(Daniel Gándara UPyD Alhaurín) El 30 de julio se entregaban 235.000 firmas en el Ministerio de Educación y Ciencia para ¨salvar el CSIC¨. El CSIC para aquellos que no estén familiarizados con el término es el Centro Superior de Investigaciones Científicas, el mayor órgano público de investigación de España. ¿Cómo hemos llegado al punto de tener que recoger firmas para salvar a una institución tan importante?Hemos llegado aquí gracias al modelo económico que han elegido nuestros gobernantes para nuestro país y me explico: Hasta hoy tanto el gobierno de Zapatero como el gobierno de Mariano Rajoy han tomado dos decisiones importantísimas. La primera, reducir drásticamente la inversión en investigación que ya de por si no era de las más altas. La segunda, aprobar reformas laborales que hacen más precario el empleo.De esta forma nuestro país ha quedado condenado a ser un país fabricante, que lo único que hace son réplicas a bajo coste de productos que se diseñan y perfeccionan en laboratorios de otros países. Así, los mejores sueldos están en los países creadores, donde están los laboratorios, mientras que nosotros tenemos que conformarnos con sueldos mileuristas y empleos precarios.Yo, como joven español, no quiero esto. España es mucho más que un país que produce a bajo coste lo que le mandan. Nuestro país tiene talento y potencial como para ser nosotros quienes creemos y diseñemos los mejores productos del mercado. Si no se rectifica, grandes avances que estamos a punto de lograr se los apuntarán países con mayor visión científica, no nos aprovecharemos de los sueldos dignos que trae la innovación, nuestras mejores mentes emigrarán y lo triste de todo esto es que podemos ser los mejores, pero nuestros gobernantes eligen la mediocridad.Por suerte aun no es tarde, seguimos formando a la mejor generación de científicos de nuestra historia, las grandes investigaciones todavía pueden retomarse, estamos a tiempo de ocupar el lugar que merecemos. Los jóvenes no queremos ser simples empleados de una fábrica, algo muy digno, pero queremos ser quienes innovemos, queremos diseñar los productos del mañana, queremos dejar nuestra huella y eso solo se puede hacer rebelándonos contra esto.Os recomiendo visitar la web que está recogiendo todavía más firmas contra esta condena para las próximas generaciones.http://cienciaconfuturo.com

Print Friendly, PDF & Email