(Esteban López/Responsable Organización UPyD) Desde el Consejo Local de UpyD en este municipio,  queremos hacer algunas valoraciones y resaltar algunos hechos que hemos sacado en conclusión y que no tienen otro objeto que servirnos de base a la hora de hacer una somera reflexión sobre las mismas.

1.- Estas Elecciones Europeas, por su menor participación y por el distrito electoral nacional, proporciona una gran oportunidad a partidos nuevos o emergentes. Por ello no deben extrapolarse mecánicamente los resultados a otras de caracter autonómico, municipal o general.  Por tanto, a sus resultados en general, no conviene aplicar ni excesiva euforia ni exceso de preocupación.

2.- A nuestro entender consideramos como resultados más relevantes:

2.1.- El principio del fin del bipartidismo, al no llegar PP y PSOE sumados ambos al 50% . Ello es un resultado histórico.

2.2.- La irrupción del partido populista de izquierda Podemos, una versión española del populismo euroescéptico con un lenguaje de izquierdas y con tendencias claramente antisistema, anclado en el 15 M y sus derivados, y en su admiración por Cuba y Venezuela. Paradójicamente, el éxito de Podemos ha venido a demostrar que formamos parte de Europa, con nuestro propio Beppe Grillo eurofóbico, antisistema y ruidoso.

2.3.- En Cataluña, el debilitamiento de PSC y PP, junto con el pobre resultado allí de C’s que ha quedado por debajo de ambos, ha convertido en ganador relativo a ERC pero sin haber conseguido la imparable marea separatista que algunos anunciaban.

3.- Estas elecciones han inaugurado un ciclo electoral de año y medio, que seguirá con las elecciones autonómicas y municipales de Mayo de 2015 y concluirá con las generales de Noviembre de ese mismo año. Este ciclo plantea el gran interrogante de si seguirá el hundimiento del bipartidismo, si se mantendrá el éxito del populismo antisistema de Podemos(o el de algunos otros émulos que pudieran asomarse al mapa político actual), si el separatismo progresa o se estanca tanto en Cataluña como en el País Vasco, y por supuesto, el ritmo y alcance de nustro propio crecimiento. En 2015 también se resolverá la duda sobre si un resultado pobre de PP y PSOE les va a conducir a la ya famosa “gran coalición”, que en la práctica, ya ha comenzado oponiéndose a cualquier reforma seria del Estado y a las medidas de regeneración democrática que insistentemente desde UpyD se les viene planteando durante toda la legislatura actual.

4.- De estas elecciones,  UpyD sale con un perfil especial:  Ni formamos parte del sistema de partidos de la Transición, ni de los nuevos partidos emergentes (beneficiados directamente de un gran apoyo mediático y del hueco abierto por la crisis del bipartidismo). También estamos fuera del ámbito “tertuliano” propio de Podemos o Ciudadanos ( e incluso de Vox), es decir, partidos identificados con personas famosas de las tertulias más cotizadas como Pablo Iglesias o Javier Nart, que como los viejos partidos dependen de sus propios medios concertados.

A diferencia del votante de estas candidaturas, se confirma que el nuestro aprecia la calidad del trabajo hecho en las instituciones, los esfuerzos por mejorar la propia transparencia, la coherencia, y la solvencia de programas e iniciativas.  Indudablemente, es un universo de votantes mucho menos numeroso del de quienes siguen la actividad política a través de la radio y la TV y sus tertulias o a través de las cuentas más ruidosas de las redes sociales.

Sin duda, los nuestros son valores políticos  más difíciles de transmitir a quienes no siguen la política en las instituciones o directamente la desprecian, pero también más sólidos y, en realidad, es la forma de política antipopulista e institucional que desde el principio ha constituido el proyecto regenerador de UPyD.  Nadie dijo que sería fácil ni rápido, y seguramente es mejor que no lo sea: de lo que se trata es de que sigamos trabajando y pensando en cómo podemos hacerlo mejor para llegar a más ciudadanos pese a los obstáculos ya conocidos.   Así hemos conseguido crecer pese al maltrato mediático y las barreras de acceso del sistema político.  Finalmente, dejar constancia de que los resultados han sido históricos para UPyD:  la primera vez que progresamos en la totalidad de las CCAA, doblamos votos respecto a las europeas anteriores y cuadriplicamos la presencia de nuestros respresentantes en Europa.

En lo que respecta a Alhaurín de la Torre, se han confirmado todos los sondeos y encuestas de algunos partidos, y el avance de UPyD ha sido espectacular al quedar como 3ª fuerza política a un millar de votos tanto del PP como del PSOE.  Igualmente su porcentaje 13’61 le ha confirmado como el tercer municipio de sus características a nivel estatal, donde UpyD ha tenido un mayor porcentaje de votos. Con ello se confirma que los ciudadanos han sabido valorar y respaldar con sus votos el trabajo realizado por nuestra Agrupación.

Print Friendly, PDF & Email