*

merry christmas

happy

14 C
alhaurin de la torre
lunes, 17 diciembre, 18

Vivir comprometido con el Amor para desarmar el odio

120-hk0qr4r5(Leide Lessa)

—  ¡No me van a aceptar en tu iglesia!

—  ¿Por qué no?

—  Porque soy gay.

Esa fue parte de la conversación que tuve hace años con un preso, cuando yo servía de capellán voluntaria en la cárcel de Boston. Ese era su concepto, no el mío, ni tampoco el de mi iglesia.

 

Me gustaba mucho ayudar espiritualmente a las personas en la cárcel mientras esperaban que la corte determinara sus casos. Ese tiempo de espera era una oportunidad para que cambiaran su pensamiento y forma de vivir allí mismo en la cárcel, lo que muchas veces influyó positivamente en sus sentencias.

 

Para mí era normal invitar a los presos y a sus familiares a que vinieran a la iglesia de la Ciencia Cristiana después de que salieran de la cárcel o de la prisión. Por eso recibí la respuesta anterior.

 

No tengo prejuicio hacia la comunidad de LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero), pero me doy cuenta de que hay conceptos distorsionados con relación a ellos que necesitan ser corregidos, o por lo menos, aclarados.

 

La masacre que hubo el 12 de junio en el club gay Pulse, de Orlando, en el cual había muchos latinos, me hizo una vez más pensar en cómo solamente el Amor puede desarmar el odio —el odio a lo diferente, el odio entre razas, religiones y pueblos. Me parece muy importante seguir los dos grandes mandamientos que Jesús nos dio: 1. Amar a Dios —el Amor, Alá, el Padre-Madre y único Creador—y 2. Amar al prójimo como a sí mismo.

 

El amar al prójimo sin prejuicio, sin juzgamiento y sin comparación nos ayuda a vivir mejor y saludablemente, pero hace mucho más que eso: contribuye a la paz mundial. ¿Por qué? Porque amar verdaderamente a Dios y al prójimo nos hace ver que somos una gran familia. Aunque seamos diferentes física y emocionalmente, somos todos hijos del mismo Creador, que no es ni hombre ni mujer, sino puro Amor.

 

Una prueba de cómo el Amor toca al corazón de todos vino por medio del director ejecutivo del Consejo de Relaciones América-Islámicas de Florida, que dijo al Los Angeles Times que la comunidad LGBT luchó contra la islamofobia —hostilidad hacia los musulmanes— y que ahora la comunidad islámica retornaría el apoyo.

 

Apoyar es una consecuencia natural de amar al prójimo incondicionalmente. Para ayudar a que todos hagan eso, me encanta pensar en lo que dijo la teóloga y metafísica cristiana Mary Baker Eddy en relación al amar sin distinción: “Elevad la mirada lo suficiente, y veréis el corazón de la humanidad tornándose más cálido y conquistador. Sostened la mirada lo suficiente y veréis al varón y a la hembra como uno solo, el sexo o género eliminado… Veréis a todo el universo incluido en una Mente infinita y reflejado en la idea compuesta e inteligente, la imagen y semejanza, … manifestando el Principio divino e infinito, el Amor, llamado Dios…”

 

Ese tipo de mirada es la oración, la actitud mental y la manera de vivir que todos podemos tener para sanar el prejuicio, para amar sin juzgar, colaborar con la paz mundial, y desarmar el odio con el Amor.

 

 

Leide Lessa es maestra y conferenciante de la Ciencia Cristiana y escribe reflexiones sobre la espiritualidad, la salud, y la vida. Twitter: @LeideLessa Email: lessal@csps.com

 

“ESTA ES VUESTRA HORA Y EL PODER DE LAS TINIEBLAS”

(Antonio Serrano Santos)

( “ …porque el tiempo está cercano. El que es injusto continúe aún en su injusticia, el torpe prosiga en sus torpezas, el justo practique aún su justicia y el santo santifíquese más. He aquí que vengo pronto, y conmigo mi recompensa, dar a cada uno según sus obras”.  (Apocalipsis, 22,11-12)

Este artículo respeta las opiniones de los que no tienen fe y sólo expone, desde la fe, unas reflexiones que podrían interesar a todos.

La paciencia de Dios con los malvados es inexplicable para nosotros, los humanos. ¿ Por qué permite Dios estas cosas”, se suele decir. Pero el creyente no dice ¿por qué Dios quiere estas cosas? Querer la maldad, en Dios, supone maldad y entonces no sería Dios. Sólo que no sabemos por qué. Nos fiamos de Dios. Y sí decimos: “ Dios sabrá por qué”. Eso o la nada, el absurdo, el sin sentido de las cosas que ocurren en la vida, desde las mayores atrocidades, como el terrorismo que estamos viviendo, y el de todos los tiempos, como cizaña, en  todas las ideologías, en todos los países y en el mismo ser humano, hasta las mayores heroicidades de amor, de solidaridad,que también se dan en todos los tiempos,en todas las ideologías, en todos los países y en  el ser humano.

El tiempo de Dios no es el tiempo de los hombres. Dice Dios al hombre, justo o pecador: “ Con amor eterno te amé, por eso prolongué mi misericordia contigo”. Dios ama todo lo que ha creado, si no, no lo hubiera creado. ¿Pero, y si Dios no existe? Exigimos que se manifieste, que haga algo para que creamos. No nos basta ni nos convence su aparición en la Historia como hombre-Dios,Jesús. Ni su amor hasta la participación en nuestros dolores y alegrías y en nuestra muerte. Ni su promesa y ejemplo de resurrección y vida eterna. No. A veces, hasta lo desafiamos. Como aquel que hablando con su amigo le propuso: “ Mira, si Dios existe, que me quite la vida ahora mismo. Son las doce y media”. Pasó la hora y no ocurrió nada.  “¿ Ves?- dijo- No existe”. Pasaron los años y le llegó su hora. Llamó a su amigo, testigo de su reto a Dios.- “ Querido amigo- dijo- ya ves, sigo vivo y Dios, nada”. El otro respondió:” Es que tu hora no era la hora de Dios”. Dios no acepta desafíos ni es vengativo. Tanto nos quiere como sus criaturas que somos, que espera su hora, no la nuestra. “ Dios no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva”. “ Quiere que todos los hombres se conviertan y lleguen al conocimiento de la verdad”.

