26.2 C
alhaurin de la torre
miércoles, 21 agosto, 19

La Vuelta empapa Alhaurín con su encanto

(Francisco Javier Zambrana Durán – Estadio Los Manantiales)

Pedaleo a pedaleo. Así se consigue hacer historia. Al menos, esa es la filosofía de La Vuelta a España, una competición que allá donde va, triunfa. Siempre juega sus cartas de la mejor forma, sin atender a producto alguno, sino simplemente vendiendo su mejor cara a una afición que se mantiene fiel, cercana a los profesionales, una afición que no ha faltado en este final de la tercera etapa.

Alhaurín se vestía de gala para este 27 de agosto tan esperado. La competición de ciclismo más importante de nuestra geografía tomaría parte en el municipio malagueño. La Etapa número 3 sería la que tendría el placer de finalizar en una de las zonas más deportivas de la ciudad de Málaga ante una expectación que sobrepasaba los límites de cualquier celebración deportiva.

Un recorrido histórico

Elia Viviani se terminó llevando una etapa histórica en la que no faltaron puertos de montaña. La zona de Mijas acogió la salida, mientras que Ronda puso de su parte en los momentos más duros de la carrera, en la zona intermedia. El Puerto del Madroño, en la zona de San Pedro de Alcántara, hizo mella en unos ciclistas que se encontraron siempre cercanos en todos los puntos.

La etapa se preveía desde primera hora que terminaría al sprint, ya que las piernas de los profesionales aguantarían de manera exquisita en esta segunda subida complicada. El segundo puerto llegó en el lugar de los 101 de Ronda. Donde los corredores se apilan para hacer historia, estos competidores se dejaron la piel para terminar escribiendo la suya propia. El Puerto del Viento hizo de las suyas para dar paso a la carrera por El Burgo y, más tarde, por la Sierra de Yunquera.

La vuelta a Mijas dejó un paisaje costero envidiable, solo capaz de verse en una provincia que combina dos partes esenciales de la naturaleza: la playa y la montaña. Benalmádena y Torremolinos, dos símbolos andaluces en el turismo costero, fueron la antesala del punto histórico, del momento más importante en la historia del ciclismo en Alhaurín.

Una tarde para recordar eternamente

El día que los pequeños crezcan, que los jóvenes envejezcan y que los que fueron protagonistas hayan alcanzado cierta edad, se recordará este momento. Siempre quedará el reflejo de este día en la retina de los ciudadanos de Alhaurín, uno de los lugares más deportivos de toda España.

Los aficionados se apilaron uno tras otro contra las vallas de seguridad desde antes de las 4 de la tarde, preparándose para una llegada que estaba prevista para las 17:25, pero que se retrasaría hasta las 18:00. La expectación fue máxima desde los primeros instantes, aunque fue creciendo con la llegada de la caravana de la organización y con el acercamiento de los primeros ciclistas a la zona próxima a Churriana.

El final de Torremolinos fue un visto y no visto, ya que en cuestión de minutos, Viviani adelantaba a todo aquel que se le ponía por delante y se citaba con un público irrepetible. De esta forma, premió el compañerismo, la solidaridad y la afición por un deporte que mueve a cualquier ciudadano de todas las zonas malagueñas. Eso sí, no faltó, por supuesto, el clásico chaparrón que siempre acompaña a las celebraciones deportivas, y ya conocido por los competidores de maratones en Alhaurín, el cual dio un encanto final en el colapso de la ceremonia de entrega de premios.

Así fue La Vuelta en Alhaurín. Así fue como se entró en la historia. Con un momento especial, con una hoja más en este libro de enorme recorrido deportivo que se escribe en cada celebración, y al que el 27 de agosto de 2018 se le dio la vuelta al relato.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

LA INVITACIÓN DEL PRESIDENTE

1979157_10203882387756253_8170926865487216159_o (Mobile)Proyección y Charla-Coloquio de la Película LA INVITACIÓN DEL PRESIDENTE

Helena Trujillo – Grupo Cero

Lunes, 27 de abril de 2015 desde las 19:00 hasta las 20:30 (Hora de verano de Europa central Hora de España (Madrid))

Detalles del evento

Proyección  de la película LA INVITACIÓN DEL PRESIDENTE, una película escrita, dirigida y protagonizada por Miguel Oscar Menassa, que firma su 5º largometraje y cierra la trilogía sobre la infidelidad.

