza en el Amor Divino llegó realmente a sentir que ese Amor la había creado perfecta y no para que sufriera alguna enfermedad. Comprendió que era una oportunidad para establecer en su propio pensamiento la ley divina de la salud como una verdad en la que se podía apoyar y sanar.

Esta comprensión es el tesoro espiritual que bendice y trae curación.

¡Qué sabiduría la que Jesús mostraba con una profunda enseñanza en el ámbito espiritual: “donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”!

 ¿Cuál es tu tesoro escondido? Es decir, ¿cuáles son las cualidades divinas que permanecen dentro de ti?”.

¡Descubre tu verdadero tesoro, aquel que reside en tu corazón!

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

La política y “ el espíritu de la Navidad”

(Antonio Serrano Santos) La política, la verdadera política, es respetuosa con todos los derechos humanos. Pero hay algunas “ políticas” que quieren invadirlo todo. Aunque no sea de su incumbencia. Todos sabemos lo que significa politizar, en su sentido peyorativo. La vocación política es una vocación, diríamos, sagrada. Porque los temas que toca son sagrados: los derechos humanos y, también, que se olvida con frecuencia, los deberes humanos. Hay una perniciosa tendencia a defender los derechos pero poca para exigir los deberes. Defender los derechos, según cada ideología, “ tiende”, con mucha frecuencia, a “ politizar”, a manipular al pueblo.

Hay manifestaciones, usos y costumbres populares, de siglos, ajenas totalmente a la política, religiosas o sociales, como la Navidad, las procesiones, las romerías, los bailes regionales, las competiciones deportivas, las fiestas populares…Y todo esto lo quiere invadir la “política”.

El ejemplo más representativo, quizás el más importante y paradigmático, es la Navidad. Ya, a nuestras puertas. ¿ Pero qué tiene que ver la “ política con la Navidad y esos otros eventos populares?

Hay cierta malicia que deshonra a la  política, a la verdadera. Cierta falsedad e hipocresía, porque saben que ése es el lugar donde más difícil lo tiene, pero que también es el ámbito donde mayor puede ser su calado si consigue sembrar su cizaña con el trigo hasta convertirlo todo en su cizaña política. Quitarle el carácter religioso-popular y transformarlo en algo de acuerdo con sus ideas políticas.

¿ Qué sentido tiene, por ejemplo, saltándose toda la historia cristiana y los datos de los evangelios, poner una niña-Jesús, en un belén viviente, en vez del Niño Jesús, por lo del machismo?  ¿Qué explicación tiene un belén con muñecos de “Famóbil” sin ninguna referencia belenística?¿ Cómo explicar a la inocencia de los niños unos Reyes Magos y un Niño Jesús, con la estelada independentista, en su ropa, en un belén?  ¿Hasta dónde puede llegar convertir la paz y el amor de la Navidad en odio separatista entre cristianos? ¿Cómo justificar suprimir la Navidad y los belenes “ por no ofender a los musulmanes y no pensar lo mismo de las costumbres musulmanas que pueden ofender a los cristianos? ¿Por qué no pueden convivir juntas y sólo una?  ¿ Cómo explicar las luces, las pantallas, los adornos, las estampas, los árboles, la escaparatería, las fiestas, las comidas, las músicas y las canciones, totalmente ajenas al sentido religioso de la Navidad, hasta, a veces, blasfemas, ridículas, sin arte ni gracia? Y esto, no es ya por la “ política”, sino también por la ignorancia, la irreligiosidad de muchos, el convertir la Navidad en una fiesta más?¿ Dónde está “el espíritu de la Navidad”?   La sublime sencillez de los villancicos, como “ Noche de paz, noche de amor”, las cenas íntimas familiares, las zambombas, panderetas, las canciones como “ Los campanilleros”, la misa del gallo, las visitas a los nacimientos o belenes…El culto religioso en las iglesias besando al Niño Jesús. El alma del pueblo sencillo..