Porque mil años, para Dios, es como un día, y un día, como mil años. No le importa lo que hemos sido, sino lo que somos. Ejemplo: Dimas, el “ buen ladrón”, toda una vida de bandido   y asesino,  y bastó un momento de arrepentimiento, de reconocer su mala vida, reconocer al inocente, pedirle que se acuerde de él, no más, y encontró la respuesta de inmediato: “ Te lo aseguro (juramento en hebreo): hoy estarás conmigo en el Paraíso”. Hoy, conmigo.

El terrible misterio de la maldad del terrorista, sobre todo, del joven terrorista a quien han envenenado con esa maldad, más fácilmente por ser joven¿ quién lo comprende? Como la maldad en el corazón de cualquier ser humano. Más inexplicable cuando el malvado ha recibido toda clase de muestras de amor. Jesús le dice a Judas, cuando lo besa en medio de la oscuridad, para que los que venían a prenderle superan quién es: “ Judas, amigo,¿ con un beso  me entregas?”. Con un beso. La señal de la más tierna expresión de amor, más espiritual que sensual, es la traidora respuesta a tanto amor. ¿Por qué? ¿Fue por dinero, treinta monedas de plata? ¿Fue por desencanto al no ver realizado el reino temporal que soñaba él como tantos, incluso sus compañeros discípulos? “ Después del bocado, dice Juan,  el discípulo amado,  entró en él Satanás. Era de noche”. De noche en el alma de Judas. De noche en el alma de todo corazón que ha decidido hacer el mal. “ Esta es vuestra hora y el poder de las tinieblas”. Palabras de Jesús en su prendimiento. La hora de la maldad y el poder de las tinieblas. La hora de siglos de maldad, de odios, de muertes,de inocencias arrancadas, violaciones, guerras fratricidas, sin perdón ni misericordia. Las compuertas del infierno se han abierto y la tierra es invadida por los maléficos depredadores de almas y cuerpos. Como dijo San Juan Pablo II: Estamos viviendo los signos del Apocalipsis”

Según estas palabras, existe un poder de las tinieblas. Un espíritu maligno, esencialmente maligno, y como espíritu,como ángel, caído, invisible (nada de cuernos y rabo ni alas de ángeles, todo simbólico) y taimado, juega con la ventaja de no ser creído y así caza, como el Depredador que es, a los incautos y llega a invadir el corazón humano que, en un misterioso, pero real uso de su libertad, se deja penetrar, pervertir y busca pervertirlo todo.Como dice este Papa: “ Cuidado con el demonio. Nunca se cansa”. Ya San Pedro lo advierte, recordando lo que le dijo su Maestro: “ Simón, el Diablo ha pedido cribaros como el trigo. Yo he rogado por ti para que tu fe no decaiga. Y tú, cuando te conviertas, confirma en la fe a tus hermanos”. Por eso dice Pedro, escarmentado: “ Sed sobrios y vigilad, porque el Diablo, vuestro enemigo, anda a vuestro alrededor, como león rugiente, buscando a quien poder devorar. Resistidle, firmes, en la fe”. No se explica de otro modo que el hombre llegue, tantas veces, a recrearse en la maldad por la maldad, sin otro motivo que la misma maldad. La historia pasada y presente está llena de estas horribles realidades.

“ Esta es vuestra hora y el poder de las tinieblas”. Busquemos explicación política, social, educativa, económica, psicológica…El Espíritu del mal y el libre albedrío humano, ésa es la razón, la explicación.¿ Qué otra puede haber?  Dios no puede, así de claro, dejar al hombre sin libertad. Así lo creó, en la aventura y mérito de ser y de hacerse creador como él, a su imagen y semejanza.Motivo de orgullo y de agradecimiento. Capaz de llegar a las estrellas, cambiar el rumbo de la Historia, creador de una tecnología y biotecnología que parece no tener límites, procreador de la vida humana y osado aventurero de crear vida en desafío y sustitución, a veces, de Dios. Se ha tomado en serio lo de” No moriréis. Seréis como Dios”. No hizo robots. Es su gloria, su miseria y su grandeza. Y su responsabilidad. Y tiene que enfrentarse, con su libertad, al Poder, del Ángel de las tinieblas. Pero se opone a él  el Espíritu de luz, el Espíritu Santo de Dios,que vencerá a las tinieblas y lo está venciendo, llegando al fondo del corazón humano con la también misteriosa bondad que hace santos y amigos de Dios y de los hombres. Es la lucha silenciosa de luz y tinieblas en el alma del hombre.  Dios ha prometido, con el modelo, histórico y real, de Jesús, la victoria final. Y dirá a los vencedores : “ Esta es vuestra hora y el Poder de la Luz”. El Príncipe de este mundo, el Ángel de las tinieblas, ha sido vencido. “ Vi una muchedumbre grande, que nadie podía contar, de toda nación,tribu, pueblo y lengua…vestidos de túnicas blancas y con palmas en sus manos ¿Quiénes son éstos que visten blancas vestiduras y de dónde vinieron?- Éstos son los que vienen de la gran tribulación. Los que han lavado sus vestidos en la sangre del Cordero”. (Apocalipsis, 7, 9-13-15)

“¡Maran atha!” (¡Ven, Señor!)

