Los guantes de vestir mujer pueden ser el complemento perfecto para una boda, para destacar de manera sutil. Sin embargo, ni podemos elegir los primeros guantes que nos encontremos, ni nos los podemos poner de cualquier manera.

Existen algunas reglas que se tienen que respetar, y los podremos seguir con independencia de que seamos la madrina, la dama de honor, una invitada o, incluso, hasta la principal protagonista del evento: la novia. Con unos buenos guantes, elegidos adecuadamente, triunfarás si o si.

Los mejores consejos para lucir guantes en una boda y derrochar glamour

La regla de oro

Los expertos en complementos advierten que nunca debemos elegir guantes como complemento para la boda en el caso de que no seamos familia o que exista una gran amistad con los novios.

En este caso no te vengas abajo, y es que existen muchos otros accesorios que te pueden quedar muy bien, como es el caso de los broches, los tocados, o los lazos.

No los uses mientras comes

Además de ser poco prácticos, no te recomendamos que los utilices cuando vayas a comer. Si lo haces, todo el mundo en la boda te recordará, y no para bien, precisamente.

Cuando llega el banquete te los debes quitar -> O bien lo dejas encima de la mesa, o bien los guardas en el bolso.

En el caso de que seamos la novia, los guantes nos los tendremos que quitar hasta que llegue el momento del baile, así que no los deberíamos de guardar demasiado.

En lugares cerrados…

No se deberían usar los guantes puestos en lugares cerrados, como en la Iglesia o en el Juzgado.

Además, según lo que dicta el protocolo en estos casos, tenemos que salir de estos lugares cerrados con el guante de la derecha quitado, mientras lo sujetamos con la mano izquierda. La idea de esta acción es poder saludar con comodidad.

Elección de los guantes según la longitud de la manga

Hay un truco que nunca falla para elegir los guantes, y es prestar atención a la manga. Cuanto más corta lleves la manga, más largo tendría que ser el guante, y al revés.

Por ejemplo, si vas a llevar guantes largos, elegirás un vestido que no tenga mangas.

En cuanto al tejido se refiere, aquí se tendrá en cuenta la época del año. Si es invierno, nos decantaremos por el terciopelo o por Antelina, mientras que apostaremos por la seda, satén o algodón en el caso de que sea verano.

Otras consideraciones

Además, recuerda que:

-No se pueden colocar joyas encima de los guantes.

-Elige la talla adecuada, ya que unos guantes pequeños limitarán tus movimientos, mientras que otros demasiado grandes solo producirán arrugas que quedarán muy mal.

-No dudes en pedir ayuda si no te aclaras. Pide ayuda a tu círculo de amistades, familiares o conocidos y, si todavía no lo tienes claro, entonces déjate asesorar por los profesionales de la tienda en la que los vas a comprar.

Estos consejos te ayudarán a lucir guantes en la próxima boda.

 

Print Friendly, PDF & Email