La obra, que supone una inversión de 35.000 euros, afecta a la calle José María Pemán y corresponde a la segunda fase del proyecto que se inició en Manuel de Falla y Rosario Pino. Se instalará una nueva tubería de 156 metros.

La empresa municipal Aqualauro, dependiente de la Concejalía de Aguas del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, ha iniciado la segunda fase de un proyecto para mejorar la capacidad del sistema de pluviales del casco urbano, con el objetivo de aliviar la red que desvía el agua de lluvia por el arroyo Blanquillo. El alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal responsable del área, Gerardo Velasco, han supervisado esta mañana los trabajos, que comenzaron hace algunas semanas y que se desarrollan en concreto en la calle José María Pemán.
Se trata de una nueva fase de la actuación que afecta al barrio de la Alegría y que comenzó con la renovación de las infraestructuras de las calles Manuel de Falla y Rosario Pino, la cual supuso una inversión aproximada de 80.000 euros. Los trabajos que ahora están en marcha tienen un coste de otros 35.000 euros, según ha explicado el propio alcalde, quien ha recalcado la importancia de estas obras para garantizar el correcto funcionamiento del sistema para la evacuación de las aguas pluviales en el casco urbano de Alhaurín de la Torre.
En concreto, se está colocando una nueva tubería de 156 metros de longitud y 800 milímetros de diámetro. La mencionada canalización se completará con la instalación de rejillas y servirá para recoger el agua de lluvia que baja desde todo ese sector (en el entorno de El Limón) y conducirla hasta el denominado arroyo de la Zorrera. En estos momentos, los trabajos se encuentran ya a más del 30%, se han levantado zanjas y se han colocado algunos tramos de tubería.
El primer edil recordó que la localidad cuenta fundamentalmente con tres arroyos a donde van a parar las pluviales en el casco urbano: el de la Zorrera, el del Gato y Blanquillo, y remarcó la necesidad de descargar este último con la ejecución de proyectos como el que ahora está en marcha. En este sentido, indicó que está en estudio una tercera fase para habilitar más infraestructuras de recogida en la zona alta de El Limón.

Print Friendly, PDF & Email