image

(Antonio Serrano Santos) Este artículo quiero dedicárselo, con todo cariño, a un amigo y consejero de quien me honro de ser su amigo. A él van dirigidas estas palabras y, también, para los que quieran leerlas, contando con su benevolencia y la de la dirección del periódico por su carácter bastante personal.Y lo hago para animarnos los dos, más bien él a mí, en esta última etapa de la vida. Los dos hemos cruzado, como quien dice, de la mano, el ecuador de la vida y nos vamos acercando al crepúsculo vespertino final, adonde llegaremos más pronto que tarde. Dice un salmo que el hombre llega a los setenta años y los más robustos, a los ochenta. Pero no sabía el salmista, con los adelantos de la ciencia y la tecnología, la prolongación que iba a tener la vida del humana. Como canta Don Hilarión, el boticario picaruelo de la Verbena de la Paloma: “ Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad, una barbaridad.” Pero ya la vida y los achaques de la ancianidad, cansan. “ ¡Ay, qué larga es esta vida!¡ qué largos estos destierros/ esta cárcel y estos hierros/ en que el alma está metida!/ Sólo esperar la salida/ me causa un dolor tan fiero/ que muero porque no muero”. Sin llegar a tanto,( ¡ojalá llegáramos¡), este sentimiento de Santa Teresa nos hace desear, más que temer, el encuentro con el Señor, el descanso del alma y del cuerpo. Pero seguimos combatiendo, ““combate es la vida del hombre sobre la tierra”( Job), hasta el fin. José Luis Martín Descalzo, ese curita rechoncho y bonachón, que fue de la televisión en las mañanas de los domingos, periodista , poeta y escritor, esclavizado diez años a una máquina de diálisis, y que cedía a otros el riñón que cada vez le ofrecían, murió diciendo: “¡Dios mío, quiero ayudarte!”. Dejó estos versos en su librito “El canto del pájaro solitario”: “ Morir sólo es morir/ Morir se acaba/Morir es una hoguera fugitiva/ Es cruzar una puerta a la deriva/ y encontrar lo que tanto se buscaba/. Nosotros, “ muriendo”, en el ocaso de nuestra vida, esclavos de los achaques que acabarán pronto con nosotros, también decimos: ¡Dios mío, queremos ayudarte!”, y luego,  descansar y reposar la cabeza, ahora, y en ese último suspiro, sobre el pecho de Jesús, como el discípulo amado, en esa “íntima amistad con Jesús, de la que todo depende”, en palabras del papa emérito en su libro “Jesús de Nazaret”. “ A veces, me haces sentir una dulzura interior que, si fuera completa en mi, sería un no sé qué que no sería esta vida”. Esta experiencia de San Agustín,  también, a veces, la sentimos nosotros, e intuimos la felicidad prometida de la vida eterna con Dios. Y la deseamos. Y, con San Juan de la Cruz, sentimos la necesidad de exclamar: “ Rompe ya la tela de este dulce encuentro”.  “¡Ay, si no creyera que he de contemplar la bondad del Señor en la tierra de los vivientes…!”Pero no morimos. Como dice Santa Teresa de Lisieux: “  No muero, entro en la vida”.  “ Espera en Dios; esfuérzate. Ten gran valor. Espera en Dios”. Exclamación del salmista, que hacemos nuestra. Y esperamos…    Por eso, quisiera  yo que este artículo llevara el mismo espíritu con que Juan, el discípulos amado de Jesús, escribió en las últimas palabras del Apocalipsis : “¡ Ven, Señor Jesús ¡”.  Pero San Pablo la palabra que utiliza con el mismo significado que el de Juan, Maran atha, en su primera carta a Corintios, 16,22, es una transliteración al griego de la palabra hebrea “Maranatha”, con sentido de “el Señor viene”, que se puede dividir, separar: Marán `athá, dándole un sentido  imperativo, de invocación. Juan insiste en esa invocación, un poco antes: “El Espíritu y la Esposa dicen: ¡Ven ¡. Y el que escucha diga: ¡Ven!”. Estas invocaciones tienen un sentido escatológico, es decir, se refieren a la segunda y última venida de Cristo. Jesús, al comienzo de su vida pública, predicaba y lo encargaba a sus Apóstoles lo dijeran: “ Se ha cumplido el tiempo. Arrepentíos porque se acerca el Reino de los Cielos”. El cardenal John Henry Newman, convertido del anglicanismo, hoy beato, decía, con una gran visión de futuro, que estamos en los últimos tiempos. Que las profecías mesiánicas se han cumplido y el Mesías llegó y el Evangelio ya se ha predicado, prácticamente, en todo el mundo. Se acabaron las revelaciones con la última: el Apocalipsis. Las revelaciones que se han dado y dan, como las de Lourdes, Fátima y otras, son consideradas como privadas y no alteran, sin añadir ni quitar nada, de la Revelación Pública contenida en la Sagrada Escritura y la Tradición Sagrada; y no todas han sido reconocidas por la Iglesia. No sabemos si se trata de años o siglos, pero es cierto lo que dice Newman: el tiempo se ha cumplido. El tiempo de Dios no es nuestro tiempo. En el Apocalipsis dice Jesús, contestando al “Ven, Señor”, “Sí, vengo pronto. El que es injusto continúe aún en sus injusticias, el torpe prosiga en sus torpezas, el justo practique aún la justicia, y el santo santifíquese más. He aquí que vengo pronto, y conmigo mi recompensa para dar a cada uno según sus obras”.¡Ven, Señor Jesús! Venga a nosotros tu Reino: “Reino de verdad y de vida; Reino de santidad y de gracia, Reino de justicia, de amor y de paz”. Algunos piensan que este reino es una utopía. ¡Bendita utopía! Pero los cristianos, superando nuestras debilidades, luchamos por esta utopía sabiendo que Dios, siendo el único que puede realizarla, la realizará.“ Ya no habrá ni frío, ni calor, ni llanto, ni dolor ni muerte”. “ Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos”. El mundo no se destruirá; habrá una transformación: “ He aquí que hago cielo y tierra nuevos”. Que ese “misterioso  pecado, o maldad, de origen”, o lo que dio lugar a tanto dolor y muerte, que hirió, también, a la naturaleza, y es la causa de nuestra miseria actual, será vencido, redimido. Porque nada puede impedir que Dios realice su plan de salvación, por amor. Y todos,” al caer la tarde, seremos, examinados, también, de amor” .

