En las principales ciudades de España, se está volviendo tendencia un movimiento social alarmante. Se trata de los okupas, que buscan lugares no habitados para hacer uso de los mismos. Sin importar los motivos que alegan, la okupación de una propiedad no tiene basamentos legales firmes. Descubra un método para sacar a los okupas de su vivienda o propiedad, rápido y fácil.

El movimiento okupa y sus efectos en Madrid y Barcelona

Antes de entrar en materia, es importante conocer qué es un okupa y cuáles son sus objetivos. El movimiento Okupa está conformado por personas que, a modo de protesta social, toman propiedades desocupadas. Bien sean estos, terrenos vacíos, locales abandonados o casas sin dueño aparente. La idea es darles “mejor uso” a tales propiedades, como producción de cultivos, habilitación de viviendas o creación de guaridas.

En algunos casos, las viviendas y lugares “okupados”, han servido de centro de reunión para movimientos políticos, sociales o culturales. Se considera que, debido a las dificultades económicas, se debe defender a toda costa el derecho a la vivienda. Pasando incluso por encima de las leyes que fomentan el derecho a la posesión de una propiedad privada.

El movimiento Okupa no es nuevo. De hecho, se gestó desde la década de los 60, y se ha mantenido a diversos grados. Hay lugares fuera de España en los cuales se practica y tolera en demasía. La diferencia entre una ocupación legal y la “okupación”, es que esta última casi siempre va ligada a motivaciones políticas. También, se relaciona con la necesidad desesperada del individuo de hacer uso de una vivienda o de un local para su negocio.

Desalojo legal a un okupa

Antes de 1966, España no contaba con un código penal que especificara las medidas legales contra los okupas. En los años anteriores, el movimiento había gozado de cierta aceptación social que le confirió mucha fuerza. De hecho, se legalizaron muchísimas “okupaciones” de viviendas abandonadas para esa época.

Después de la creación de una figura legal más específica, comenzaron los litigios por las viviendas okupadas. En ellos se consideraba la cantidad de tiempo en abandono de la propiedad, así como el estado en que la mantuviera el okupa. Algunas veces, los jueces consideraban mejor dejar al nuevo habitante en el inmueble.

El proceso se convirtió en una discusión tediosa y lenta, aunque muy eficaz en cuanto al análisis de los factores relevantes. Por lo general, se logra llegar a la conclusión más justa, pero el veredicto final toma meses, o años. Por eso, desde la década de los 90, se ha percibido un auge en las okupaciones incomparable.

Consecuencias del ingreso de okupas

Lamentablemente, el tinte político o de protesta social con que se ha tomado el movimiento okupa ha afectado su objetivo principal en las últimas décadas. Por eso, la mayoría de los inmuebles okupados no reciben un buen trato de sus nuevos inquilinos. Y el constante aumento de los casos en las diferentes ciudades de España hace que sea difícil lidiar los casos.

Así que en el caso de tener una propiedad que resulte víctima de okupas, es necesario actuar rápidamente. Muchos se han confiado en la ejecución de desalojos sorpresas, permitidos por la ley española. Pero para obtener la autorización para ellos, puede ser necesario que pase un buen tiempo.

Durante el período de espera, el inmueble puede sufrir daños graves a manos de los okupas. Por esa razón, vale la pena contar con un medio eficaz y eficiente que proporcione soluciones legales al propietario.

Saque a los okupas de su propiedad rápidamente

Si han okupado su propiedad, puede recuperarla rápidamente. A pesar de que el sistema de justicia está saturado, puede contar con desokupacionlegal.com. En este sitio web podrá solicitar personal para la desokupación de su vivienda, su local o su terreno. Todo el proceso resulta rápido, legal y eficaz, en cualquier ciudad de España.

Entre los servicios que le ofrecen están los desahucios exprés, vigilancia de propiedades y venta de inmuebles desalojados. Incluso, pueden cobrar la renta a inquilinos morosos o limpiar la propiedad que ha sido okupada. Recupera tu vivienda sin conflictos jurídicos y sin volver a ver a los okupas en el inmueble que te pertenece.

Print Friendly, PDF & Email