José Antonio Griñan que ordenó los pagos, durante ocho años gastó y gastó sin ningún control y ya sabemos en qué y cómo gastó. ¿Rubalcaba pedirá la dimisión de Griñan?

El ex director general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero llevó presuntamente una contabilidad secreta sobre las ayudas a ERE fraudulentos por 522 millones de euros que fueron pagados con dinero público. En la contabilidad escrita a mano publicada por diversos medios de comunicación, se especifican las entradas y salidas de dinero hasta los 522 millones citados, repartiéndolos entre prejubilados de empresas donde nunca trabajaron, sociedades en crisis y por supuesto a ayuntamientos gobernados por el PSOE.

Guerrero que ahora es el principal imputado en el caso de las prejubilaciones amañadas, actuó con el consentimiento de la Consejería de Economía y Hacienda en la época de José Antonio Griñan que ordenó los pagos, durante ocho años gastó y gastó sin ningún control y ya sabemos en qué y cómo gastó. ¿Rubalcaba pedirá la dimisión de Griñan?

El revelador manuscrito de Guerrero pone de manifiesto que el equipo del actual presidente José Antonio Griñan no solo conocía el método con el que Guerrero repartía los fondos con las empresas, prejubilados y aseguradoras, sino que Hacienda pactó con él en mayo de 2005 un calendario para  librar las ayudas. En el encabezamiento del manuscrito, fechado el 23 de mayo de 2005 figura como futuro remitente Juan Vela Quiroga, por entonces director de Administración y Finanzas de IDEA, que era la encargada de abonar las ayudas que concedía Guerrero.

En el encabezamiento del manuscrito Guerrero le explica a Juan Vela que hay un acuerdo verbal y telefónico con la Consejería de Griñan para dar luz verde a los pagos. El manuscrito desmonta la tesis del Gobierno andaluz (PSOE-IU) para eximir de responsabilidad política al actual presidente, ya que este estaba al corriente del agujero económico que las trapacerías de Guerrero estaban provocando.

En un escrito de 65 páginas enviado a los diputados de la comisión parlamentaria que investigó el escándalo el pasado verano, Guerrero acusó a José Antonio Griñan de -cebar sin descanso la corrupta partida presupuestaria- entre los ERE que enumera hay algunos que son esperpénticos, como beneficiar a falsos trabajadores con fondos, como los de EGMASA, DHUL o Faja Piritica de Huelva, como también la empresa fantasma montada por el ex chofer de Guerrero, Iniciativas Turísticas de Sierra Morena, quien declaró que se gastó hasta 25.000 euros del dinero recibido en cocaína para él y su jefe.

Esta es otra más de las presuntas 35.000 mil corruptelas del PSOE que los juzgados irán tramitando.

Comunicación P.P. Alhaurin de la Torre

Print Friendly, PDF & Email