Tras la proyección se realizará una charla-coloquio sobre la película con:

Miguel Oscar Menassa, director de la película, poeta, psicoanalista y director de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero.
Antonio Llorens critico, historiador, exhibidor y cineasta.
Macarena Astorga, cineasta y profesora.
Salvador Martos, guionista y director de cine.

Modera: Laura López,psicoanalista de Grupo Cero.

 

La Invitación del Presidente, un largometraje dirigido y protagonizado por el Cineasta y también Poeta (nominado al Nobel de Literatura en 2010), Psicoanalista, Médico, Pintor y Director de la Escuela Grupo Cero, Miguel Óscar Menassa, será proyectado por primera vez en Málaga en el Centro de Arte Contemporáneo (C.A.C) el lunes 27 de abril a las 19:00hrs. Un genio de alcance inagotable que brinda a la ciudad el despliegue de su quinta película donde el espectador se verá envuelto en una trama donde las relaciones se transformarán a raíz de una carta, que es una invitación enviada por el Presidente. Una apertura a la conversación, donde lo humano se ensaña y supera los límites impuestos por la moral para continuar el movimiento de la vida.

 

Entrada libre hasta completar el aforo.

Lunes 27 de abril a las 19 hs.

CENTRO DE ARTE CONTEMPORÁNEO DE MÁLAGA

C/Alemania s/n

 

ORGANIZA: GRUPO CERO

www.cinegrupocero.com

“Sobre Dios, I”

(Jmm Caminero) Yo creo, que el tema de Dios y sobre Dios, es uno, de los tres temas o cuestiones más importantes que todo ser se hace o se debe de hacer, a y en toda su vida. Dicho de otro modo, se sea ateo o agnóstico o teísta o deísta o creyente en una tradición religiosa concreta, todo el mundo debe plantearse, y creo que todo el mundo toma una opción sobre este tema. Se sea culto o inculto, de una sociedad o de otra, de ayer o de hoy y supongo que de mañana.

Si Dios existe, todo el universo tomará un cariz distinto, si Dios no existe o no existiese o no existirá.

Es más difícil demostrar que Dios no existe, que demostrar que Dios existe. Hay más indicios de que puede existir Dios, de que no pueda existir. Como hay más indicios o posibilidades o probabilidades de que existan extraterrestres o hayan existido, de que no existan o no hayan existido.

A nadie se le ataca porque crea en fantasmas, y a muchos de los que creen en Dios, se les pone zancadillas, en algunos lugares, éstas muy diversas y complejas.

No entendemos como el concepto de Dios acapara tanta aceptación y tanta negación. No comprendo que si alguien no cree que exista Dios, no tiene sentido odiar o negar algo que no existe. Sería como enfadarse contra los Reyes Magos, sabiendo que no existen.

Todo ser humano, creo que tiene la obligación moral, crea o no crea que existe Dios, de buscarlo durante toda su existencia. Leer y estudiar y pensar sobre Él.

Ya que si existe cambia el mundo solo por existir, y si no existe, siempre cabe la posibilidad de que pueda existir.

¿Si Dios es lo Otro? ¿ni siquiera podemos saber lo que es lo Otro o El Otro? ¿Porque el Otro es completamente diferente a nosotros, un millón de trillones diferente a nosotros…? ¿Pero si el Otro es ser, y nosotros tenemos alma inmortal, y esta alma inmortal ha sido creada por El Otro, a su imagen y semejanza, nosotros tenemos algo de divino, de alguna manera? ¿Nosotros seríamos la pequeña cerilla y Dios sería la estrella más grande…? ¿Pero habría una pequeña relación o analogía…?

Solamente con la posibilidad de que Dios exista, todo ser humano tiene el derecho y el deber, cada uno según sus circunstancias, de buscar a ese Dios, durante toda su existencia. Solamente aunque pueda existir.

