Pedir un préstamo en una entidad bancaria tradicional puede convertirse en toda una odisea. Debemos ir con nuestra mejor sonrisa de banco en banco para solicitar dicho préstamo, justificando y dando explicaciones sobre para que necesitamos el dinero. En el supuesto caso de que la entidad tenga a bien concederlo es necesario presentar una interminable retahíla de documentos y por supuesto avales.

Los créditos sin papeleo que hoy están a nuestra disposición tanto en oficinas como online son una alternativa más que interesante para afrontar cualquier necesidad que pueda surgir o emprendimiento tanto de ocio como laboral para este 2020.

La principal ventaja es que permite agilizar el procedimiento ofreciendo préstamos sin necesidad de presentar tanta documentación y por supuesto sin que se requiera una justificación por parte de quien hace la solicitud.

La gran competencia que existe en la actualidad entre distintas entidades financieras especializadas en los créditos rápidos, ha favorecido en gran medida a la flexibilidad de las condiciones de los mismos. Por otro lado, se hace necesario utilizar compradores que de una forma automática nos ayuden a elegir el producto que más nos interese en función de cuáles sean nuestras necesidades.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito rápido?

Aunque solicitar un crédito rápido es más sencillo mediante una entidad financiera especializada que a través un banco habitual, se deben cumplir igualmente con una serie de requisitos mínimos que garanticen la seguridad y por supuesto para evitar cualquier mala práctica.
Para empezar, debemos ser titulares de una línea de teléfono mediante el cual estaremos en contacto con la entidad y además nos servirá para identificarnos.

Documentación necesaria

En este caso, hablamos de préstamos para quienes tengan residencia permanente en España, así pues, se hace necesario disponer de un DNI vigente, así como ser mayor de edad.
Asimismo, es necesario disponer de una cuenta bancaria en la que poder recibir el dinero de la financiación, por tanto, nos pedirán un recibo de cualquiera de los servicios que podemos tener domiciliados en nuestra cuenta bancaria donde aparezca el número de dicha cuenta corriente.

Ingresos

Evidentemente es imprescindible disponer de una fuente de ingresos recurrentes con la que poder pagar las cuotas para amortizar el préstamo, de lo contrario sería del todo inviable. Sin embargo, no necesariamente tiene porque ser una nómina, puede ser también algún tipo de pensión o retribución.
Así pues, también debemos presentar un simple justificante de estos ingresos. En algunos casos bastará con un simple extracto bancario. En otros casos se utilizan herramientas telemáticas para conectarse a la cuenta bancaria de forma segura, de tal forma que la entidad financiera podrá comprobar rápidamente la disponibilidad de esos ingresos.

Créditos con ASNEF

Como bien sabemos ASNEF es una lista de morosos, sin embargo, no todas las personas que aparecen en la misma han actuado de mala fe al no poder enfrentar un pago, incluso hay ocasiones en las que se debe a un malentendido.
En este sentido, la mayoría de entidades financieras de créditos rápidos conceden préstamos con ASNEF, analizando cada caso específico para que estas personas puedan solventar sus problemas de financiación.

Print Friendly, PDF & Email