Todo esto es lo que trasciende el alma, atraviesa los corazones de siglo en siglo, une, ama, consuela, redime, canta a la vida y a la esperanza, al Amor que viene a este mundo de un Dios que se hace Niño para que todo el mundo no tenga miedo de El, lo abrace, lo acaricie, se fíe de El.  Como dice el villancico: “ Madre, en la puerta hay un Niño más hermoso que el sol bello, parece que tiene frío y está medio en cueros.- Pues dile que entre y se calentará, porque en esta tierra ya no hay caridad”. Pero sí que la hay en todos los que en su corazón celebran la Navidad, pura y sencillamente, como siempre. Y, como se dijo al principio, es un deber respetar este derecho y exigir cumplir ese deber de respetarlo.

Quieren despojar a la Navidad de su sentido trascendente. Quitarle la alegría que, alegrando este triste mundo, viene desde los cielos en mensajes de ángeles: “Os anuncio una gran alegría: os ha nacido un Salvador” en la ciudad de David. Esta es la señal: encontraréis a un niño envuelto en pañales y recostado en un pesebre”. No, en ricos pañales y cuna dorada rodeado de pajes y en una gran mansión. No, celebrando con Champán y caviar, dulces de lujo y cena- banquete ni regalos caros. Ni aire acondicionado, ni bebidas calientes.

Le rodea la dulce paz y sonrisa de su madre joven, la mirada emocionada de su joven “ padre”. Pastores humildes, queso, leche, requesón y miel, ovejas y una mulita y un buey dándole calor.

Siglos más tarde, una triste alegría va invadiendo el mundo,con espíritu totalmente mundano, fruto de unas Navidades “ celebradas”¿qué celebran? que no lo saben, ni les importa. Y, sin embargo, también nació para ellos el Niño Jesús. Surgen, en un ambiente totalmente ajeno al espíritu navideño, villancicos adulterados con letras profanas, políticas, ridículas, ordinarias,  hasta blasfemas, sarcásticas, que, además de absurdas, desdicen de la dignidad humana tanto por su falta de respeto como por su ausencia de educación, civismo y malicia gratuita. Aturden con su algarabía los sentidos y la mente y, al final, dejan un poso de inmensa soledad y tristeza cuando, por ejemplo, cantan con rutina y oculta y amarga desesperación,  solamente esa primera parte del villancico de los sin fe ni esperanza: “ La Nochebuena se viene, la Nochebuena se va, y nosotros nos iremos y no volveremos más”. ¡ Qué profunda y alegre esperanza de la fe del pueblo sencillo cuando sigue cantando la segunda parte de ese villancico: “ ¡ Resuenen con alegría los cánticos de mi tierra y viva el Niño- Dios que ha nacido en Nochebuena”.

Como dijo ese Niño,previendo la tristeza, a sus discípulos y a los de todos los tiempos: “ Me volveréis a ver y vuestro corazón se llenará de alegría y nadie será capaz de quitaros vuestra alegría”. Y así en todas las Navidades verdaderamente cristianas.

Artículo Periodístico 2.017º: “Posibles problemas matemáticos, XXXIV”

(Jmm Caminero) El ser humano, en general, se hace más preguntas que respuestas conoce. Muchas veces, él o ella, no conoce las respuestas a una pregunta, pero el saber humano o la humanidad en su cultura acumulada sí. Otras veces, quizás no. Apenas sé de matemáticas, pero quizás haya que materializar algunas preguntas y cuestiones, aunque no sé si tienen algún valor, si entran en el primer grupo, anteriormente indicado o en el segundo.

1ª Cuestión o problema.

  1. a) Un punto es una dimensión.

Uniendo dos puntos, una recta, es dos dimensiones.

Alargando esos dos puntos, esa recta, es un rectángulo, cuatro puntos, es tres dimensiones.

Dándole profundidad es un cubo, ocho puntos, cuatro dimensiones.

Alargándolo el cubo, dieciséis puntos, cinco dimensiones.

Proyectándolo más, el cubo, treinta y dos puntos, sería seis dimensiones…

Etc.