Igual que si alguien sabe que en su campo o al lado de su casa, en el monte de frente hay un gran tesoro de piedras preciosas y oro, tiene un deber, y derecho, de vez en cuando irlo a buscar…

Imaginemos que Dios existe, imaginemos que somos inmortales, es decir, tenemos alma inmortal o un principio de inmortalidad, imaginemos que exista un Juicio Particular, e imaginemos que hay dos Lados de la eternidad, una la buena con y en Dios, sea de la forma que sea, y otra sin Dios…

Si todo eso fuese cierto o tuviese algún grado de verdad, o aunque tuviese un grado de posibilidad no deberíamos durante toda la existencia buscar a Dios, comportarnos bien, cada día y no hacer el mal, para si existe Dios estar a su lado toda la eternidad…

Si al lado de tu casa que está la mar, y sabes que hay un galeón hundido de hace varios siglos, no irías de vez en cuando a buscarlo, aunque nadie lo hubiese encontrado en doscientos años…

Exista Dios o sea una invención humana, “nada hay como Dios”. Nada hay, ni nada habrá. Si existe porque existe, si no existe, y es una invención humana, jamás ninguna invención humana que haga, haya hecho o haga en docenas de miles de años podrá llegar al grado de profundidad y esencialidad e importancia que la de Dios.

Sin las concepciones sobre Dios y lo Sagrado que han existido, al menos en estos últimos docenas de miles de años, el ser humano no habría llegado a la situación actual de progreso, derechos humanos, libertad individual y colectiva, libertad de expresión, etc.

Incluso admitiendo que a veces, demasiadas veces, se haya utilizado a Dios, su Nombre se haya utilizado para hacer mal. Tampoco lo podemos negar.

Pero en Nombre de Dios se han hecho más cosas buenas que malas, más cosas perfectas que negativas…

Los grandes hombres y mujeres han sido santos y santas. Porque han elevado la capacidad humana moral y espiritual a grado sumo. O mejor dicho, han hecho perceptible y materializable, que el ser humano, no es solo cuerpo-carne, ni psique-mente-razón, no solo sociedad-cultura, no solo tierra-materia-naturaleza sino también alma-espíritu.

© jmm caminero (21 junio-10 octubre 2015 cr).

Fin Artículo 330º: “Sobre Dios, I”.

Gema Arenas se corona en el Maratón de Jarapalos

Gema se aproxima al Avituallamiento para reponer fuerzas en el Km 26'6. / Fotógrafo: Francisco Javier Zambrana Durán.

(Francisco Javier Zambrana Durán) La corredora Gema Arenas se ha llevado la victoria en el Maratón Alpino de Jarapalos con un tiempo demoledor de 4 horas y media. Se coloca a la par de Zaid Ait Malek para subirse al trono de la gloria.

   Gema ha dejado a todas sus perseguidoras sin oportunidades de conseguir lo que ella ha conseguido. Después de cuatro horas y media de puro esfuerzo por las montañas de Jarapalos y la Sierra de Mijas, la hoy campeona se ha colgado la medalla al cuello y ha recibido una tremenda ovación por parte del público.

Nada la paró desde el primer minuto

   Absolutamente ningún obstáculo se interpuso entre ella y la gloria, más que el posible sufrimiento de sus piernas. Desde el principio hasta bien entrada la carrera, pocas fueron las corredoras que le siguieron el impresionante paso que llevaba.

Gema acude al Avituallamiento del Km 26’6. / Fotógrafo: Francisco Javier Zambrana Durán.

   Al igual que ocurrió con Zaid, nuestro fotógrafo pudo cazar el instante preciso en el que esta se aproximó a reponer fuerzas al Avituallamiento Sendero Fuente la Piedra, lugar en el que ya se habrían recorrido 26’6 kilómetros de trayecto. Allí, en escasos segundos, se marchó como una auténtica bala hacia lo que más esperaba.

Hubo hueco para todas y todos

   En cualquier caso, pese a que la victoria de esta impresionante deportista colapsara todos los flashes de las cámaras, no solo fue esto lo que premió en la carrera, sino todo lo contrario. Todos los participantes, o la mayoría de ellos, disfrutaron de un precioso recorrido y se reunieron para charlar sobre sus inquietudes.

   Como anticipamos, sería una fiesta del Running, donde tendría cabida un profesional y donde también podrían adentrarse cualquiera de los demás participantes, sin importar su ritmo ni sus aspiraciones.

Un grupo de corredores posa para nuestra cámara. / Fotógrafo: Francisco Javier Zambrana Durán.

