En colaboración con la revista Jardín Adicto hemos creado un listado con las herramientas de mano imprescindibles que vas a necesitar para poder trabajar de forma adecuada tanto tu jardín como tu huerto, a través del cual también te daremos algunos consejos que consideramos importantes para que puedas sacar el máximo partido con la mínima inversión.

Azada y otras herramientas de mano imprescindibles

Comenzamos con las herramientas que no pueden faltar ni por un momento en cualquier huerto o jardín como son:

  • Surcadores.
  • Azada, azadillas y binadoras.
  • Cultivadores.
  • Escarificadores y aireadores.
  • Horquillas y horcas.
  • Palas redonda y cuadrada.
  • Pico.
  • Picoleta.
  • Plantadoras y trasplantadoras.

Todas ellas tienen su cometido específico, pero en general nos van a ser de utilidad a la hora de remover, airear y trabajar la tierra; de manera que vamos a tener que hacernos al menos con una de cada para garantizar que, llegado el momento de trabajar, disponemos de todo lo necesario.

Un buen hacha, tijeras de podar y serruchos

Muy especialmente para los árboles pero también para los arbustos, los serruchos, tijeras de podar y hachas se convierten en herramientas muy útiles.

El hacha nos va a servir para cortar troncos medios y grandes, así como para trocear madera y de esta forma poder aprovecharla para la estufa o cocina de leña.

Por su parte, los serruchos se pueden presentar en diferentes tamaños, y cada uno de ellos será más indicado para un trabajo específico, sobre todo en relación con la anchura del elemento a cortar.

En cuanto a las tijeras de podar, va a ser una de las herramientas que más utilicemos, ya sea para dar forma a setos, para clarear, quitar pequeñas ramas innecesarias o que estén enfermas, etc.

Recuerda que a la hora de recoger el fruto de árboles y setos, en lugar de utilizar las tijeras de podar es mejor optar por la que se conoce como tijera recolectora, ya que permite un trabajo más delicado y un funcionamiento más cómodo.

El rastrillo y la escoba de jardín

Tanto el rastrillo como la escoba de jardín nos van a ser de mucha utilidad para poder recoger los restos que se han ido acumulando en el suelo.

La escoba está específicamente diseñada para este cometido, y en el caso del rastrillo, además, también va a ser muy útil para poder nivelar y acondicionar mejor la tierra después de ser trabajada.

No olvides la carretilla

Una carretilla de jardín es imprescindible para el trabajo.

Cabe destacar que en el mercado podemos encontrar diferentes tamaños e incluso también formas.

Suele haber una duda bastante frecuente en cuanto a si es mejor la carretilla de jardín o la carretilla de obra o de albañilería.

Lo cierto es que para el jardín y la huerta, la que está específicamente diseñada como carretilla de jardín suele ser más útil, ya que es más abierta y con un menor fondo que la de obra, con lo cual resulta mucho más fácil transportar plantas, tierra o herramientas de un lado al otro.

Guantes, gafas y otras prendas de protección

Aunque no entra dentro del grupo de herramientas propiamente dichas, no queremos despedirnos sin recordaros que es muy importante que nos protejamos durante la realización de los trabajos, para lo cual vamos a necesitar guantes, gafas y cualquier otra prenda o elemento de protección que sea necesario.

Por ejemplo, si vamos a utilizar herramientas eléctricas que sean sonoras, puede ser interesante proteger nuestros oídos a la hora de podar; o realizar tareas en las que pueda salpicar restos a nuestro rostro, utilizar una careta y también una mascarilla son formas eficientes de evitar sustos.

En definitiva, tenemos que hacer todo lo posible por que trabajar en el jardín o huerta se convierta en un auténtico placer y, para ello, no solo vamos a necesitar buenas herramientas, sino también adquirir experiencia y trabajar seguros.

 

Si tenemos en cuenta todas estas herramientas de mano imprescindibles, vamos a poder empezar con buen pie en nuestro jardín o huerto, garantizando de este modo poder disfrutar de un entorno perfectamente cuidado y con un buen rendimiento, y todo ello reduciendo el esfuerzo y con una mínima inversión que rentabilizaremos en muy poco tiempo.

Print Friendly, PDF & Email