  1. b) Lo anterior pero en vez de unir dos puntos o más con una recta lo hacemos con una curva. ¿Qué sucedería en cada una de las dimensiones y sus figuras…?
  2. c) ¿Las curvas entre dos puntos, pueden ser convexas o cóncavas lo que daría una proyección diferente de todas las dimensiones…?
  3. d) ¿Si unimos el “tiempo” en cada una de esas dimensiones, nos daría una relación diferente entre cada “dimensión, una o dos o tres o cuatro o…” y el tiempo?

2ª Cuestión o problema.

Si cualquier concepto es un patrón, al ser una abstracción. ¿Podríamos pasar todos los conceptos, sean de lo que sean, o al menos, parte de ellos, a un lenguaje matemático? ¿ya que las matemáticas busca regularidades, abstracciones, patrones?

3ª Cuestión o problema.

¿Si el cerebro o la mente tiene un lenguaje o varios, puede la matemáticas, si es que es también un lenguaje terminar por comprender algo del lenguaje del cerebro? ¿Y viceversa?

4ª Cuestión o problema.

Sin que suene a blasfemia, ni impiedad. Planteémonos el siguiente problema:

El milagro de la multiplicación del arroz de Olivenza. Que es, que en una vasija se echó una cantidad limitada de arroz y fue multiplicándose, durante varias horas. Hasta rebosar y continuar multiplicándose en otra olla.

Pongámonos en la mente de Dios, pero hagámoslo con las Matemáticas, ¿podríamos crear un modelo matemático o abordar este problema, de alguna manera…?

¿Cómo de cien granos de arroz, se puede multiplicar y surgir doscientos o trescientos?

¿Y al rebosar coger otros cien, e irse multiplicando…?

¿Este problema podría convertirse en  matemático, aunque no se resuelva jamás?

¿Cómo de diez granos de arroz podrían surgir otros diez?

5ª Cuestión o problema.

Somos una especie, que creemos, al menos ahora, tenemos de inteligencia media una cifra que nos hemos dado de cien. Al menos la mayoría de individuos.

Imaginemos que existiese otra especie que tienen de cociente intelectual de media, no cien sino mil o diez mil.

¿Los conceptos que tendrían serían diferentes, las matemáticas que tendrían, sería diferente, el saber sería diferente, las ciencias sería diferente…?

¿Habría alguna parte, de lo que nosotros sabemos con cociente intelectual de cien, que sería igual, que los que tienen cociente intelectual de mil o diez mil, pero otra parte no…? ¿Cambiaría el lenguaje, pero en esencia, una parte sería igual y otra, muy diferente…?

¿Imaginemos que dentro de mil años, tenemos Inteligencia Artificial, que ha ido derivando desde nosotros, y tiene un cociente intelectual de mil, y por tanto, ya es capaz de crear y descubrir saber y conocimientos, también matemáticas…?

6ª Cuestión o problema.

El número “pi” es la relación entre la circunferencia y el radio.

  1. a) ¿Me pregunto, si en vez de circunferencias es una esfera se podría calcular una constante, entre la superficie de la bola y el radio?
  2. b) ¿Pero si en vez de ser una circunferencia simétrica es asimétrica de multitud de formas, ovoides, etc., y su radio o radios diferentes, se puede obtener una constante, un número “pi” aunque sea diferente?
  3. c) ¿Y si fuesen esferas no regulares, sino ovoides y de otras formas o maneras…? ¿Habría una constante que fuese la combinación o la media de todas las constantes, de todos los “pi”, aunque fuese otra cifra…?

7ª Cuestión o problema.

  1. a) Ya lo he indicado otras veces, pero me he preguntado muchas veces, aunque no sé si tiene sentido. ¿Pero la pregunta es, si en vez de existir números positivos y negativos, existiesen, números positivos y negativos y neutrales…?

Es decir, el cero positivo, el cero negativo y el cero neutral (que habría que buscar un signo para escribirlo).

