“No hay ninguna nueva circunstancia que haga pensar que algo ha cambiado desde que el gobierno de la Junta de Andalucía se opusiera a un dragado a la vista de los informes técnicos”. Así se ha referido Ignacio García, diputado de Izquierda Unida por Cádiz en el Parlamento andaluz, en relación a la polémica suscitada en torno a las demandas de ciertos sectores para profundizar el dragado del Guadalquivir.
Tal como sostiene nuestro parlamentario, IU mantiene la misma postura de oposición que ha mantenido hasta ahora ya que “un dragado extra podría suponer un aumento de la salinidad del río” debido a la entrada del agua del mar en la cuenca “además de la turbidez de sus aguas”. El aumento de la turbidez “trae consigo que no penetre la luz solar [y que] no haya fotosíntesis”, lo que supone que se agote el oxígeno y, por tanto, la vida de cualquier tipo. Además, contribuye a que los sedimentos colmaten con más rapidez el lecho del río, lo que pone en peligro la cría de alevines y reduce la diversidad biológica.
Ambas razones “tendrían un terrible impacto negativo en la agricultura de la ribera del río y en la pesca,” no necesariamente fluvial, advierte Ignacio García quien también alerta de los efectos que acarrearía sobre el ecosistema que constituye el estuario del Guadalquivir e incluso, añade “con un impacto negativo sobre el Coto de Doñana”.
Para Izquierda Unida de Andalucía “no se explica el afán de ciertos poderes fácticos sevillanos por tener un puerto antinatural cuya efectividad económica es mucho más que dudosa” teniendo en cuenta que existen puertos cercanos como el de Cádiz, Algeciras o Huelva.
También es preocupante para Izquierda Unida que, en un momento en el que la UE se replantea determinadas inversiones por la bajada de presupuesto derivada de la crisis económica, “haya sectores empecinados en esta inversión máxime cuando existen proyectos de mayor importancia” como por ejemplo la terminal de contenedores del Puerto de Cádiz, el enlace ferroviario del Bajo de la Cabezuela o la línea del ferrocarril Algeciras – Bobadilla.

Print Friendly, PDF & Email