La Junta de Andalucía ha constituido hoy la Mesa Provincial de Producción Ecológica en Málaga con el objetivo de potenciar el sector ante la próxima aprobación del III Plan Andaluz de Producción Ecológica Horizonte 2020 después de que el Consejo de Gobierno iniciara su tramitación el pasado mes de marzo.

Durante el acto de constitución de la Mesa, el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Javier Salas, ha subrayado que en la provincia de Málaga existen 37.769 hectáreas dedicadas a cultivos ecológicos, según datos de finales de 2015. Junto a la superficie de pastos, praderas y forrajes, destacan el olivar, frutos secos, cítricos y cereales.

Javier Salas ha indicado que el nuevo marco europeo “prima los cultivos que respeten el medio ambiente, que sean buenos para la salud del consumidor, por lo que estamos ante un sector de futuro en Málaga y en Andalucía”.

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha indicado que “el mercado demanda cada vez más productos ecológicos, por lo que tenemos que aportar diferentes puntos de vista y escuchar al sector para, entre todos, promover y potenciar esta actividad”.

La Mesa Provincial de Producción Ecológica de Málaga está formada por las delegaciones territoriales de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio; el IFAPA; las organizaciones agrarias UPA, COAG y ASAJA; representantes de los sectores de transformación y producción; representantes de las cooperativas y de organizamos de control ecológico; y los Grupos de Desarrollo Rural de la provincia.

Javier Salas ha indicado asimismo que el número de operadores en agricultura ecológica en Málaga es de 1.459, mientras que las actividades industriales ecológicas en la provincia de Málaga asciende a 284 y el número de cabezas de ganado dedicadas a la ganadería ecológica es de 34.770, la mayoría del sector ovino.

El III Plan Andaluz de Producción Ecológica 2013-2020 prevé una inversión superior a los 300 millones de euros destinados a dos líneas estratégicas fundamentales: la organización del sector de producción ecológica y el fomento del consumo y la comercialización.