Pero lo mismo en toda las escalas, es decir: 1, 2, 3, 4… positivos…

1, 2, 3, 4… negativos…

1, 2, 3, 4… neutrales o neutros.

¿Y, si estos números se interrelacionarían entre sí?

¿Esto, aunque no sea “real” podría servir para abrir nuevos mundos a la matemáticas…?

  1. b) ¿Números primos negativos, que se dividirían consigo mismo y con el uno en positivo o el uno en negativo o el uno “neutral”?

8ª Cuestión o problema.

¿Me he preguntado, existen figuras geométricas “reales o naturales”, podrían existir figuras geométricas irreales…?

¿O planteado de otra forma, existen números positivos y números negativos, me pregunto, podrían existir “figuras geométricas positivas” y “figuras geométricas negativas”?

¿Aunque en el mundo real, no se diesen nunca, se podría hacer una “matemática o rama de matemáticas o cuestiones de matemáticas planteando una geometría positiva y otra geometría negativa?

¿Quizás, aunque no se consiguiese ese universo matemático, el planeárselo, nos llevaría a nuevas cuestiones y nuevos problemas, y nuevas soluciones y…?

http://twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (03-05 marzo 2020 cr).

Fin artículo 2.017º: “Posibles problemas matemáticos, XXXIV”.

Charlas conmigo misma: Del Amor al Odio.

(Esperanza Mena) Dicen que del amor al odio, solo hay un pequeño paso, y  estoy de acuerdo con esa afirmación, y si no, fijaros en la cantidad de personas mayores que después de haber convivido más de 40 años con una misma persona, decide que se quiere divorciar.

¿Y tú te preguntas, por qué ahora? Yo os doy la respuesta que creo es la correcta.

Una se casa enamorada hasta las trancas y todo parece un sueño, si algo no nos cuadra, siempre le buscamos una disculpa, ¡Está cansado, ha tenido una mala noche! Y así un día y otro van pasando los años, y al final sale el otro yo que todos llevamos dentro, y decide que no quieres seguir viviendo con la misma rutina.  Te das cuenta  de que llevas media vida con una persona que ni siquiera has llegado a conocer, pues con el paso de los años llega a salir la verdadera identidad que cada uno lleva oculta;  es cuando el nido se queda vacío y ya no nos queda nadie por quien luchar, estamos solos frente a frente, sin casi nada que decirnos.

Ese es el motivo principal bajo mi punto de vista, para un divorcio a los casi 80 años, ya se ha dicho todo, y solo quedan las quejas, pues la pasión hace mucho que desapareció;  ya sé que es ley de vida pero, ¡qué pena que un amor tan puro  se convierta en odio!

A veces, es un  odio tan grande que para hacer daño al otro, son capaces de matar a sus propios hijos… Señor, ¿A dónde vamos a llegar por este maldito odio? ¿No será mejor que lo poco que nos quede de vida, la hagamos juntos y felices?  Eso es lo que yo hago, disfrutar cada día como si fuese el último de mi vida.

Revolution On Ice: Ella sobre el hielo

Javier Fernández en el Carpena este sábado. - Fuente: Fran Zambrana (Diario Alhaurín).

(Francisco Javier Zambrana Durán – Palacio de los Deportes José Martín Carpena)

Pájaros. Sobre la cabeza. O en ella. Depende de cómo quieran verse. Depende de si el que los tiene es quien danza sobre las cuchillas que liman el liso hielo o el resto. Depende de acertar. O de no hacerlo. Al fin y al cabo, poco importa el error. Y el acierto. Poco importan los pájaros, las cabezas. Y mucho menos que estén en ella.

            En ella sobre el hielo.

            “Una buena noche”, pinchaba Carlos Jean con ánimo a las 22:02 en un Carpena agitado. Como hace tiempo que no se veía. Sin pista de baloncesto, pero dispuesto para marcarse un ‘triple’. Con celeridad, con certeza, trayendo a sus personalidades. A sus ‘chicos’. También chicas.