Fotografías realizadas por Francisco Javier Zambrana Durán, colaborador de Diario Alhaurín.

“Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría”

(Antonio Serrano Santos) 6 de enero de 2,018. 12 de la noche. La estrella de Belén se apaga en el Nacimiento- Misterio que venimos montando desde hace 50 años : la cueva de corcho, el Niño Jesús, en el pesebre bajo el aliento de la mulita y el buey, la dulce imagen de la Virgen María con su vestido rosa y manto celeste, cosa que hasta ahora no advertí, como los de la imagen clásica de María Auxiliadora; una imagen de un San José joven. Ambos, mirando, extasiados, al Niño.

Los Reyes Magos. Melchor, de rodillas y, en pie, Gaspar y Baltasar ofreciendo sus regalos. Todas las imágenes del Nacimiento son de una talla alta y esbelta.El ángel, anunciando a los pastores, que, rodeados de sus ovejas, y al rededor de sus fogatas, levantan la cabeza, asombrados, mientras uno de ellos señala con la mano al mensajero divino.

Tres escenas, tres motivos que centran la atención.

La ilusión que lo montó cede ahora a un sentimiento indefinible al tener que desmontarlo. Abarca al pasado, al presente y al futuro: 1967, con el nacimiento del primer hijo. 2,017,ya, con cinco hijos. ¿ Y 2,019? Cada hijo, empezando por el mayor, se encargará de montarlo como tradición familiar, cuando, como dice el villancico, “ nosotros nos iremos y no volveremos más”. La estrella fugaz de Belén se pierde en el horizonte de la vida. Dulce nostalgia dolorosa del pasado. Agridulce sabor del presente. Incertidumbre esperanzada del futuro.

Todavía resuena el eco de los villancicos que aleja la tristeza porque la estrella, que ahora desaparece, volverá a aparecer, llenándonos de  “inmensa alegría”, como volvió a aparecer a los Magos. Y por eso, el villancico termina: “¡ Resuenen con “ alegría” los cánticos de mi tierra y viva el Niño Dios que ha nacido en Nochebuena!”.

Al llegar a Jerusalén, la estrella que les guiaba desapareció. Preguntaron, ansiosos: “¿ Dónde está el Rey de los judíos que acaba de nacer?”. Herodes, después de informarse, los mandó a Belén. El no pudo ver la estrella. Los Magos, sin conocer Belén, no sabían cómo localizar al recién nacido Rey. Al verla aparecer de nuevo “ se llenaron de inmensa alegría”. La estrella se posó sobre el lugar que buscaban. Y entrando en la casa, ya no era el pesebre después de dos años, se arrodillaron para adorarlo y cada uno le ofreció sus dones: oro, incienso y mirra.

La celebración de la Navidad ha traído al mundo alegría. Aunque muchos la disfracen de muchas maneras quitándole su verdadero sentido y el espíritu de la Navidad, la alegría en esta fiesta es el sentimiento más profundo y extendido. Entre pobres y ricos. Buenos y malos. El encuentro con Jesucristo, desde su nacimiento, ha cambiado la vida de innumerables hombres de todos los siglos, de todas  las clases sociales, de todas las formas del saber, de la ciencia y del arte. Y los “ ha llenado de inmensa alegría”. Como la estrella de Belén, la fe los ha guiado misteriosamente. Como afirmó el gran converso de la Historia, San Agustín: “ Como una luz de seguridad se extendió por mi corazón se desvanecieron mis dudas”. Exactamente igual que el temor y las dudas de los Reyes Magos y de tantos dudosos de la Historia.

Porque en el fondo de todo ateísmo, de todo agnosticismo, de toda incredulidad y falta de fe, lo que, en realidad hay, es la duda. Una disimulada angustia, una oculta dolorosa esperanza, una tristeza infinita, una ansia loca de la verdad. El falso triunfalismo de la razón, de la ciencia, y el engaño de la autosuficiencia, no calman ni satisface sus exigencias más íntimas de la verdad.

Sólo la estrella de la fe lo consigue.

Ésa es la inexplicable “ inmensa alegría” de los que encuentran y siguen la estrella: la fe. El encuentro con el amor infinito de Dios, en la ternura de un Niño. Jesús.