… Y conocimos a María Damiani, por fin!

DSCN5524 (Small)(Redacción) Este fin de semana estuvo lleno de actividades, sorpresas varias y gratos encuentros con amigos.

Sin duda, la atención la copó la magnifica Boda entre dos personas muy afines a nuestro medio, Merche López y Salva Aragón, alma maten de nuestro diario, co-fundadora, amiga, vecina y prácticamente familia, hasta el apellido compartimos, dio su Si Quiero al Director de Revista Lugar de Encuentro, hombre sencillo y afable, ambo emprenden felizmente una nueva etapa en sus vidas, Enhorabuena.

Pero dicha celebración también nos dejo encuentros con amigos, algunos que separados por la distancia volvimos a coincidir brindando por nuestros reencuentro en tono relajado alegre y fiestero. Y otra, como nuestra gran colaboradora desde los principios de este medio, María Damiani, que, seguramente por expresar en sus contenidos la belleza de su ser, ya me era hasta conocida antes de nuestro fraternal abrazo.

DSCN5366 (Small)Ella, mujer de palabras sencillas, voz atenuada pero cálida en sus exposiciones y relatos, daba una sensación de karma y de paz que nos cautivo en toda la velada.

No podíamos dejar pasar la ocasión para hacer entrega de nuestro recordatorio, creado como presente en el acto de presentación del Diario, allá en 2010….

Aprovecho esta lineas para desear el mejor de los futuros a los recién casados y mandar un fuerte abrazo a María por hoy y por siempre, para que nos siga deleitando con sus escritos y bondad.

Agradecimientos al Alcalde por El Bando sobre retirada de excrementos

Queremos desde estás páginas de su periódico, AGRADECER, tanto el Presidente de la Asociación Carranque, Sr. D. Cristobal,  como el vocal Alonso Paniagua, al Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, muy concretamente a su Sr. Alcalde D. JOAQUÍN VILLANOVA, el cumplimiento de su palabra dada al haber confeccionado y publicado un Bando Municipal para el tema tan en vigor hoy en día de la recogida de excrementos de nuestras mascotas; reconociendo también el hecho de que el mismo se puede ampliar para que sea más completo, llegue a más personas y éstas no aleguen falta de información.

No muchas veces se tiene una sensibilidad hacia los temas que solicitamos los vecinos y en este caso sirva la presente de agradecimiento por tal labor, ya que lo mismo que muchas veces aprovechamos los medios de comunicación para exponer nuestras quejas y solicitudes  también es de “bien nacidos, ser agradecido” el saber reconocer las acciones encaminadas a conseguir una mejor calidad de vida para los ciudadanos de Alhaurín que en definitiva es de lo que se trata.

Alhaurín de la Torre, a 06 de Noviembre de 2012

Fdo: Alonso Paniagua Alberca

La importancia del contexto en los evangelios

(Antonio Serrano Santos) Este artículo va dirigido, principalmente, a aquellos cristianos que , teniendo una  fe sencilla y buena voluntad, le surgen , lógicamente, dudas. Como decía Chesterton: “ Cuando entramos en la iglesia, nos quitamos el sombrero, pero no la cabeza”. Claro que tampoco puedo impedir que lo lea quienquiera. También es para intentar afianzar esa fe  sin grandes pruebas teológicas, sino con razonamientos sencillos, de sentido común, casi, de observación y deducción al alcance de cualquiera, como cuando se dice: ¡Es verdad, no me había fijado!

           Hay muchas escenas y textos bíblicos, evangélicos, sobre todo,  de gran realismo y credibilidad que, con el avance de la exégesis moderna, van dejando al descubierto lo que hay de realidad e histórico, distinguiéndolo de lo simbólico y mítico. La ““naturalidad” con que se narran las escenas y las palabras, enamora al alma creyente y sencilla, también, por la sencillez con que hace intuir y ver esa realidad que alimenta su fe, su esperanza y su amor.

        Hay escenas y textos en los evangelios que sin necesidad de hacer un acto de fe, ni siquiera por las definiciones dogmáticas, se deduce claramente la verdad o la realidad de lo que narran y creemos. Pura psicología, casi método deductivo a  lo Cherlok Holmes, basado en la observación y análisis de detalles desapercibidos por otros.

         Cuando le dice al ángel : “¿Cómo podrá ser eso, pues no conozco varón?”. Conocer, en el medio judío, significaba tener relaciones sexuales. Preguntar cómo podrá ser “eso” implica dos posibilidades: ignorancia de cómo nacen los niños o propósito implícito de no tener relaciones sexuales. Lo primero hay que descartarlo porque en un pueblo muy pequeño con viviendas abiertas a todos los vecinos, sin hospitales, el embarazo y parto era tan a la vista que difícil sería que una chica, vecina, no lo supiera. Pero es que, además, la joven María, al enterarse de que su parienta, ya anciana o muy mayor para tener hijos, estaba en cinta de seis meses, según el ángel, noticia que ignoraba, y nada raro por vivir a más de ciento cuarenta kilómetros de Nazaret, en Ain Karín, se apresuró,” festinans”, dice el evangelista, y demostró su valentía y juventud y amor, acudiendo a atender, al menos, en esos tres últimos meses, los más críticos y más para una mujer mayor, haciendo todos los menesteres de casa y, sobre todo, ayudarla a parir y, nacido el niño, dice el evangelio, se volvió a su casa. Fue y volvió sola, aprovechando, tal vez, alguna de las caravanas que iban y venían. Claro lo dice el evangelista: pasados como unos tres meses( seis y tres nueve, embarazo y parto), se volvió a su casa. Hay que descartar, por tanto, su ignorancia de  “¿cómo podrá ser “ eso”?Esta es la importancia del contexto. 