            Y es que pocos eventos podrán estar representados por una eminencia deportiva masculina y terminar siendo protagonizados por la experiencia de quien buscaba un sueño. Ya lo decía Marilyn Manson: “Algunos quieren usarte”. Sin errar en sus consideraciones. Algunos quieren usar no solo tus consideraciones, sino tus aspiraciones.

            “Algunos”, Javier no. Jamás lo haría.

            La sinceridad con la que se pasea por su patio de casa, la pista de patinaje, presenta a una persona cercana. Sus galardones no le han privado de una personalidad que externaliza en cada paso. Aunque no acierte, caso que no se da, sigue adelante. Con una sonrisa, cumpliendo lo suyo. Sus retos. Y los de otros.

            Para hacerlo necesita que el resto deje sus teléfonos, que una pareja baile flamenco, haga un monólogo sobre las preciosas líneas de los patines o padre e hijo se fundan en uno. Necesita esa atmósfera para crear ilusión. Para que esta se sienta por sí misma. Así. Que nadie pueda imitarla.

            A ella.

            A la experiencia que retumba y resuena en los altavoces de un estadio que ya le vio en noviembre de 2018, y que pidió a gritos su nueva aparición. Esa que cumplió trayendo su gira a Málaga en un frío sábado del mismo mes que en su pasada llegada. Todo para volver a triunfar, exhibir su calidad, también calidez, y hacer vibrar. Otra vez.

            A todos. A ella. A la vida.

            A esa que, solo él, puede poner sobre el hielo.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Un año más, un pequeño milagro más

(Antonio Serrano Santos) 88 años no es pequeño milagro. Una oportunidad más de felicitar a los que, siendo alumnos míos muy queridos, me enseñaron más a mi que yo a ellos por su heroicidad infantil y juveil, que ya es heroicidad en el ambiente en que se educaron. Y hoy, por eso, son lo que son. Así que repito, hasta que Dios quiera, mi felicitación. ¡ Cuánto me gustaría hacerlo uno por uno! Pero ya ni los reconocería y ami quizás les resulte algo difícil reconocerme. Han pasado más de cincuenta años. “ Quiero repetir las palabras de Jesús a sus discípulos, en la última cena, “ mutatis mutandi”( que traduzcan los de latín, je,je…): “ Dentro de poco ya no me veréis. Dentro de otro poco, me volveréis a ver. Porque os he dicho estas cosas vuestro corazón se llenó de tristeza, pero me volveréis a ver y vuestro corazón se llenará de alegría. Y nadie será capaz de quitaros vuestra alegría”. Esto mismo digo a mi familia. Alegría que ya comienza con la inmensa, cristiana y humana alegría que nos trae la Navidad y nos anuncia la defintiva a los “ hombres de buena voluntad”.

Repito este años, y perdón:

Voy a felicitar a las tresclases de alumnos que tuve. En Latín, Filosofía y, sobre todo, en Religión y otras asignaturas menos frecuentes:

1º.- ¡ FELIZ NAVIDAD!, desde el sentido cristiano que la justifica y da sentido a la alegría con que se celebra, para aquellos que, a pesar de las pruebas y lucha que supone, hoy, ser cristiano de verdad, habéis conseguido mantener la fe como “ católicos practicantes” de lo que me alegro infinito, como vuestro profesor que fui de Religión. Doble felicitación.

2º.- ¡FELIZ NAVIDAD!, con no menos deseo, a los que os di otras asignaturas y no sé si teníais o no fe. Ni sé, hoy, lo mismo. En el primer caso, os repito lo mismo que a los primeros. En el segundo, os deseo, también desde mi fe y afecto codial, porque no recuerdo, y no miento, de tantos años de clase con ellos, más que respeto, obediencia, afecto y aprovechamiento de las clases. Quizás se me escape alguna rarísima excepción. Os deseo, claro que sí ¡ FELIZ NAVIDAD!

