La diferencia práctica y de valores entre los deportes tradicionales y los e-sports parecía ser un abismo insalvable entre unos y otros. Ahora bien, con el crecimiento vertiginoso de los deportes electrónicos, y teniendo información útil como la que provee www.esportapuestas.es, y de opiniones e-sports tan relevantes como las del COI (Comité Olímpico Internacional) hay otras cuestiones a considerar respecto a la inclusión de los e-sports en las próximas citas de los Juegos Olímpicos.

De manera que en el presente artículo analizaremos breve pero concisamente ciertas claves para el futuro, respecto a la relación que tendrán los deportes tradicionales y los e-sports. Iniciemos.

Valores de los deportes olímpicos y de los e-sports

Este es un asunto que no estará exento de discusión y de discordia, pero sobre el cual es necesario debatir para vislumbrar cuál es la simbiosis que tendrán los deportes olímpicos tradicionales y los e-sports en un futuro no muy lejano.

Según los valores promovidos, los e-sports propician el compañerismo y el trabajo en equipo, aunque ello no siempre ocurre así, pues en juegos como CS:GO hay trabajo en equipo, pero el COI no está de acuerdo con el uso de la violencia en el mismo, así como con otros videojuegos.

De manera que esto implica asuntos más complejos para abordar en un futuro; por ejemplo ¿qué es lo que se busca cultivar con las disciplinas de lucha en los practicantes de un deporte, ya sea e-sport o tradicional?

Si a través de la lucha (armada o no) se plantea un cultivo trascendente de valores asociados a la misma en el deportista, pues tendría que haber una revisión profunda en lo que se busca tanto en las disciplinas de combate tradicionales como en los e-sports cuya temática gire en torno a la lucha.

¿Los e-sports solo persiguen el beneficio económico?

Es una interrogación que no deja a nadie indiferente, especialmente a quienes desean proteger la tradición y el espíritu del deporte tradicional como la aspiración de un atleta hacia una condición trascendente de sí, no solo por su mejora física, sino también por los valores que practica para sí mismo y sus compañeros de equipo.

¿Y cómo proteger el espíritu de los deportes tradicionales en una era donde predomina lo que puede ser comprado, vendido o intercambiado? Pregunta difícil de responder y cuyas resoluciones no son siempre sencillas.

No basta con afirmar que los e-sports solo persiguen el beneficio económico. También en los deportes tradicionales han sido tristemente célebres los casos en que el beneficio económico de una compañía ha pesado demasiado sobre el espíritu de una disciplina deportiva, y hay ejemplos notorios de ello.

Por lo que es necesario abordar esta interrogante situándonos en el contexto actual para los deportes olímpicos y para los e-sports, y se hallarán resoluciones que sí puedan responder a lo complejo de nuestros tiempos.

Print Friendly, PDF & Email