Recuerda que “desde el minuto uno” la Consejería de Fomento y Vivienda trabaja en Málaga y Almería para devolver la normalidad a la red viaria

La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, ha dejado claro ante el pleno del Parlamento que la Junta de Andalucía “trabaja bajo las premisas de seguridad y celeridad” en las carreteras de las provincias de Málaga y Almería dañadas por las lluvias torrenciales que se registraron en Andalucía los pasados días 27 y 28 de septiembre. Con esta afirmación, Elena Cortés ha hecho hincapié en que su departamento trabaja para abrir carreteras “cuando podemos hacerlo con el 100% de garantías para la seguridad”.

La consejera, que ha lamentado la pérdida de vidas humanas y ha trasmitido a las familias su pésame, ha añadido que la interven-ción se ha desarrollado con “la urgencia requerida en cada una, se ha realizado con la máxima celeridad una evaluación de los daños y se ha trabajado desde el minuto uno para garantizar la seguridad de los usuarios de las carreteras afectadas”. “Ésa ha sido nuestra gran premisa: garantizar la seguridad”, ha subrayado.

En cuanto a la situación actual de las obras, Elena Cortés ha descrito las actuaciones que desarrolla la Consejería para devolver la red a condiciones de normalidad, que cuentan con una inversión de unos cuatro millones de euros. Todas las actuaciones necesarias en la provincia malagueña ya han sido adjudicadas y se encuentran en ejecución.

Entre las obras de emergencia previstas, destacan las cuatro que se han proyectado sobre la carretera A-343, entre los puntos kilomé-tricos 12 y 46 comprendidos entre los términos municipales de Ante-quera, Valle de Abdalajís y Álora. También con carácter de urgencia la Consejería ha iniciado los trabajos de limpieza en 12 carreteras de la zona norte de la provincia malagueña, concretamente en la A-333, A-365, A-384, A-7200, A-7201, A-7203, A-7279, A-7280, A-7281, A-7282, A-7283, A-7300 y A-7376.
A este paquete de obras se suman otras como la reparación de deslizamientos en las carreteras A-366, A-367, A-369, A-373, A-374, A-405, A-2300 de la zona oeste de la provincia de Málaga. Las actuaciones tendrán una incidencia directa sobre las localidades de Teba, Cañete la Real, Ronda, Benadalid, Algatocín y Guacín. Otra intervención es el arreglo de los deslizamientos en la carretera A-356, de Casabermeja a Vélez Málaga, entre los puntos kilométricos 13,6 y 24,5, que presentan problemas de hundimiento de calzada, grietas y baches.

Otras actuaciones están orientadas a la corrección de desliza-mientos en la A-7204, entre Periana, Riogordo y Colmenar, en la A-7000 en el término municipal de Málaga y en las carreteras de la zona sur de Málaga, en concreto en la A-404, A-7054, A-366 y A-7277. Por último, se restituirá la calzada y ejecutará obras de estabi-lización en la vía A-7202, en el municipio de Archidona.

Ésta ha sido la situación actual de las obras expuesta por la consejera, si bien ha querido remontarse al día siguiente del temporal, cuando Fomento inició la evaluación de daños “en tiempo récord”. “Al día siguiente comprobamos los desperfectos en la provincia de Málaga, concretamente en pueblos como Álora, Villanueva del Trabuco, Villanueva del Rosario e incluso en Antequera, localidades que quedaron literalmente arrasadas por el desbordamiento de arroyos y arroyuelos por la gran precipitación de agua caída”, ha puntualizado.

Los trabajos de reparación se están realizando tanto en las carreteras autonómicas de Málaga como en las de Almería “bajo una premisa de celeridad, máxima profesionalidad y máximo rigor para evitar problemas de seguridad”, ha insistido Elena Cortés, quien ha dejado claro que desde su departamento “seguiremos trabajando para abrir las carreteras a la circulación cuando esté garantizada la máxima seguridad”.

Print Friendly, PDF & Email