               Segunda posibilidad:  ¿…pues no conozco varón?. Para poder ser “ eso”: concebir  y dar a luz un hijo. Conozco es un tiempo presente. Pero ¿ excluye el futuro? “ ¿ Concebirás y darás a luz un hijo”, si ahora no, más adelante, sí? La respuesta de María sería de una ingenuidad absurda, al no pensar que “ eso” podría ser en el futuro inmediato, si no incluyera en su respuesta una  decisión ya tomada de “ no conocer varón” ni ahora ni en el futuro. Por lo que parece que pone al Angel, y por tanto a Dios, con aparente audacia, esa condición para aceptar el anuncio, la voluntad de Dios. Ahí se deduce su entrega a Dios, a su amor, para siempre, antes que a ningún hombre, en cuerpo y alma. Es la razón de las futuras vírgenes en la historia de la Iglesia. 

              Esta jovencita judía, no tendría más de dieciocho años, según la costumbre de casarlas entre ellos, muy jóvenes, no ambiciona, en su humildad increíble, ser la madre del Mesías, Hijo de Dios, que apenas hace caso de que eso es lo que le dice el Angel, cosa ambicionada por las casaderas de Israel, de ahí sentirse malditas las estériles, o ser un oprobio( así dijo Isabel). Y, cuando el ángel le explica cómo “ podrá ser eso”, el aparente “enfrentamiento” con el ángel y condicionamiento a Dios, desaparece de una manera tan fina, elegante y maravillosa y humilde, que hasta al propio mensajero lo dejaría admirado: no dice he aquí la sierva del Señor, hágase en mí según su voluntad; no. Dice:” hágase en mi según tu palabra”. Zacarías desconfió de la palabra del ángel pidiendo una prueba:”cómo sabré “ eso”, que indignó al mensajero divino y le castigó. María, casi una niña, pregunta: ¿ Cómo “podrá” ser eso?”. Ella no desconfía de la palabra angélica, expone una condición, pide una aclaración. “Según tu palabra”.  La que ya era superior en dignidad a los ángeles, somete, humildemente, su criterio y sus dudas a la fiabilidad de las palabras del  ángel. Personalmente, se pone a un nivel inferior. ¡Qué calidad humana, qué lucidez de entendimiento, qué candor y profundidad de análisis de esta única mujer, una niña, tendría para pensar, preguntar y analizar de ese modo lo que estaba ocurriendo y que le afectaba a ella directamente! Hasta supo, adivinó y profetizó el alcance de su decisión:“ Me llamarán bienaventurada todas las generaciones”. Ya estaba claro lo que diría, luego, el evangelista Lucas: “ Y María guardaba todo esto meditándolo en su corazón. He ahí la importancia del contexto en este paso del Evangelio.

         

Que celebrar el 12 de Octubre

Cada año en el día en que se celebra la “Fiesta Nacional” o “día de la Hispanidad” hago un esfuerzo por encontrar sentido al verbo.
El descubrimiento de Las Américas de manos de Cristóbal Colón, es digno de celebrar o no, según se mire, y desde luego poco digno si se mira desde el otro lado del Atlántico.

Estuve hace años en la Isla llamada Quisqueya, que Colon confundió con Japón y luego acabó renombrada como La Española. Allí escuche por primera vez el dicho Mapuche : “Cuando vinieron, ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Nos dijeron, cierren los ojos y recen. Cuando abrimos los ojos, nosotros teníamos la Biblia”.
Tampoco es que sea mucho de celebrar el sentimiento centrípeto nacionalista, que  exaltan este día los que se oponen a otro nacionalismo centrifugo, tan nacionalismo y trasnochado como el suyo. Cuestión de Física y geometría, al fin y al cabo que nunca llegará a la atura de la Hispanidad mundialistas o eurocopera, que esas si que se celebran..
Pero sobre todo, no encuentro argumentos para celebrar un desfile militar, y el de la familia real y las autoridades.
Muchas son mis razones, antimilitaristas y pacifistas, pero esta vez, en plena crisis, esgrimo la que mas me rechina: Gastar un millón de pavos, en un alarde de gasto militar, y mas de 2 millones de euros la hora, ( 52 mill al día), en presupuesto militar, al tiempo que se cierran hospitales y escuelas que podrían mantenerse con lo que cuesta un Eurofighter.
Y es que en financiación militar ( y eclesiástica) si que están de acuerdo los dos partidos mayoritarios y el aspirante sucedáneo magenta, tal y como demostraron al votar en contra de suprimir las paradas militares o de reformar la ley de financiación de la Iglesia.
Habría que repensar que ejercito queremos, cual necesitamos y cual nos podemos permitir. Asignatura pendiente sin duda en nuestro país.
Algunos ya lo tienen claro, hace un par de días el ministro de Defensa de Rajoy, Pedro Morenés, y el de Obama, León Panetta, firmaron en Bruselas, la prorroga del Tratado militar que Franco firmó en 1953 con el General Eisenhower, y que supone la llegada de cuatro destructores de la marina estadounidense a la base naval de Rota, en Cádiz, convirtiéndola en pieza fundamental de la estrategia nuclear de la OTAN en el Mediterráneo y Oriente Medio y su escudo antimisiles.
Yo por no dejar de celebrar el dia, y no dar mas motivos a los que me llaman antipatriota por  antitaurinopacifistaecologista , celebraré el dia de una parte del ejercito, los de la UME, (unidad militar de emergencia), tan importantes este verano en las extinciones de incendios de nuestros montes. Va por ellos.
JM Mancebo Fuertes
www.bobastro2.blogspot.com
http://bobastro2.blogspot.com.es/2012/10/que-celebrar-el-12-de-octubre.html


Juan Manuel Mancebo Fuertes
jmanceb@gmail.com
648164401

También en el PadreNuestro (Para católicos y curiosos de estos temas)

(Antonio Serrano Santos) Como en artículos anteriores se intentó demostrar en algunos textos de los evangelios, también en el Padrenuestro se pueden advertir algunos “ fallos” de traducción y necesidad de actualizar sus palabras.

