El verano es un buen momento del año para hacer actividades acuáticas y, como no podía ser de otra manera, nos gusta inmortalizar estos momentos.

Pero no basta con tener las mejores cámaras deportivas acuáticas. Hay muchos criterios que pueden hacer que una foto sea increíble, o que haga que la tengamos que repetir.

Con la lista de consejos que te hemos preparado a continuación conseguirlas las mejores fotografías acuáticas.

Trucos para hacer buenas fotografías bajo el agua

swimmer-1678307_1280.jpg

Aprovecha los rayos de luz

Si los rayos de luz ya son importantes en las fotos en tierra firme, debajo del agua lo son todavía más. Huye de las zonas oscuras, ya que es probable que no se vea nada en la fotografía. Asegúrate de acercarte a aquellas en dónde impacten más rayos solares.

Acércate tanto como puedas

El enfoque no funciona igual de bien en una cámara debajo del agua, por lo que tendrás que acercarte tanto como puedas si quieres conseguir la foto perfecta. Ahora bien, no hace falta que te acerques mucho si estamos hablando de animales peligrosos.

Cuanto más cerca estemos, mejor perspectiva podremos conseguir y mayor cantidad de detalles del sujeto a fotografiar.

Planea la trayectoria

Con cámaras deportivas acuáticas podrás obtener fotografías en movimiento, si ese característico desenfoque que podría arruinarlo todo. Pero esto no quiere decir que podamos hacer la fotografía al azar, sin tan siquiera planearla.

Si puedes, planea la trayectoria que el sujeto va a seguir y, en base a ella, colócate en lugares estratégicos para conseguir los mejores ángulos.

Es más complicado de lo que parece, pero con un poco de práctica podrás conseguir unas fotografías de nivel.

Ahorra batería

Bajo el agua no vas a poder cambiar la batería, por lo que tendrás que elegir una que tenga la máxima capacidad de carga posible. Además, desactiva cualquier función que no vayas a necesitar usar debajo del agua (por ejemplo, el GPS o el Bluetooth).

No hay nada peor en la fotografía que estar a punto de conseguir la instantánea perfecta y que la cámara deje de funcionar en el último momento, antes de lograrla.

Cuidado con los contrastes muy intensos

Otros de los problemas de la fotografía marina lo tenemos en los contrastes. Ciertas cámaras no tienen la capacidad de gestionar los contraluces de la misma manera que lo haría nuestro ojo; por ello, no se recomienda tomar una fotografía en el agua en zonas demasiado oscuras, y tampoco deberíamos hacerlo en aquellas que estén muy iluminadas.

Apuesta por una cámara de calidad

En el mercado existen todo tipo de cámara acuáticas sumergibles, pero esto no quiere decir que nos podamos decantar por cualquiera.

Si buscamos resultados profesionales, entonces tendremos que irnos a un modelo profesional, uno que realmente valga la pena la inversión que vamos a hacer en él.

Sigue estas claves, ten un poco de paciencia, y podrás hacer las mejores fotografías marinas, aquellas con las que deleitar a todos tus seguidores.

Print Friendly, PDF & Email