Los tractores son los mejores amigos de los agricultores en todos los trabajos que conciernen el campo.

Estas herramientas con ruedas han evolucionado desde que han sido inventadas y siguen haciéndolo. Veamos cómo.

Evolución del diseño, de la cabina y de las luces

Claramente el diseño no influye en el funcionamiento de un tractor pero la sustitución de los materiales sí lo hace. Para un mejor comportamiento en caso de impactos se están sustituyendo cristales y chapas con materiales composites y policarbonato.

Al igual que en los materiales también se incrementan las funcionalidades de la cabina enfocando la comodidad, una mejor ergonomía, la  insonorización y la presurización.

La cabina cuenta con una visión de 360° o incluso puede girarse del todo y, con la realidad aumentada, se puede proyectar una holografía en el tractor en movimiento.

Por lo que concierne las luces, los vehículos llegarán a tener una luz día regulada con sistemas inteligentes.

Evolución del motor

Será muy difícil sustituir del todo la gasolina en el próximo futuro pero esto no significa que no se puedan desarrollar otras fuentes de energía que lleven a menos contaminación. Además, la curva de potencia se ha horizontalizado en los últimos años y, por lo tanto, no subirá la demanda de potencia.

Superar el límite de presión (2300 bares) ya no será posible. Probablemente se seguirá mejorando la inyección y se aumentará la presión de los turbos y se eliminarán los inconvenientes.

Los mapas motor se han generalizado y se elegirán de forma autónoma para optimizar el rendimiento y también serán memorizados los mapas de combustión para elegir el más conveniente.

Por lo que se refiere a Euro VI seguirá el avance de las restricciones contaminantes.

Evolución eléctrica

La última tendencia de los fabricantes de tractores se refiere al dotar a estas máquinas de motores eléctricos.

Son infinitas las actividades y los desarrollos que acompañan la instalación de motores eléctricos: en la agricultura de precisión, en los remolques con tracción eléctrica y en los volantes.

Cabe añadir que algunos progresos ya han sido hechos, especialmente por lo que se refiere a la parte informatizada. Actualmente existen unos sistemas wireless para pesar los materiales recogidos por los tractores que son de fácil instalación y que registran datos. Estos datos son enviados con Usb o con wireless a un software que, en cada momento, completa unos reportes sobre la tendencia del trabajo, especialmente en el sector de la carga y descarga de materiales.