Las obras supondrá la creación de una pista polideportiva, un parque  infantil y un parque biosaludable para mayores, en una superficie de unos 1.200 metros cuLa Concejalía de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre está llevando a cabo una actuación para dotar de una nueva zona deportiva y recreativa a la urbanización Retamar, concretamente en la parte norte de ese sector del casco urbano. Los trabajos arrancaron hace unos días y supondrán en concreto la construcción de una pista polideportiva, un área de juegos infantiles y un parque biosaludable para mayores, según explicó el edil responsable del área, Salvador Herrera.
Para ello, se está aprovechando la superficie de una antigua pista sin dotar frente al conjunto residencial Campanario de Retamar, con una extensión de unos 1.200 metros cuadrados. El proyecto plantea la división de este espacio en tres áreas diferenciadas para habilitar cada uno de estos equipamientos. Los operarios ya han levantado parte de los muros perimetrales, y se está procediendo también a adecuar los accesos al recinto desde las calles adyacentes, eliminando barreras arquitectónicas y facilitando el paso de personas con problemas de movilidad.
El área más extensa, de unos 800 metros cuadrados, se utilizará para habilitar una cancha para la práctica de fútbol y baloncesto al aire libre, mientras que el parque infantil y el parque biosaludable ocuparán cada uno sobre 200 metros cuadrados. Una vez terminadas las obras, se dotará al recinto de las correspondientes porterías, canastas, aparatos de juego y aparatos de gimnasia para mayores. En total, la inversión asciende a unos 50.000 y la previsión es que los trabajos finalicen a lo largo del mes de febrero.
Salvador Herrera destacó que con esta intervención se atendía una de las principales reivindicaciones de los vecinos de Retamar II, con un equipamiento que vendrá a sumarse a la amplia red de pistas polideportivas y parques infantiles y para mayores en todas las barriadas y urbanizaciones de Alhaurín de la Torre.
adrados. La inversión ronda los 50.000 euros

Print Friendly, PDF & Email