3º.-  A los que en el duro camino que os haya tocado vivir, habéis perdido la fe, yo os pido, en nombre del inetrés y del amor que puse en vuestra enseñanza y educación que, al menos, no perdáis, por favor, la esperanza, ni dejéis que nada ni nadie os robe la bondad de vuestro corazón ni vuestra buena voluntad con las que podáis celebrar, a vuestro modo, la Navidad, porque para vosotros, especialmente, se dijo: “ ¡ Paz a los hombres de buena voluntad!”.

¡ FELIZ NAVIDAD y AÑO NUEVO! Para vuestra vida, todavía joven, o relativamente joven, con vuestros hijos y familia que habéis formado y a los que me gustaría contarles, personalmente, lo admirables que fuísteis. Os desea este “ joven de ya 88 años, a quien, en parte, contagiásteis las ilusiones y fuerza de vuestra juventud, al admirar cómo llevábais y superásteis una de las pruebas más exigentes que se le puede pedir a un niño o a un joven.

Artículo Periodístico 1.063º: “Sobre literatura-arte, IV”

(Jmm Caminero) Al reflexionar sobre literatura y arte plástico, estamos reflexionando sobre todo, incluso sobre el lugar de los artículos periodísticos en el conjunto de la expresión del mundo, del descubrimiento del mundo. No tiene sentido ningún arte o expresión de saber humano, si no busca descubrir nuevos conceptos e ideas y preguntas y datos, que nos acerque más a la verdad y a la verdad tomada como bondad, y si es posible la verdad-bondad besando la belleza-estética con racionalidad y prudencia…

                        – Puede que la mayoría de personas, se crean a sí mismas muy libres y muy progresistas, en multitud de campos de la realidad sociohumana, y también en las artes y en el saber, pero después te encuentras, la realidad vivencial y existencial y experiencial me lo ha mostrado y demostrado multitud de veces. Después te encuentras, que tú, les presentas un producto cultural nuevo e innovador, o que intenta avanzar tres pasos más, y las personas lo ignoran, lo olvidan, lo silencian, lo rechazan…

                        O dicho de otro modo, tú o yo o el otro, les presenta algo que salte diríamos los límites, por ejemplo, en mi caso la construcción de esta obra, Cuadernos o Epopeya o Enciclopedia, una obra que combina, especialmente literatura y arte y filosofía, y entonces, todo el mundo mira hacia otro lado. Tal es así, que, incluso después de llevar, toda la vida realizando-construyendo-materializando esta obra, ahora casi en la recta final de la existencia, con un producto cultural, si no terminado, porque no tiene término, al menos, muy avanzado, puede que en tu misma ciudad, no te dejen “ni exponer en parte, ni presentarlo en una conferencia, ni una exposición clásica, acompañado de una explicación”. Solo te queda Internet.

                        – Les dices, a los prohombres y promujeres de la cultura, es que estos poemas, son poemas, pero van unidos, a miles de páginas escritas, estos poemas, van unidos y relacionados a miles de pinturas y dibujos, etc. Y todo forma una unidad de sentido y de significado, aunque cada páginas escrita o cada dibujo o pintura, tengan su autonomía e independencia, vistos de la forma clásica, pero al mismo tiempo, “forma una totalidad, igual que una habitación de un palacio, tiene su autonomía y su independencia y su significado, en sí, pero también está unido formando una unidad con la totalidad del palacio”.

                        – Debo aceptar, el veredicto de mis coetáneos y contemporáneos, esta obra, en sus partes, en sus diferentes dimensiones, en su totalidad, ha sido un fracaso, no ha sido acogida, salvo excepciones… No puedo decir-escribir-pensar-sentir otra cosa. Ojala, pudiese pensar otra cosa. No llevo años, ni lustros, sino décadas, realizando y construyendo esta obra literaria-filosófica-plástica, y enviándola y mostrándola, a miles de personas e instituciones y entidades de todo tipo, de mi región, de Europa, y en cierto modo de Occidente. Y todo han sido silencios.