Homenaje a Rubén Darío en Avila

img_58827(por José Antonio Sierra) Para recordar el centenario de la desaparición del autor de ‘Azul’, los poetas se han reunido en torno al busto del poeta nicaraguense, con la mirada en la sierra, en Navalsauz, el pueblo de Francisca Sánchez.

Desde hace décadas, la mirada de Rubén Darío está fijada allí, desde que se instaló su escultura con la inscripción ‘El mayor poeta iberoamericano del presente siglo’.

 

La tradicional ronda poética a muralla ha rodeado al recuerdo del poeta que se enamoró de una mujer de Navalsauz, la hija de un jardinero del Palacio Real, ‘La princesa Paca’ como la llamó en su libro Rosa Villacastín, su nieta.

Autores de distintas procedencias han dado rienda suelta a sus versos, inspirados en el poeta paradigma para muchos otros, el de las ‘Prosas profanas’, de los ‘Cantos de vida y esperanza’, de los poemas con cisnes del abigarrado modernismo o del famoso verso que habla de “ínclitas razas ubérrimas”.

Al atardecer de un domingo caluroso, decenas de asistentes escucharon en el Jardín del Rastro los poemas de Jacqueline Alencart (Bolivia), Margarita Arroyo (Madrid), Santos Jiménez (Ávila), Enrique Viloria (Venezuela), Rut Sanz (Valladolid), Isidro Martín (Ávila), Alfredo Pérez Alencart (España-Perú), Albert J.Rivero (Ávila), Luis Carnicero (León), María Ángeles Pérez López (Salamanca), José Amador Martín (Salamanca), y Rafael Flores (Argentina).

Junto a ellos, y entre la música de Terpsícore Instrumental, otros abulenses como José María Martín, Pilar Álvarez, María Victoria Muñoz, Juan Carlos del Pozo, José María Muñoz Quirós, José Pulido y Sonsoles Sánchez-Reyes.

Del Pozo recitó uno de los emblemas de Rubén Darío, ‘Lo falso’: “pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo,/ni mayor pesadumbre que la vida consciente”, mientras que la teniente alcalde de Cultura leyó ‘A Francisca Sánchez’, su mayor poema de amor: “Ajena al dolo y al sentir artero,/llena de la ilusión que da la fe,/lazarillo de Dios en mi sendero,/Francisca Sánchez, acompáñame…”.

Fuente: ÁvilaRed.com

Homenaje a Rubén Darío en Avila por José Antonio Sierra

[Img #58831]

LA  SEMILLA  DEL  DIABLO

image

(Antonio Serrano Santos) No se trata de la película de Romans Polanski. Aunque su tema es una especie de paralelismo entre la encarnación del Hijo de Dios, Jesús, Dios mismo, y la encarnación ((intento, más bien) del Diablo, lo que se podría llamar el Anticristo.

Creo que a este fin último van dirigidos todos los ritos o rituales de las sectas satánicas. Puede que algunas según dicen, se limiten al culto a Satán y sean consideradas en algunos países, como EEUU, inofensivas, mientras no cometan delitos y actúen en privado.

Este artículo no es una simple exposición religiosa. Es un intento de análisis sociológico, con connotaciones ciertamente religiosas, con el fin de llegar a unas conclusiones lógicas, dirigidas sobre todo para los creyentes, como una invitación en este tiempo de Cuaresma en la que leemos las tentaciones de Satanás a Jesús.

Pero ¿existen, realmente, Satanás, en sus diversos nombres: Satán, el Príncipe de las Tinieblas, el Maligno, Belcebú, el Tentador, Serpiente Infernal, Luzbel, Diablo …, y los demás demonios?

El Catecismo de la Iglesia Católica dice que el Diablo no es una ” abstracción”;  que es una persona. Como Dios, el ángel, o el hombre. Todo ser inteligente es persona. Espíritu puro ( inmaterial), ángel caído junto con otros que se rebelaron contra Dios. Por la soberbia se levantaron contra Dios, y por la envidia, contra el hombre. Dijo Jesús. ” Por envidia del Diablo entró el pecado en el mundo, y, por el pecado, la muerte”.

