Los actos, que comenzaron ayer con la exhibición de dos cortometrajes y un debate, continúan esta tarde con el acto central y una concentración silenciosa en la plaza de España

 

Hoy, 25-N, fecha en la que se celebra el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Alhaurín de la Torre está siendo protagonista de numerosos actos de sensibilización que vinculan a toda la sociedad: autoridades, asociaciones de mujeres, estudiantes de Secundaria y personas a título particular. La principal novedad del programa de actos estaba fijada para esta mañana, a las nueve y media, con una multitudinaria ‘Marcha Violeta’ que ha recorrido cinco kilómetros de la travesía urbana, en el tramo comprendido entre la plaza de España (avenida Cristóbal Colón) y la entrada a la urbanización El Lagar (avenida de la Democracia), en sentido ida y vuelta.

 

Decenas de personas han secundado esta caminata, en la que no se exhibieron lemas ni pancartas, dado que la forma de protesta silenciosa contra la violencia de género estaba enfocada más al aspecto deportivo. Las camisetas de color morado que han exhibido los y las caminantes han sido donadas por la Obra Social de Unicaja, mientras que las azules que lucía el alumnado de Secundaria participante es cortesía del Club Baloncesto Alhaurín de la Torre. La comitiva estaba encabezada por el alcalde, Joaquín Villanova; la concejala de Igualdad, Isabel Durán; numerosos concejales y concejalas del Equipo de Gobierno y de la Oposición, así como las integrantes de las tres asociaciones de mujeres de la localidad (Abogada Victoria Kent Siano, AMAT y Mujeres por la Alegría), personal del Centro de la Mujer y del Área de Igualdad, así como estudiantes y ciudadanas en general.

 

La colorida marcha de protesta se ha prolongado por espacio de una hora y ha transcurrido con total normalidad, habida cuenta de que se ha ocupado únicamente la acera de la travesía, por lo que no ha afectado al tráfico rodado en ningún momento. A su término, las autoridades y dirigentes de las asociaciones se han acercado al Centro de Salud y a los institutos de ESO de la localidad para atender las mesas informativas allí instaladas, para continuar la campaña de sensibilización entre la población en general y la juventud en particular. El personal del centro sanitario ha entregado también unas hojas que sirven de guía para detectar los maltratos a la mujer y las dificultades para identificar la violencia de género.

 

En los centros de Secundaria, además, se han repartido pulseras reivindicativas en lugar de los típicos lazos blancos propios de este día. En el IES Capellanía, una representación del alumnado ha leído un manifiesto en el salón de actos, acompañados por el director, José Luis Tricio, y por las concejalas Isabel Durán y Teresa Álvarez, responsable de Educación, mientras que en el resto de centros también se han llevado a cabo acciones similares.

 

Además, se ha hecho hincapié en que los últimos estudios demuestran que entre la adolescencia está creciendo el número de casos de discriminación, con preocupantes brotes de machismo y violencia contra las chicas, así como distintas fórmulas del creciente ciberacoso y control a las chicas a través de redes sociales y whatsapp.

 

 

Los actos del 25N arrancaron ayer por la tarde en el Centro Cultural Vicente Aleixandre, con la proyección de dos cortometrajes y un posterior debate en torno a la violencia de género. La organización corrió a cargo de AMAT y el Banco del tiempo con la colaboración del Centro de la Mujer y la Concejalía de Igualdad.

 

El primer corto se titulaba ‘Desenfocada’, que muestra una realidad tristemente muy común y donde es fácil introducirse en la historia. Juan y Ana son pareja, viven juntos y están teniendo una conversación cotidiana. En el momento en el que ella anuncia que va a salir con sus amigas, el mecanismo del maltratador se pone en marcha. Juan le pide que se quede con él, le hace ver lo “malas” que son sus amigas, que realmente no le quieren, que él cambia sus planes con tal de estar con ella… Cuando ve que eso no funciona, le hace daño.

 

El otro corto, ‘El orden de las cosas’, trata de forma muy metafórica el maltrato. Va directo a las sensaciones, al miedo y al dolor; cómo se vive el maltrato de género en una familia y a la impotencia que supone sufrirlo. Tras las proyecciones, se procedió al debate. En la mesa se sentaron la concejala y diputada provincial, Marina Bravo; la concejala de Igualdad, Isabel Durán; Mª Ángeles Yepes, abogada del Centro de la Mujer de Alhaurín de la Torre y María Fernández Bravo, presidenta de AMAT, quienes propusieron temas a los asistentes, los cuales se mostraron muy participativos aportando anécdotas o planteando dudas. Entre los temas que se trataron, estuvieron la agresividad verbal, la violencia de género en la adolescencia, la educación machista que han recibido algunas mujeres, las desigualdades sociales y laborales, la pérdida de valores en el hogar y la escuela o la influencia de la televisión e internet en los comportamientos sociales.

 

Las celebraciones oficiales continúan esta tarde:A las 17 horas comenzará la ofrenda floral ante la placa de homenaje a las mujeres víctimas de amos tratos, en la avenida Cristóbal Colón, a la altura de Jardines de Alhaurín. Una hora más tarde, la comitiva oficial se trasladará al Centro Cultural, donde tendrá lugar el acto central del 25-N. En primer lugar, el alcalde, Joaquín Villanova, ofrecerá el discurso institucional; luego intervendrán las presidentas de las tres asociaciones de mujeres; y a continuación se llevará a cabo la representación teatral ‘Resilencia’, a cargo del alumnado del instituto Capellanía y el Centro de Artes y Música Moderna (CAMM) ‘Maestro Puyana’. Por último, se realizará la entrega de premios a las ganadoras del VII Concurso de Relatos para Institutos y del VI Certamen de cartas escritas por una mujer.

 

A las ocho de la tarde, tendrá lugar una concentración silenciosa en la plaza de España -no en la plaza de San Sebastián, como hasta ahora-, donde se encenderán velas blancas y se soltarán globos en recuerdo de las víctimas de la violencia de género, gesto que ha sido programado por primera vez