image

(Prensa Municipal) El periodo se mantendrá abierto hasta el 30 de abril, con un amplio horario de atención de mañana y tarde de lunes a viernes. En Semana Santa no habrá servicio por las tardes   17 de marzo de 2014.-   Hoy comienza la cuarta semana de la campaña para solicitar las ayudas sociales al recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con una cifra significativa: alrededor de 3.600 contribuyentes han registrado oficialmente su solicitud en las oficinas del Servicio Municipal de Aguas Aqualauro, situadas en Avenida del Barrio Viejo, número 5, cerca del Centro de Salud. Este proceso, impulsado por el Área Económica del Ayuntamiento con el fin de compensar a los vecinos afectados por la subida de los valores catastrales de sus viviendas, se mantendrá vigente hasta el 30 de abril, con un amplio horario de atención al público: de lunes a viernes de 9,30 a 14 horas y de 16 a 20 horas. Eso sí, entre el Lunes y el Miércoles Santo (del 14 al 16 de abril), no habrá servicio en horario de tarde, de lo cual volveremos a informar próximamente. Si al comienzo de la campaña se habían tramitado y registrado con éxito cerca de 800 solicitudes, a día de hoy se ha cuadruplicado esa cifra, lo que da una media de 225 atenciones diarias en los 16 días hábiles (de lunes a viernes) que lleva abierto este servicio, un flujo de ciudadanos más que aceptable y que apenas está ocasionando esperas más allá de cinco minutos. Si se establece un cómputo de atenciones a contribuyentes por hora, la media es de unos 26 vecinos atendidos cada 60 minutos. Como ya hemos informado, desde el pasado mes de diciembre el Ayuntamiento está enviando cartas informativas a todos los posibles destinatarios de esta bonificación, lo que significa que prácticamente el 95% de la población susceptible de recibir esta ayuda. El concejal de Economía y Hacienda, Francisco José Martín, vuelve a recordar que el procedimiento de tramitación se ha simplificado mucho, a efectos de que el tiempo de resolución del papeleo y del registro de la solicitud. Por eso, en las cartas se informa detalladamente de todo el proceso, en lo relativo a la documentación necesaria y los requisitos. Es imprescindible aportar el modelo de solicitud recibido en la carta firmado por el titular o cotitular del recibo del IBI, así como original y fotocopia del DNI, NIF, NIE o Pasaporte en vigor para su cotejo y compulsa. El concejal recalca que el Consistorio ha realizado un importante esfuerzo económico y de recursos humanos para que la atención al público en esta campaña sea ágil y eficiente: Cinco empleados (cuatro municipales y uno del Patronato Provincial de Recaudación, entidad colaboradora de la campaña) atienden las oficinas en horario de mañana y tarde. Los tiempos de espera en cola son de un máximo de cinco minutos y el tiempo de resolución y registro de la solicitud también es muy reducido. Se aconseja, por tanto, no dejarlo para los últimos días. En el caso hipotético de que la carta no se haya recibido en algún domicilio y se acerque el final del plazo, el contribuyente puede igualmente acercarse a las oficinas de Aqualauro para que se le extienda un duplicado del modelo de solicitud y se tramita de la misma forma descrita. Además, existe la posiblidad de gestionar on line todo el proceso: a través de www.prpmalaga.es o consultando mediante el email atenciontelefonica@prpmalaga.es, aportando siempre escaneada la solicitud cumplimentada  y la fotocopia del DNI. Más información en el teléfono: 902 152000.   Hay que recordar que las ayudas en todos los casos ascenderán al 40% del importe de la subida experimentada por los recibos del IBI de 2012 a 2013. Además, la Concejalía de Economía y Hacienda ha establecido los mecanismos para garantizar que esta ayuda se extienda también al recibo de 2014 y, por tanto, propicie que quede congelado en ese año. Para ello, el Pleno de la Corporación aprobó primero un Plan Estratégico de Subvenciones para el periodo 2014-2016, que incluye esta línea de ayudas, y, posteriormente, se aprobó la Ordenanza Fiscal Reguladora del IBI para este año. El plan responde al trabajo realizado conjuntamente por las concejalías de Bienestar Social e Igualdad y de Economía y Hacienda, y consta de nueve líneas de ayudas. Entre ellas, figuran la destinada a paliar los perjuicios económicos derivados de la revisión del Catastro, que aprobó el Gobierno en 2009. La financiación, para la que se han reservado 1,4 millones de euros, se llevará a cabo con fondos propios, con cargo al capítulo cuarto de los Presupuestos y como subvención directa al amparo del artículo 22.2 de la Ley General de Subvenciones. Por otro lado, en la misma ordenanza reguladora del plan de subvenciones se especifica que, para 2014, la cuantía de la ayuda se calculará atendiendo al aumento que experimente la carga fiscal neta respecto a 2013 (ya que el valor catastral volverá a subir), de forma que se asegura la congelación del recibo. Además, la Ordenanza Fiscal Reguladora del IBI de este ejercicio fija una nueva bajada del tipo impositivo, que pasa del 0,68 al 0,65%. Se trata de la segunda bajada consecutiva del tipo que aplica el Ayuntamiento desde que entró en vigor la revisión del Catastro, ya que en 2013 ya se redujo un 10% respecto a 2012.

Print Friendly, PDF & Email