                        Me temo, que en gran parte, la obra plástica, que está repartida por el mundo, desde hace décadas, estará destruida, en parte, la dimensión escrita, lo estará en los próximos lustros, si a nadie interesa…

                        Comprendo que aceptar este cambio mental, que exige esta concepción, es difícil, comprendo-entiendo que es enormemente complejo y también simple. Que hay que aceptando todas las estéticas heredadas y actuales de siglos, respetar todo lo que se hace, pero que todo ha cambiado. Aceptamos el cambio en todos los caminos, costumbres morales y forma de vestir, en viajes, en modos de pensar, en la medicina, en multitud de campos… pero se les dice, mire usted este artículo periodístico, es articulo para un medio de comunicación, pero también forma parte y conforma parte de la literatura, y en cierto modo es filosofía, es análisis estético del ser humano, y… y…

                        – Uno, como persona e individuo, es de carne y hueso y espíritu-alma. Uno, uno mismo es un ser limitado, sin entrar en el problema del alma. Uno, se siente perdido-frustrado-fracasado en la actividad cultural-investigativa-creativa, en la búsqueda que he dedicado toda o casi toda mi existencia, o una gran parte de ella. Un camino de estudio y trabajo y búsqueda e investigación y de elaboración de mundos, mundos que expliquen los mundos interiores y los mundos exteriores.

                        En ciertos días, o momentos, o semanas, uno piensa que ha abierto un nuevo mundo mental-cultural, uno como Colón, modestamente, ha descubierto un nuevo mundo mental, pero en otros momentos, si nadie, o casi nadie le interesan, o entienden, todo lo que le estás ofreciendo y mostrando y enseñando. Pues, si nadie lo entiende o nadie quiere reconocer, o casi nadie, el esfuerzo realizado, uno se da cuenta, que ha fracasado, que ha pintado-dibujado y hecho arte para nadie o para nada, y posiblemente, todo o casi todo estará destruido. Lo mismo irá sucediendo con lo plasmado en palabras-frases-ideas. O quedará tan poco, dentro de unas décadas, que quedarán ruinas. Y por consecuencia, todo el edificio mental, que se creó, no ha servido para nada, para nadie. No alimentará a nadie…

                        – Si indico por ejemplo, que un libro de artista, tamaño cartulina, con cien hojas, por ejemplo, pintado por los dos lados, es un libro de artista, es una especie de libro miniado o iluminado como en la edad media, que es un mural, si todas las hojas se ponen entre metacrilato, que se pueden ver y aplicar todos los manifiestos artísticos, y por tanto, no tendrías una obra de arte, solo vista y terminada de un modo, sino millones de combinaciones posibles, que además, hay que plantear y verla desde todos y cada uno de esos manifiestos artísticos. Que además ese mural, mental y cognoscitivamente, se debe unir a todo lo escrito, porque lo escrito y todo lo dibujado y pintado, forman una unidad. Es decir, como una Gran Obra Mental Cultural. Que cada hoja de ese libro de artista, tiene una independencia limitada, en sí, se puede ver y percibir como sí, pero todo va unido a ese libro de artista, pero al mismo tiempo a todas las hojas y pinturas que he realizado, formando como un “macro-mega cuadro o mural”. Y a todo lo escrito…

                        En fin, materializar esto, en la realidad, es imposible, pero mentalmente, cada sujeto puede hacerlo. Una obra de creación-investigación que no tiene término-final. Nadie puede abarcarla, ni siquiera el mismo reescribidor-autor-escribiente-pintor…

                        Por eso, a veces, en momentos, que uno se dice, bueno, no te sientas tan decaído, tan fracasado, uno se dice a si mismo, o surge de lo profundo del ser humano, que es uno mismo, quizás hayas abiertos nuevos mundos, al arte plástico, a las artes, a la literatura, al modo de expresión del ser humano. Al final, es como una enorme sinfonía, sinfonía de palabras y de colores y de ideas y de preguntas…