En narraciones de los evangelios se vio cómo algunas palabras y conjunciones no estaban correctamente traducidas ni actualizadas. Ejemplos, y perdón por la repetición, aunque abreviada y como paso previo al tema del Padrenuestro:

La conjunción “que” puede tener dos sentidos, por lo que se presta a ambigüedad: cuando Jesús afirma : “Aprended de mi “ a continuación una traducción dice “ que Yo soy manso y humilde de corazón”, como invitando a ser mansos y humildes , que no se descarta; pero ese “que”es una conjunción causal, no de introducción de una oración de complemento directo. La traducción correcta es: “ Aprended de mi “ porque” Yo soy manso y humilde de corazón”. Jesús, con estas palabras, no se refiere a la humildad y mansedumbre como ejemplo, sino a que no teman venir a El y aprender de El porque los fariseos y saduceos, los doctores de la ley, enseñaban con orgullo despreciando a los que les oían. Y expulsaban de la sinagoga a los que se les oponían. El pueblo les temía.” Pero éstos son una canalla que no conoce la ley”, y al ciego de nacimiento” ¿ Naciste tú todo en pecado y nos quieres enseñar a nosotros? Y lo expulsaron de la sinagoga. Y los padres del ciego no dijeron nada por temor”. “ Muchos de los fariseos creyeron en El, pero no se atrevían a manifestarlo por temor a ser expulsados de la sinagoga, porque amaban más la gloria de los hombres que la gloria de Dios”.

En la visita de María a Isabel, ésta dice, según algunas traducciones, “ ¡ Bendita tú porque lo que se te ha dicho de parte de Dios se cumplirá”. Ese porque es incorrecto. Porque es como si dijera: no tengas dudas que se cumplirá lo que te han dicho. Como si María no estuviera tan segura como cuando aceptó y creyó las palabras del ángel. Más bien las palabras de Isabel es una alusión indirecta a la falta de fe de su marido Zacarías a lo que el ángel le dijo. “¡ Dichosa tú que has creído!” Porque su marido no creyó y eso era una vergüenza no algo dichoso.

Por tanto, la traducción correcta es “ ¡ Bentida tú “ que” has creído lo que se te ha dicho de parte de Dios”.

Otra incorrección y falta de actualización está en el inicio del rezo del Avemaría: “ Dios te salve, María…” El ángel le dirige en realidad un saludo, que en latín se dice “ ave” que se usaba mucho en la cultura clásica romana: “ ¡ Ave, César…”por ejemplo. Y en el original griego: “ Jaire”: alégrate. San Pablo la uso en sus cartas: “ Jairete en to Cristo; jairete”: alegraos siempre en el Señor; os lo repito: alegraos”.

El “ Dios te salve, María”, se presta a una falsa interpretación aunque la fe nos dice que ella está más que salvada. Para la ignorancia y para algunos sobre todo de algunos grupos religiosos que no reconocen a la Virgen María con sus prerrogativas, lo entienden como que tiene que salvarse como cualquier mortal. En Francia, por ejemplo, el Avemaría lo inician así: “ Yo te saludo, María…” Ye vous salue. Marie…”

Dicho esto, también en el Padrenuestro se puede analizar y entender más correctamente algunas palabras. Sobre todo, al final, donde se dice: “ No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal.” Aquí parece que se da una inútil redundancia y una traducción incorrecta y no actualizada. “ No nos dejes caer en la tentación es lo mismo que decir “ líbranos del mal”. Caer en la tentación es caer en el mal, en el pecado, en las cosas malas. Y líbranos de las cosas malas es líbranos de caer en la tentación. Pero en el “ líbranos del mal no es lo mismo  la palabra “ mal” como cosa mala o pecado. Esta palabra,” mal”, en el original griego se presenta con un artículo precedido de una preposición de genitivo: “ apó tou poneroú”, es decir, no un adjetivo, que no lleva artículo, sino como un sustantivo que sí lo lleva y equivale, según el diccionario griego, al Diablo. Sería, entonces,” líbranos del Diablo”. Precisamente acaba de decir el Papa Francisco lo mismo. Que la traducción correcta de líbranos del mal es “líbranos del Maligno,” del Malo. El Diablo.

Ya vemos la necesidad de actualizar y corregir algunas “cosas”para entender mejor su sentido y para claridad de la fe y evitar cierto ridículo ante la ignorancia y descrédito. Es lo que se ha hecho con eso de “ Perdona nuestras deudas” y poner ofensas en lugar de deuda, que, aunque eso es lo que dice el original griego, sin embargo se ha impuesto por encima de la exegesis literaria, el sentido de actualización, sin que eso afecte a la revelación divina del Padrenuestro.

Conservar y meditar en el corazón (En la onomástica de Don Ramón Buxarráis Ventura)

ramonbuxarr(Antonio Serrano Santos) Voy a pecar de repetitivo, de pesado, con este antiguo artículo, algo más  reformado y extenso, pero no me importa. Ahora que Don Ramón quiere ser olvidado, que sus cenizas vayan a la fosa común, ha olvidado que es Dios, si no los hombres, quien no lo va a olvidar, Y El se encargará, mal que le pese a Don Ramón, de cumplir su promesa” El que se humilla será ensalzado”. Sé que este buen obispo emérito no sentirá vanagloria por lo que digan, y yo mismo diga, de su persona y sus obras. Bien, mi querido Don Ramón, que echen sus cenizas a la fosa común ( si es que llegan a echarlas), pero como el ave Fénix, usted y sus obras, su amor y su humildad, surgirán desde sus cenizas, para ejemplo y para gloria de Dios. “Que vean los hombres vuestras buenas obras y glorifiquen a Dios”. Lo que haga en privado, quede en privado, que no se entere su mano izquierda de lo que hace la derecha. Pero en “ público”, está antes esa gloria de Dios que atrae a los hombres a El, que su olvido, sus cenizas y su humildad. Reconozca sus debilidades; bien. Pero también la “ cosas buenas” que ha hecho y que Dios le ha dado oportunidad de hacerlas. “ La humildad es la verdad”(Sta,Teresa de Jesús). No sea tan humilde, y perdón, que le quite gloria a Dios y su buen ejemplo a los hombres, con ese olvido que pretende. Yo, al menos, no lo consentiré. Y , ahora, el que pueda o quiera releer el artículo, por cansado que parezca, que lo lea; nadie le obliga. Y lo que en él se dice,”el que tenga oídos para oír, que oiga”, como decía Jesús a los que querían oírle o no querían oírle.

