Las empresas están requiriendo de una garantía profesional para enviar todo tipo de materiales, de la forma más eficaz y más rápida posible. Por ello, cada vez concentran más sus esfuerzos en afirmarse que los productos lleguen al comprador de la manera más efectiva. Las compras online están en un continuo aumento, y los clientes cada vez reclaman más la modernización de los servicios en su propio beneficio.

Por este motivo hay una gran demanda de carretilleros; un profesional que maneja una carretilla industrial, con la cual se efectúa el desplazamiento y las tareas de elevación y apilamiento de mercaderías pesadas, tanto en fábricas, almacenes u otros establecimientos.

Pero para realizar este trabajo es imprescindible realizar el curso de carretillero. Este curso suele tener una duración de entre 8 y 20 horas, y en el cual entre otras materias se hace imprescindible el estudio de las particulares técnicas de una carretilla, cómo se maneja, prevención de riesgos laborales, dispositivos de seguridad, el funcionamiento del sector de la logística y los transportes y la organización del trabajo en un almacén.

No existe un único carnet de carretillero oficial, por lo cual este, lo puede expedir directamente la entidad autorizada por la administración para realizar dicho curso. De esta forma las empresas pueden justificar y garantizar que los trabajadores de su plantilla, que se dedican a la conducción y manejo de estas carretillas, están preparados para ello y tienen todos los conocimientos teóricos y prácticos necesarios.

La manipulación de los alimentos

Hay que pararse a pensar en el número de personas que intervienen, por la cantidad de manos que pasan la mayoría de los alimentos, antes de que sean consumidos. Desde la cadena de producción, hasta por ejemplo el camarero de un restaurante que lo deposita en la mesa para ser consumido. Todo esto hace que sea indispensable procurar la formación suficiente para poder disminuir los peligros de contaminación al máximo.

Cualquier persona que por su actividad profesional tenga contacto directo con alimentos durante su preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro y servicio, por la ley es un manipulador de alimentos. Por esto mismo debe de estar en la posesión de un Certificado de Manipulador de Alimentos, el cual le permite ejercer su tarea de arreglo a la legalidad vigente.

El carnet de manipulador de alimentos es un título expedido por una entidad de formación que confirma que la persona portadora del mismo ha recibido un curso específico en dicha materia y se ha aprobado correctamente. Por lo que puede atestiguar unos conocimientos mínimos en materia de seguridad alimentaria.

Este título autoriza a su titular para poder manejar alimentos de una forma segura, tanto para sí mismo como para las personas que van a consumir dichos alimentos.

Si existiera algún problema con los alimentos manipulados, las autoridades sanitarias solicitaron  que el personal de la compañía haya recibido dicha formación y que lo demuestre mediante algún tipo de certificado. De lo contrario la administración propondrán posibles multas y sanciones a dicha empresa.

La formación de los manipuladores de alimentos y de otros trabajadores de las compañías alimentarias forman uno de los pilares para certificar la higiene en cada uno de las períodos y de los procesos para conseguir la creación de alimentos seguros.

Print Friendly, PDF & Email