Porque aún en algunos medios católicos se ha extendido  la idea de que el Demonio no es más que una mera expresión simbólica del mal; esto es, una abstracción. Ya llegaron a interpretarse mal aquellas palabras de San Juan Pablo II al afirmar que el cielo, y el infierno, por supuesto, no son lugares físicos, sino una dimensión, un modo de existir.  Algo parecido a lo que Benedicto XVI en su libro “Jesús de Nazaret”, dice sobre la resurrección y la vida eterna: ” No es una duración sin fin, una sucesión en el tiempo infinita, sino una cualidad del ser”. De ahí, de esas palabras de Juan Pablo II, dedujeron, algunos, que el cielo, o el infierno, no existían; dejando, al margen, al parecer, la existencia de Dios.

Pero, además de ser una definición dogmática ( Concilio IV de Letrán y otros), toda la Escritura, sobre todo, los evangelios, citan clarísimamente la existencia y la actividad del Demonio y hasta lo definen. Jesús, dirigiéndose a los escribas y fariseos que lo acosaban: ” Vosotros sois mentirosos como vuestro padre, el Diablo. El no se mantuvo en la verdad.  Es mentiroso y padre de la mentira. Cuando habla, habla según su naturaleza. Él fue homicida desde el principio”.

Así lo recoge y enseña la Sagrada Tradición y la Iglesia Católica. Y se han dado y se dan, no sólo en los evangelios, casos de posesión y obsesión diabólicas, de lo que hay documentación y pruebas históricas en las que han intervenido especialistas de toda clase, además del exorcista. En la hagiografía, hay bastantes datos que cuentan las experiencias de santos que vieron manifestaciones diabólicas y sufrieron acosos demoníacos. Los más cercanos a nuestro tiempo son Don Bosco y el Cura de Ars. Pero es Santa Teresa de Jesús la que, con más detalles y realismo sorprendente, narra sus visiones de demonios.

Según la teología, y la tradición cristiana, el demonio puede influir en la imaginación, provocar obsesión, y conseguir la posesión del cuerpo, pero no puede forzar la voluntad libre del hombre, que en esos casos, no es consciente de su estado, ya que ni el mismo Dios no puede forzar ni privar a su criatura de la voluntad y libertad  con las que le creó; de ahí su respeto, aun cuando obra el mal o el bien, haciéndose responsable, por tanto, de ello.

Pero no se trata solo de demostrar o creer en el Diablo. La pregunta es: Ante la terrible horrorosa e increíble maldad que recorre la Historia de la Humanidad, hasta llegar a la máxima exacerbación de la crueldad, en nuestros días, como el terrorismo, que hace exclamar al Papa y a nosotros mismos: ¿es posible que el hombre sea capaz de hacer cosas tan malas? ¿Es posible que sea sólo el hombre el autor de tanta maldad? Ya vemos cómo hay quienes se recrean en la crueldad, en la maldad por la maldad. Sin ningún motivo.

Al margen de toda creencia, ¿no parece inconcebible que un ser tan frágil y caduco, como es el hombre, pueda él solo, realizar maldades y crueldades que nos parecen inimaginables? Aunque sea autor de esas maldades ¿ no puede haber algún otro factor más que influya en el ser humano hasta hacerle capaz de sobrepasar el límite al que creemos es capaz de llegar su maldad? ¿No hay para todo el mundo una diferencia, y hasta una lucha, entre el bien y el mal, sea cual sea el concepto de lo bueno y de lo malo? Estas son las conclusiones lógicas a las que intentamos llegar.

Ya, en el orden de la fe, esa influencia es lo que llamamos Diablo. El mayor éxito del Demonio, dicen, es hacer creer que no existe y, así, “trabajar” con total libertad, seguro del triunfo de sus tentaciones. Y, a los que ya viven instalados en el pecado, no necesita tentarlos. Y a otros, se dice con humor, “cuando pecan, les quita la vergüenza, pero cuando van a confesar, se la devuelven”.

