image

Cerca de 5.000 niños y niñas de todos los colegios de infantil y primaria participarán en las clases, en las que aprenderán las normas básicas que tienen que cumplir como peatones, pasajeros de vehículos o conductores

Cerca de 5.000 escolares de Alhaurín de la Torre participarán en una nueva edición de la campaña de educación vial que ha puesto en marcha un año más la Policía Local. Las clases han comenzado esta misma semana en el Centro de Enseñanza de Tráfico del municipio, y se prolongarán hasta final de curso. A lo largo de los siguientes meses, niños y niñas de todos los colegios de Alhaurín irán pasando por estas instalaciones, donde reciben lecciones teóricas y prácticas por parte de los agentes.

El proyecto, que impulsa la Concejalía de Seguridad Ciudadana que dirige Salvador Herrera, tiene por objetivo que la población en edad escolar se familiarice con las normas de tráfico, tanto desde el punto de vista del peatón, como del del conductor o pasajero de un vehículo. Va dirigida a los alumnos y alumnas de los cursos de infantil y primaria, quienes, además de aprender las reglas básicas de la educación vial, pasan una divertida jornada en estas instalaciones, inauguradas por el Ayuntamiento hace ahora un año.

Cada día de la semana será un curso diferente de alguno de los colegios el que pasará por este circuito pionero en la provincia. Las clases se han estructurado en dos partes: una primera de carácter teórico en la que a los jóvenes se le da una charla y se proyecta un vídeo explicativo en el aula del centro, y una segunda en la que ponen en práctica lo aprendido. Para ello, se cuenta con un equipo de 15 bicicletas para los escolares en edad infantil y seis coches a pedales para los de primaria.

Con la protección del reglamentario casco, los ciclistas y conductores recorren la pista, haciendo caso a las respectivas señales viarias y semáforos, y a las indicaciones de la policía, mientras otro grupo hace el papel de peatones. Este centro se ubica en la avenida del Mar Cantábrico y se trataba de un proyecto que había sido muy demandado por la comunidad educativa de Alhaurín, para fomentar el aprendizaje de las normas de circulación. Ocupa una parcela de unos 988 metros cuadrados y se divide en dos partes: un circuito y un aula docente. El circuito se configura como una pista de 270 metros de longitud, con calles de entre 1, 5 y 3 metros de anchura hechas con piso de hormigón. Dentro se ubican los correspondientes semáforos y señales viarias, tanto horizontales como verticales.

La campaña de educación vial se viene realizando en Alhaurín de la Torre desde hace prácticamente dos décadas por parte de la Policía Local. Antes de la construcción de este centro, las clases se llevaban a cabo en circuitos provisionales que se habilitaban para la ocasión en pistas polideportivas o en los patios de los mismos colegios, siempre con la intención de formar a los más jóvenes en el ámbito de la circulación y el tráfico para que sean conductores y peatones responsables.

Print Friendly, PDF & Email