En la actualidad el cuidado de la salud ha adquirido una gran importancia, debido a la mayor implicación de las instituciones en el ámbito de la prevención. Numerosos estudios demuestran que una correcta alimentación acompañada de ejercicio físico, disminuye notablemente el índice de enfermedades.

La alimentación es un factor de gran importancia y dentro de ella es posible encontrar la ingesta de leche con omega 3, la cual tiene numerosas propiedades  para la salud del usuario. El omega 3 es una sustancia con gran número de cualidades, pudiéndose encontrar en numerosos productos como la leche, donde se favorece su ingesta de una manera fácil y sencilla.

¿Qué es el omega 3?

Se trata de una grasa poliinsaturada, la cual aporta grandes beneficios al ser humano, a diferencia de las grasas saturadas. Se encuentra presente en numerosos alimentos, sin embargo uno de los mayores problemas es que no puede ser sintetizada por el organismo, siendo necesaria la ingesta periódicamente.

Estudios realizados sobre la ingesta omega 3

Las investigaciones realizadas en torno a la ingesta de omega 3 en la población española, demuestra que no es consumido en cantidades adecuadas, para satisfacer las diferentes necesidades del cuerpo humano.

La inclusión en la alimentación de leches ricas en omega 3, ha favorecido el consumo de este tipo de grasas tan necesarias para mantener una adecuada salud, dentro de la frecuente alimentación a base de grasas saturadas, que es posible encontrar en la sociedad.

Beneficios del consumo de omega 3

El consumo periódico de omega 3 consigue una mejora considerable a nivel del organismo. Una de las principales cualidades que presenta, es la motivación del desarrollo cerebral y ocular de la persona.

Disminución del colesterol

Las personas que tienden a consumir alimentos ricos en omega 3, mejoran los niveles de colesterol HDL y reducen los valores de LDL, conocido popularmente como colesterol malo. También favorecen la disminución de triglicéridos a nivel sanguíneo, los cuales son tan perjudiciales para la persona.

Reducción en la frecuencia de las enfermedades cardíacas

Es conocida la capacidad del omega 3 en cuanto a la disminución de grasa en sangre, reduciendo el riesgo de taponamientos, aterosclerosis y posible muerte súbita en las personas. También la capacidad antioxidante favorece a la renovación del endotelio cardíaco, tan necesario para un correcto mantenimiento del corazón.

Influencia en la diabetes

La diabetes se trata de una enfermedad en la que se encuentran trastornos a nivel de la absorción del azúcar, en el organismo. Es frecuente encontrar niveles elevados de triglicéridos en los pacientes diabéticos, estando recomendada la ingesta de omega 3 para conseguir una regulación de estas partículas en sangre.

Alteraciones dermatológicas

Estudios clínicos demuestran la influencia del omega 3 en la piel. La ingesta de estas sustancias favorece la reducción de la sensibilidad a los rayos UV. También la ingesta de ácidos omega 3 consigue una mejora de la sintomatología en pacientes con psoriasis, siempre combinado con la medicación habitual.

Disminución de la presión arterial

Los especialistas hematológicos indican que la ingesta periódica de omega 3 en los alimentos, contribuye a una disminución de la presión arterial, reduciendo el riesgo de sufrir hipertensión.

Print Friendly, PDF & Email