(PP Alhaurín) El Ayuntamiento respalda la moción popular sobre el rechazo a los hechos protagonizados por un grupo de radicales. El PP lamenta la incoherencia de IU, que aprueba la moción y luego la critica en la prensa, con argumentos idénticos a los de los violentos   15 de abril de 2014.-  El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre aprobó por unanimidad una moción en el Pleno de abril para condenar los actos violentos que tuvieron lugar el pasado 22 de marzo en Madrid y que causaron cuantiosos daños personales y materiales. La propuesta, que fue presentada por el grupo popular y aprobada por todos los partidos, expresaba además su reconocimiento y gratitud a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como los servicios de emergencia, por la profesionalidad y ejemplaridad mostradas en su labor. En el texto se recuerda que el día 22 de marzo tuvieron lugar una serie de acciones reivindicativas convocadas bajo el lema ‘Marchas de la dignidad’, que reunieron a muchos ciudadanos que legítimamente ejercían su derecho a manifestarse. Sin embargo, la participación en dichas manifestaciones de un grupo de radicales dio lugar a una serie de actos vandálicos que causaron graves daños materiales y atentaron contra la integridad física de las personas, lo que precisa de una condena firme y unánime por parte de toda la sociedad, grupos políticos y agentes sociales. Ante la gravedad de estos hechos y otros análogos sucedidos con anterioridad tanto en Madrid como en otros lugares, se hace necesario hacer público un reconocimiento a todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como a los servicios de emergencia, que intervienen en el restablecimiento del orden y la seguridad de las personas. El secretario del PP de Alhaurín de la Torre, Salvador Herrera, agradece que la moción recibiera el respaldo de todos los grupos políticos de Alhaurín, por lo que no se entiende que, poco después, Izquierda Unida criticara la presentación de esta moción esgrimiendo unas razones vacías e incomprensibles, que en el fondo lo que hacen es justificar esa violencia. Hablar en este sentido de ”violencia de Estado”, como hace IU, es emplear los mismos argumentos que utilizan los radicales para justificar sus agresiones. ”Es lamentable que haya partidos que sean incapaces de aceptar los resultados que democráticamente salen de las urnas. Hay grupos que, cuando la izquierda no gobierna, se dedican a incendiar las calles. ¿De qué lado está IU?”, critica Herrera.