El evangelista San Juan dice en una de sus cartas: ” El mundo, todo él, está puesto en el Maligno. Todo lo que hay en él es concupiscencia de los ojos, concupiscencia de la carne y soberbia de la vida”. El mundo, tomado como oposición a Jesús. El mismo  Jesús le dijo a Pedro: ” Simón, Satanás ha pedido zarandearos como el trigo esta noche, pero Yo he rogado por ti para que tu fe no decaiga. Pero tú, cuando te conviertas, confirma en la fe a tus hermanos”. De ahí la advertencia de San Pedro en su primera carta: ” Sed sobrios y vigilad, porque el Diablo, vuestro enemigo, anda a vuestro alrededor, como león rugiente, buscando a quien poder devorar. Resistidle, pues, firmes en la fe.” Al Demonio se le ha caricaturizado con cuernos y rabo, se ha banalizado su presencia y acción y , aunque el buen cristiano no tiene por  qué temerle, es un astuto y terrible espíritu maléfico de quien no podemos descuidarnos, como advierte San Pedro en su carta.

La santidad, esa bondad heroica que nos parece sobrehumana, capaz de las mayores obras de bondad, de amor, hasta con los enemigos, no es posible que sea sólo el hombre el autor de esa increíble bondad. Es Dios, que tampoco es una “abstracción”. Es una Persona, y, lo mismo que el Diablo actúa según su naturaleza que es la mentira y la maldad, El, Dios, lo hace según la suya, que es la bondad, la verdad y el amor: “Dios es amor”.

Desde el misterioso pecado de  origen que, provocado por envidia de Satanás, según la narración de forma literaria, mítica, pero con fondo de verdad religiosa, llega hasta nosotros y está en nosotros, arraigada en el hombre, junto a su voluntad libre, como el trigo y la cizaña, esa monstruosa incongruencia de la maldad por la maldad, que sí que la hace el hombre, pero que  decimos es propia del diablo e impropia del hombre. Esa es la Semilla del Diablo. Y sólo se puede desarraigar con el Amor, que es la semilla de Dios.

A un gran torero por Esperanza Mena

 

 

 

 

A UN GRAN TORERO…

 

 

Hoy he visto al gran Padilla

qué en Valencia toreaba

con parche negro en el ojo

y gasa blanca en la cara.

 

Con traje bordado en oro

y sus patillas por señas

manejando su capote

un ¡olé! saca a Valencia.

 

Yo no sé como lo hace

pero me asombra el valor

como se enfrenta la vida

con coraje y con pasión.

 

En el primero, no pudo

al segundo recibió

de rodillas, sin moverse

¡cuatro pases le robó!

 

Banderillas, de tronío

y su muleta bordó

filigranas de oro puro

con mucho temple y valor.

 

Padilla está demostrando

que se puede en esta vida

hacer frente a las desgracias

con tesón y valentía.

 

Demuestra con su aptitud

que se pueden levantar

las torres que se nos caen.

si esa es  tu voluntad.

 

¡¡Olé un torero valiente!!

con fuerza y con voluntad

que se enfrentó a la tragedia

con orgullo y dignidad.

 

No se ha quedado en su casa

lamiéndose las heridas

en la plaza está lidiando

¡Con el toro de la vida!

GLOSA A LO DIVINO Y HUMANO

Antonio Serrano Santos:

¡OH, buen Dios, Padre bueno!,
que me hiciste a tu imagen y semejanza,(1)
no quiero hacer, por miedo,
lo que, por amor, me mandas.( 2)
Imagen y expresión tuya
es el buen Jesús.
Ya sabemos, ¡Oh, buen Dios!,
cómo eres Tú. (3)
Atravesar el túnel de la muerte,
es ir al encuentro tuyo.
Tus brazos nos esperan, Padre bueno,
al despertar del sueño de esta vida. (4)
Hijo pródigo, a tu encuentro,
saliendo de esta horrible pesadilla,
la esperanza del perdón me anima;
la fe en tu amor de Padre
me llena de alegría.
No soy digno de llamarme hijo tuyo,
y Tú me llamas hijo, todavía. (5)
(1)        “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza”. (Génesis, 1,26)
(2)     “El que teme no es perfecto en el amor. El amor echa fuera el temor”.     (1ª.Jn,4,18)
(3)              “No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en Mi….”  “Si me habéis conocido, conoceréis también a mi Padre. Desde ahora le conocéis y le habéis visto. Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre y nos basta.- Jesús le dijo: Felipe,¿ tanto tiempo hace que estoy con vosotros y no me habéis conocido? El que me ha visto a Mi ha visto al Padre . ¿Cómo dices tú: Muéstranos al Padre?¿No crees que Yo estoy en el Padre y el Padre en Mi? Las palabras que Yo os digo no las digo de mi mismo; el Padre que mora en mí, hace sus obras. Creedme que Yo estoy en el Padre y el Padre en mí; al menos, creedlo por las obras.” ” Vosotros me veréis. En aquel día conoceréis que Yo estoy en mi Padre, y vosotros en Mí y Yo en vosotros.” ( Jn.14,1-2. 7-11)
(4)     “Yo soy la resurrección y la vida.; el que cree en Mi, aunque muera, vivirá.; y todo el que vive y cree en Mí no morirá para siempre”.  “Padre nuestro que estás en los cielos……”. Jn. 11,25-27) “Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos”.  “Apoc.21,4)
(5)    “El hijo más joven…después de gastarse toda la herencia…sintió necesidad…se puso a cuidar puercos…y no le dejaban comer la comida de los puercos. Volviendo en sí …dijo:” Iré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de llamarme hijo tuyo”. Levantándose, se vino a su padre. Cuando aún estaba lejos, le vio  el padre y, compadecido, corrió a él y se arrojó a su cuello, y le cubrió de besos.” ( Lc.14, 11-32)
Jesús es Dios. Dios es como Jesús. El hombre es imagen de Dios y se realiza haciéndose semejante a Jesús.

