image

( IZQUIERDA UNIDA). El ayuntamiento, con Joaquín Villanova al frente, deja en el limbo, sin paro ni prestaciones a l@s trabajadores de exclusión social, prometiéndoles tres meses más en plena campaña electoral y a la caza de unos votos. “…Parece ser, que se les va a contratar tres meses más…” Esto fue lo único que dijo el alcalde durante el último pleno sobre este grave problema social y que tampoco aclaró el PSOE. El consistorio es quien decide a quienes contrata, cuando lo hace y  tiempo de duración, al igual que la Consejería De Igualdad, Salud y Política Social de la Junta de Andalucía, competencia del PSOE, dotar de dicha partida presupuestaria ya prometida a final de año con 180.000 euros para estos contratos.   Desde Izquierda Unida nos parece lamentable la utilización por parte de ambos grupos políticos PP y PSOE de las 60 familias alhaurin@s en riesgo de exclusión social, dejándoles en la incertidumbre bajo la promesa de contratar a los mismos trabajadores tres meses más y conseguir sus votos en las próximas elecciones. Consideramos una indecente manipulación utilizar la situación límite en que se encuentran estas familias para obtener beneficios políticos.   “La Junta debe librar cuanto antes dicha partida y el Alcalde ponerse las pilas agilizando los trámites para su contratación, independientemente de si son los mismos u otros los vecinos que tengan derecho al acceso de este programa laboral de emergencia social. Dejen de pasarse la pelota uno al otro y pónganse a trabajar por el bien del pueblo. La libertad de voto no puede estar coaccionada bajo la promesa de un contrato de trabajo”- argumentó Brénea Cháves, concejala de Izquierda Unida.