A medida que vamos haciendo vida en una casa iremos acumulando toda una serie de trastos que no sabemos en dónde poner; de algunos de ellos nos podremos deshacer, mientras que otros los querremos guardar por si acaso nos hacen falta.

Si hemos llegado a un punto en el que la situación es insostenible, siempre nos podemos decantar por el alquiler de trasteros: es decir, por una posibilidad de conseguir un espacio extra en cualquier momento.

¿Qué ventajas tienen estos trasteros? A continuación te las desvelamos.

Razones para alquilar un trastero en tu ciudad

La ventaja más obvia es la de la posibilidad de liberar cierto espacio de nuestro hogar. Puede que tengamos un mueble que ahora mismo no podamos usarlo, pero que pretendamos hacerlo de cara al futuro o bien que no nos queramos deshacer del mismo por cuestiones sentimentales, así como cualquier otro objetivo. En estos trasteros podremos tener el espacio disponible indefinidamente (siempre y cuando sigamos pagando por él).

También son una buena solución empresarial; para que las diferentes entidades puedan guardar elementos de forma temporal (durante una mudanza, por ejemplo) o durante mucho más tiempo.

Economía: Quizá hace unos años, el hecho de alquilar un trastero se nos podía salir del presupuesto. Ahora, debido a que se ha incrementado la demanda de este tipo de servicio, podemos encontrar precios más o menos competentes. La idea es que lo alquiles en tu ciudad, más que nada para no tener que gastar mucho dinero en el desplazamiento.

¿Acceso directo en coche?: Si el presupuesto te lo permite, elige un trastero que te dé esta posibilidad. Una buena fórmula para poder cargar o descargar de forma cómoda, sin tener que enfrentarnos a escaleras, a ascensores demasiado estrechos en los que no nos cabe nada, así como cualquier otro tipo de inconveniente.

Seguridad: Si apostamos por un trastero vigilado, podremos estar seguros de que nuestras pertenencias se mantienen en las mejores condiciones. Suelen tener vigilantes que controlarán la situación, cámaras de seguridad, así como cerraduras infranqueables. La opción perfecta para dormir a piernas sueltas aunque nuestras cosas estén lejos, ya que siempre estarán en las mejores condiciones.

Espacio con buenas condiciones: Los administradores de los trasteros vigilados también se esfuerzan en conseguir un clima favorable en el interior de los mismos. De esta manera, no habrá olor a humedad, ni tendrán olor a gases de combustión. Son trasteros limpios, secos y sin ningún tipo de humedad, en los que se puede almacenar lo que queramos (salvo algunos artículos que nos indicará la compañía).

Mantenimiento: Además, estos trasteros son sometidos de forma exhaustiva a todo tipo de medidas de mantenimiento; por ejemplo, desratización, para evitar que los roedores puedan llegar a estropear nuestras pertenencias.

Ahora que ya conoces todo lo que estos trasteros pueden hacer por ti, analiza todas las cosas que tienes en tu casa o empresa para analizar si te convienen o no.

Print Friendly, PDF & Email