(1)    Charles TOWNES .Compartió el premio Nobel de física 1964 por descubrir los principios del láser.
«Como religioso, siento la presencia e intervención de un ser Creador que va más allá de mí mismo, pero que siempre está cercano… la inteligencia tuvo algo que ver con la creación de las leyes del universo».
(2)     Gauss(1,777-1,855).Uno de los más grandes matemáticos y científicos alemanes. :” Cuando suene nuestra última hora, será grande e inefable nuestro gozo al ver a quien en todo nuestro quehacer solo hemos podido vislumbrar”.
(3)     Couchy (1,789- 1,857) Insigne matemático: “Soy cristiano, o sea, creo en la divinidad de Cristo, como todos los grandes astrónomos, todos los grandes matemáticos del pasado”.
(4)     Schrodinger(1,887-1,961), creador de la mecánica ondulatoria, premio Nobel 1933:”La obra maestra más fina es la hecha por Dios, según los principios de la mecánica cuántica”.
(5)    Allan Sandage(1,996-)Astrónomo profesional, calculó la velocidad con la que se expande el universo y la edad del mismo por la observación de las estrellas distantes: “Era casi un ateo práctico en la niñez. La ciencia fue la que me llevó a la conclusión de que el mundo es mucho más complejo de lo que podemos explicar. El misterio de la existencia solo puedo explicarlo mediante lo sobrenatural”.
Jesús es Dios. Dios es como Jesús. El hombre es imagen de Dios, dotado, como El, de inteligencia, libertad y voluntad con las que puede crear con el Creador y perfeccionar la Creación, según su mandato: …y dominad la tierra”. Con un progreso paralelo en la materia y en el espíritu. Y moralmente haciéndose como Jesús.
“ Pero no ruego, Padre, solo por éstos, sino por cuantos crean en Mí por su palabra, para que todos sean uno …
…y el mundo crea que Tú me has enviado”.

Soneto Sonado a la Navidad

navidad2015(Chico López) Hoy, no tenia ganas de lanzar el interminable discurso de otros años, hoy solo quería decir y expresar lo que me dicta el corazón. Amigos, familiares, clientes, enemigos… os auguro un buen rato, o no:

Soneto Sonado a la Navidad

Un año sin felicitaros la navidad,

Pero es nochebuena, estaba inspirado, es lo cierto

Vuelve “El Chico” con la cantinela habitual,

Unas palabras desde mi corazón en versos,

 

¿Por qué no?, en esta vida tenemos tanta prosa

Os deseos a todos los que me estáis leyendo

Que Las Navidades sean mejor que las otras

Y yo que las vea, feliz y con cachondeo

 

Sé que me contaran el soneto, sí, lo se

Pero todo esto, si salió de mi puño y letra

Yo no soy ningún entendido, como bien ves

 

Dadme al menos el placer de teneros de vuelta

Felicitando, con palabras que me hagan ver

Cuanto me queréis, cuanto me amáis, a ciencias ciertas

 

 

 

:p