 

A mi muy querido obispo, Don  Ramón Buxarráis Ventura, que me honra con su amistad , en su onomástica, y sin ella, pero que me da la oportunidad de dedicarle este artículo tan en consonancia con lo que sé es : un humilde contemplativo, con vocación de cartujo, hombre de escuetas palabras y fecundas obras. Dejó su obispado y se entregó al servicio de ancianos en el Centro Asistencial de Melilla; capellán de la cárcel, creador  del taller de formación para jóvenes ex -presidiarios, colaborador en revistas misioneras con su buen estilo literario; ya fue misionero en Hispanoamérica. Recuerdo aquella entrevista con Jesús Montero en Canal Sur: “Señor obispo, le molesta que me llame Jesús?- En absoluto.-¿Quiere rezar algo? Y el obispo, sin alarde ni falsa humildad, se recogió y habló con Dios, delante de las cámaras, como si estuviera en la más absoluta soledad y el más profundo silencio, con la sencillez y candor de un niño con su padre.

El que yo siga enviando artículos a los periódicos digitales se lo debo a él que me animó estando yo a punto de dejarlo. Sus consejos y ánimo me decidieron a seguir dejando en manos de Dios y de mis sufridos lectores el resultado de estos intentos de hacer bien a las mentes y los corazones. Gracias, mi buen obispo y amigo Don Ramón. ¡Ojalá este pobre gesto le sirva de felicitación que bien se lo merece!

Para creyentes y para los que no lo son, así como Buda, Confucio, Lao Tse  y los grandes pensadores, filósofos y místicos de la Historia, que han merecido el estudio, el interés y hasta su imitación, María, la joven israelita que en la historia cristiana y en otras religiones ha merecido un puesto imprescindible, es objeto, también, de estudio  y análisis psicológico, histórico  y exegético. Es motivo constante e ineludible en  el arte, en general, como la pintura, la escultura, la música, la literatura y, hasta más recientemente, el cine. Creo no exagerar si digo que no hay otra figura más popular e histórica, porque está en la Historia, y en nuestra presente historia, en, prácticamente, en toda la geografía mundial, aunque algunos pretendan adjudicarle una falsa identidad y origen no cristiano. Es tan fuerte esta presencia, y tan documentada, que esta pretensión ha sido inútil. Ya en el siglo cuarto, después del Concilio de Efeso donde se definió la Maternidad Divina de María, el pueblo cristiano salió a la calle con antorchas, rezando por primera vez lo mismo que hoy en  todo el mundo : “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén”, pasando a confirmar, por si hubiera alguna duda, una sencilla, pero trascendental  narración evangélica, con  un hecho, también trascendental, histórico.

Eso es lo que me mueve a presentarla, en este siglo de la prisa y la superficialidad, como ejemplo humano, para unos, los que, por ejemplo, admiran la filosofía y la mística de Oriente, y para otros, los inmersos en la agitada vida mundana, siendo cristianos.

“Mas después que la profunda consideración sacó del fondo secreto y amontonó en presencia de mi corazón toda mi miseria, se desató  en mí una desecha  borrasca, preñada de copiosa lluvia de lágrimas”.Estas son las palabras del gran convertido, San Agustín, que hoy celebramos su festividad, en el libro de sus “Confesiones”. El máximo pensador, filósofo, teólogo y escritor desde el siglo cuarto. Su reflexión, junto a su búsqueda y súplica para hallar  la verdad, le sacó de una vida de lujuria, vanidad, dudas, soberbia  y errores que parecían no tener salida. Habla de reflexión ante su corazón. Y añade después:” …como si una luz de seguridad se hubiera infundido en mi corazón, todas las tinieblas de la duda se desvanecieron”. Todos los que han seguido este camino de reflexión ante la sinceridad de su corazón, han llegado a acertar en la orientación de sus vidas y encontrar las respuestas a sus dudas. Incluso fuera del ámbito religioso, como los clásicos greco-latinos. En el silencio y la soledad, porque el ruido es el peor enemigo”. “No huyo del mundo, decía el buen poeta Martín Descalzo, sino del  ruido”.¡Cuántos llenan ese silencio que necesita el espíritu con el ruido de músicas trepidantes, ensordecedoras, que agitan cuerpos  y  mentes, gritos y vocerío en lo  que debería ser coloquio y  tertulia  amigable en  televisión, radio y eventos.

“María conservaba todo esto y lo meditaba en su corazón”(Lc.2,19-20). En la adoración de los pastores. “ Y su Madre guardaba todo esto en su corazón”(Lc.2,51-52). A los doce años de Jesús, en su encuentro en el Templo.

Por eso, Lucas pudo saber de boca de María ¿de quién, si no? las escenas y palabras íntimas que sólo Él, de los cuatro evangelistas, narra en su evangelio, y sólo Ella podía saber. “ después de informarme exactamente de todo desde sus orígenes”, afirma rotundamente al  comienzo.

La conservación y meditación en el corazón supone la reflexión profunda, acompañada de un afecto o sentimiento sereno sobre algún acontecimiento que guardamos porque nos afecta íntimamente y  despierta un interés sano por saber su significado en nuestra vida y, desde la fe, si es Dios que quiere algo de nosotros.