                        Comprendo que usted, hipotético lector de estas frases, puede que quede conmocionado o que no entienda o no comprenda, pero usted, usted ya no viaja en burro, ni va vestido como su bisabuelo o bisabuela, por tanto, creo que los “modos de expresión artísticos y literarios”, siempre que sean legales y morales y éticos y adecuados espiritualmente, deben cambiar. Eso es lo único que he intentado. Creo que he hecho avanzar en esto, este tema o cuestión, pero claro está, si mi época y tiempo, no recogen este guante, todo este intento se irá destruyendo y perdiendo, aunque dentro de unas  décadas, vengan otros, y lo vuelvan a hacer. Pero el esfuerzo realizado, durante décadas de materialización, de investigación, de búsqueda, de creación, el que he realizado se habrá perdido. Usted tiene la mano y el guante…

      http://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (08 noviembre-22 diciembre  2017 cr).

Fin artículo 1.063º: “Sobre literatura-arte, IV”.

El camino a la libertad mental

image

(María Damiani) ¿Cuántas veces ante determinadas situaciones las personas sienten limitaciones y creen que no existen salidas? ¿Se podría aprender algo de los árboles?   Una canción de Serrat dice: “Porque soy como el árbol talado, que retoño: y aún tengo la vida”.   Un árbol cortado, que renace y agradece tener la vida.

El Eucaliptus es un árbol que se puede cortar más de tres veces y vuelve a crecer. El tronco o tallo, es el camino que recorren los nutrientes tanto que vienen de la raíz, como de las hojas. La parte externa del tronco no puede volver a crecer porque es materia orgánica muerta, pero la interna sí puede renacer.   Tal vez puede suceder que estén enfocando la mirada más en el bosque que en el árbol.

  Es común escuchar comentarios como “no puedo” y “no tengo”. Pero, ¡que eficaz resultaría si las reemplazáramos por las afirmaciones  “yo puedo”, “yo tengo”!   La metafísica cristiana enseña a resolver cosas en pensamientos. No se cambia el problema en un buen pensamiento, pero sí se cambia el sentido de límite por el sentido de infinitud; el sentido de escasez por abundancia espiritual.

Cada problema es de alguna manera una muestra de inseguridad o de ignorancia del bien divino.   ¡Cuántas personas desean sentirse libres!   De hecho la libertad puede significar muchas cosas diferentes: libertad de amar, libertad de elegir, libertad de expresión, libertad mental y física.   La libertad mental comienza liberándose del pasado y de los miedos, y proviene de la capacidad para cambiar la forma de pensar y actuar.   Según explica Fernando Luis Gómez, médico Psicoanalista y especialista en estudios pedagógicos en Colombia: “Con bastante frecuencia, la llamada salud mental entra en conflicto con la libertad. ¿Qué es más importante, la salud mental o la libertad? Los psiquiatras, por lo general, alegan que la salud mental es más importante para preservar la vida; y considera que la libertad en una sociedad democrática, civilizada y libre es más importante que la llamada salud mental”.

Mantenerse con ánimo receptivo nos predispone a recibir con agrado todo lo bueno que nos espera y nos eleva por encima de los desafíos. Un pensamiento correcto es promotor de una acción correcta y natural.   Mary Baker Eddy, escritora norteamericana, percibió que cuando el pensamiento se mueve en armonía con la dirección del Amor divino, se obtiene la paz interior. Además, comenta que “todo lo que esclavice al hombre es contrario al gobierno divino. La Verdad hace libre al hombre”.

  Entonces, ¿porqué limitarse con la manera de pensar? Para cada desafío que se presenta existe la capacidad para afrontarlo y se puede renacer reconociendo las infinitas posibilidades e ideas que llegan a cada uno. Eso puede significar un renacer y una nueva experiencia de vida, que abre a la compresión de todo lo espiritual.   Un salmo bíblico retrata: “Seré como rocío para Israel; como lirio, y extenderá sus raíces como los cedros en renuevos, y será su esplendor como el del olivo, y su fragancia como la de los cedros del Líbano”.   Es posible crecer y no marchitar.   Reconocer que lo Divino está en constante acción para el bien te ayuda a encontrar tu libertad mental.   ¿Te animas a intentarlo?

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana