· Más de 4.300 familias pagarán entre 25 y 30 euros menos por el recibo de la Contribución. Las medidas de amortiguación han supuesto tres meses de intenso trabajo administrativo, centrado en mantener el equilibrio financiero y procurar la mayor justicia social entre los contribuyentes.

 

(Oficina de Prensa Ayto. Alhaurín de la Torre) El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha subrayado el “enorme esfuerzo” que supone para las arcas municipales dejar de ingresar cerca de tres millones de euros en el ejercicio de 2013, como compensación a la fuerte subida del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y como medida para amortiguar su efecto entre el máximo número de contribuyentes. Y es que los cambios normativos en el Catastro Inmobiliario aprobados en 2009 por el Gobierno Central, por el que se producirá un incremento generalizado en el impuesto, tienen que entrar en vigor sin más demora el año próximo, con prohibición expresa de las bonificaciones establecidas hasta ahora.

El regidor ha realizado esta valoración en el Pleno celebrado esta mañana y que ha tenido un fuerte carácter económico. Durante el debate de la aprobación provisional de varias ordenanzas fiscales reguladoras de tasas e impuestos, Villanova ha destacado que más de 4.300 familias del municipio, esto es, casi un 40% del padrón de contribuyentes, se van a ver beneficiados con descensos en el recibo de la Contribución entre 25 y 30 € de todas las zonas y barriadas del pueblo.

Como ya adelantamos el martes, la revisión de la ordenanza contempla una serie de medidas para amortiguar el incremento que se empezará a notar a partir de 2013. Así, el tipo del impuesto se reduce entre un 10% y un 12% -del 0.75 al 0.68%, y del 0.78% al 0.68%, en los tramos de inmuebles con mayor valor-uno de los tipos más bajos de la provincia-, de forma universal, y se introducen otras dos fórmulas de descuento, a instancia de parte -domiciliación bancaria y estar empadronado-, que restará otro 10% del total a pagar.

El alcalde ha valorado el intenso trabajo realizado por la Concejalía de Economía durante tres meses, “buscando la mayor justicia social entre los contribuyentes y, sobre todo, manteniendo el equilibrio financiero de las arcas, sin que haya quebranto económico”. El edil del área, Francisco Martín, ha incidido en que el total de lo que se recaude en el municipio por el IBI “va a ser más o menos lo mismo que en 2012, aunque no existe fórmula aritmética que permita a todas y cada una de las familias abonar exactamente lo pagado el año pasado, porque hay muchas variaciones entre el valor catastral y la base computable”. Por eso, el 40% de la población pagará menos, otro 30% abonará casi lo mismo y otro 30% apreciará alguna subida, “pero nunca como el fuerte incremento que se esperaba si este Ayuntamiento no hubiera adoptado medida alguna”, añade Villanova, quien recalca: “Tratamos de dar ejemplo en unos tiempos en que existen ciudadanos que ya están muy asfixiados”. Este punto ha sido aprobado con los votos de los grupos de PP, PSOE e IU-CA, la abstención de Electores y un único partido en contra: UPyD.

 

PRUDENTE GESTIÓN ECONÓMICA

Por último, el mandatario ha destacado la bajada del 18 por ciento del Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO), anunciada esta semana, y un nuevo descenso de la tasa de entrada y salida de vehículos para beneficiar a las comunidades de propietarios -es la tercera reducción que experimenta esta ordenanza, ahora del diez por ciento, lo que ha causado una bajada acumulada de la cuota final de 75 a 30 euros, en algunos casos, y hasta 24 euros en otros-. Villanova ha avanzado que el resto de figuras tributarias quedarán congeladas y no sufrirán alzas. “Nuestra prudente gestión económica y nuestra actitud de facilitar la vida al máximo al contribuyente con vistas al pago de los tributos es modélica en toda Málaga”, concluye el mandatario.

En próximas notas de prensa ampliaremos el resto de aprobaciones provisionales de tasas e impuestos para 2013.

 

Print Friendly, PDF & Email