La primera reflexión de María fue después del saludo de Gabriel: “ Ella se turbó al oír aquellas palabras y reflexionaba qué podría significar aquellas palabras de la salutación”. María es, por tanto, un alma contemplativa. El objeto de su reflexión, de su contemplación, es Dios, y la palabra de Dios. Y la esperanza del Mesías. Esta última era propia de todo el pueblo judío. Sólo que Ella, en su humildad, no esperaba ni deseaba, como las demás israelitas, ser su madre. De ahí su turbación y su sorpresa.

Ya el canto del Magnificat nos dice claramente cómo Ella conocía la Escritura Sagrada, las promesas mesiánicas y su sentido profético. Ella misma forma parte de las profecías y es profeta: “ Me llamarán dichosa todas las generaciones”.”Su misericordia llega a todos sus fieles de generación en generación”. Pero el objeto primario y principal de su reflexión y contemplación era Dios: “Mi alma engrandece al Señor y mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador”; eso, de principio: Dios siempre y antes que haberla elegido. De ahí la respuesta al “Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron” :“ Pero más dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan”. Y luego, en segundo lugar,”porque se fijó en la pequeñez de su esclava”. “He aquí la esclava, la servidora del Señor”. ¿No aprendería algo de Ella, ya de niño, Jesús, si hablamos humanamente, cuando decía: “ Yo  estoy entre vosotros como el que sirve”. No he venido a ser servido sino a servir”. ¡Cómo serviría y con qué amor y sencillez, Ella, a Jesús, a José, a Isabel en su embarazo y parto, y a todos! Ya en las bodas de Caná la vimos darse cuenta, antes que nadie, de la falta de vino y buscó, rápida, la solución, evitando una vergüenza para los novios.

Es interminable la cantidad de reflexiones y deducciones que se pueden sacar de cada acto y palabra de María. Se acerca mucho al  misterio de Jesús.

“Mi alma engrandece al Señor”. Cuanto más humilde es un alma, más grande le parece el Señor. Porque al ver que El “ abajándose hasta ella, tan pequeña, muestra así Dios su grandeza infinita”(Sta.Teresita del Niño Jesús).Si “el  que se humilla será ensalzado”, la más ensalzada es y será María por la total convicción que tenía de su pequeñez, por su humildad radical y total confianza y dependencia de Dios. Como en su embarazo, al no dar explicaciones a su esposo, sabiendo que solo Dios podía darlas, ni él se las pidió, extrañado del silencio de su esposa. Se humilló totalmente.

“…y mi espíritu se alegra en Dios, mi Salvador”. He aquí la razón fundamental que explica la misteriosa alegría de los santos que sonríen ante la muerte, el martirio y las persecuciones. La alegría del cristiano que ama a Dios, a Jesús, a todos, y se cree y siente amado por Dos. La alegría de la esperanza en el cielo, la vida eterna con Dios. “ Que no reina Dios por lo que uno come o bebe, sino por la justicia, la paz y la alegría que da el Espíritu Santo”(San Pablo). “Yo también quiero resucitar, ser feliz toda la eternidad, y vivir con los que tanto amé, una paz que no terminará”, dice el cántico eucarístico, esperanza del cristiano.

“…María guardaba todo esto en su corazón”.En su corazón. Cuando  las reflexiones teológicas y las meditaciones espirituales se quedan, fríamente, en la mente y no pasan al corazón y por el corazón, “ si  no llevan el espíritu de Dios, harán  más daño que provecho”(San Francisco Javier).Amar lo que se estudia, amar la teología, amar las meditaciones espirituales. Amar la Palabra de Dios es amar a Dios. Es una prueba del amor y a su Palabra la humildad con que se lee y estudia y se enseña, buscando y preguntándose por el significado que Dios le da y no dándole el significado  que uno quiere, le parece o impone.” La Sagrada Escritura ha de ser leída con el mismo espíritu con que fueron escritas”(San Agustín).Como María, que lo guardaba todo y lo meditaba en su corazón”.

El teólogo, el cristiano que lee y estudia la palabra de Dios, debe ser, como María, un contemplativo, para transmitir lo contemplado a otros desde la verdad y el amor; de lo contrario, ni es verdadero teólogo ni  auténtico cristiano. Esa es,precisamente, la intención general  de este Papa para este mes: “  Que los hombres y mujeres de nuestro tiempo, a menudo abrumados por el bullicio, redescubran el valor del silencio y sepan escuchar a Dios y a los hermanos”.

Como el obispo emérito Don Ramón Buxarráis Ventura.

A los Ángeles de la Noche.

 Hoy Esperanza, vamos a ser justos y equitativos:

Foto Archivo: Enviada por Diego Ceano

 Siempre estamos quejándonos de todo lo que hable, que si no llegan a tiempo, que si no me han atendido bien.

  En fin, todas esas cosas que decimos cuando algo no sale como queremos.

 ¿Pero y cuando nos ayudan? ¿A que no decimos ni gracias?

 Por eso hoy quiero dar un homenaje y reconocimiento a todas esas personas anónimas, que su trabajo consiste en ayudar a los demás.

  Me refiero a bomberos, médicos, enfermeros, conductores de ambulancias, guardia civil y a todos los que hacen que la vida sea un poco más llevadera y a las que no les importa el frio ni el calor, ellos siempre están dispuestos para echar una mano donde haga falta.

 Yo he sido una a la que han ayudado, y por eso quiero dar las gracias en mi nombre y en el de otras personas que cuya vida ha dependido de la rapidez y eficacia de ellos….

 Y que no se me olvide también protección civil, hacen una labor digna de alabar, en estos tiempos en que solo sabemos protestar, también debemos ser agradecidos y reconocer lo que hacen bien:

 Vaya pues, mi agradecimiento a los Ángeles de la Noche…..